FOTO: OMAR MARTÍNEZ /CUARTOSCURO.COM

Compartir

AFP

Estados Unidos terminó formalmente la política de asilo «Quédate en México» instaurada por el expresidente Donald Trump ante la creciente llegada de inmigrantes indocumentados a la frontera sur del país, informó el martes el gobierno de Joe Biden. 

Bajo el programa Protocolos de Protección al Migrante (MPP), decenas de miles de solicitantes de asilo, en su mayoría de Centroamérica, fueron enviados de regreso a México en los últimos dos años en espera de la resolución de sus casos.

«El MPP ya no es una herramienta necesaria o viable», dijo el titular del Departamento de Seguridad Interior (DHS), Alejandro Mayorkas, en un memorando.

Lee también: Joe Biden planea facilitar la inmigración legal hacia EU

Según su evaluación, el programa no mejoró la gestión de la frontera, ni sirve a los objetivos de atender las razones de la inmigración irregular.

Mayorkas dijo que el MPP no resolvió los problemas de seguridad. Añadió que que más de una cuarta parte de los inscritos en el programa fueron interceptados intentando cruzar nuevamente la frontera.

Tampoco agilizó los trámites, aún más retrasados con la pandemia de covid-19, que provocó el cierre temporal de los tribunales migratorios.

Unas 68 mil personas fueron regresadas a México tras en el marco de la política de Trump «Quédate en México», según cifras oficiales estadounidenses.

El MPP, anunciado en diciembre de 2018 por el gobierno de Trump y quedó asentado en un documento el 25 de enero de 2019. Sin embargo, fue suspendido apenas asumió el cargo Biden el 20 de enero de este año. 

Te puede interesar: EU reporta baja en cruce de migrantes menores de edad no acompañados

Luego, el 2 de febrero, Biden firmó un decreto instruyendo al DHS a revisar el programa. La Casa Blanca dijo entonces que el MPP había llevado «a una crisis humanitaria en el norte mexicano».

Mayorkas señaló que unos 11 mil 200 solicitantes de asilo inscriptos en el MPP ya ingresaron a Estados Unidos a tramitar sus pedidos en el marco de la primera fase de desmantelamiento del programa, que continuará implementándose. 

«Esta es una gran victoria. La política de retorno forzoso fue cruel, depravada e ilegal, y nos alegra que finalmente haya sido revocada», dijo Judy Rabinovitz, abogada de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), que había demandado esa política ante la justicia.

La ACLU y otros activistas insisten ahora en que Biden ponga fin al «Título 42», también de la era Trump, que permite expulsar a indocumentados que lleguen al país a raíz de la pandemia, aunque sean solicitantes de asilo.

ES DE INTERÉS |

Migración y frontera México-EU: una misión de doble filo para Kamala Harris

Biden propone a latino para comandar Servicio de Inmigración

Migración, corrupción y narco, temas entre EU y Guatemala

Biden quiere 861 mdd para frenar migración en Centroamérica

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir