Compartir

Luis León y Jonathán Nácar

No sólo las etiquetas de magnate, multimillonario, filántropo y uno de los inversores más influyentes del mundo definen a George Soros; el judío húngaro nacionalizado estadunidense, ha logrado amasar una fortuna calculada durante 2015 en más de 24 mil millones de dólares.

Además de haber detonado el “miércoles negro”, cuando el 16 de septiembre de 1992 se suscitó la quiebra del Banco de Inglaterra, y de encaminar el derrumbe de los mercados financieros en octubre 2008 con la ayuda del grupo bancario Goldman Sachs, Soros, de 86 años, ha encontrado en el financiamiento millonario de organizaciones no gubernamentales el camino directo para influir en las decisiones más trascendentales y en la conformación de políticas públicas de varios países. México no es la excepción.

Schwartz György, como es el nombre de nacimiento de este multimillonario, ha llevado su influencia al grado de que su organización, la fundación Open Society fue uno de los principales detractores de la campaña y eventual triunfo de Donald Trump de la presidencia de los Estados Unidos. Y a través del mismo organismo ha generado cuantiosos recursos –alrededor de 3.4 millones de dólares- para la promoción de la legalización de la mariguana en países de América Latina.

ES DE INTERÉS | 

La cacería contra el gobierno mexicano

La agenda de Soros en México, a través de la vinculación de Open Society con organismos nacionales, se ha traducido en el financiamiento de proyectos en materia de transparencia, lucha contra la impunidad, implementación de políticas de drogas, justicia, democracia y defensa de los derechos humanos, de las cuales se han visto beneficiadas organizaciones como  la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, el  Centro Prodh, el Centro de Análisis e Investigación Fundar, México Evalúa, el Instituto para la Seguridad y Democracia, IMCO, Mexicanos contra la Corrupción, el CIDE, así como el Centro de Colaboración Cívica, entre otras.

Aunque el interés detrás de las estrategias de financiamiento apuntan a una intención de influir y modular en los procesos y políticas públicas de los países en los que interviene, los verdaderos propósitos de Soros en México aún no se han vislumbrado de todo en un contexto en el que se aproxima el cambio de gobierno, y las implicaciones que ello conlleva para lo cual, muchos de sus contrarios auguran que cualquier cosa puede esperarse de un hombre que ha sido considerado como un especulador oportunista. Para tener una idea de la importancia que tiene su agenda, de acuerdo a sus reportes financieros de 2015, su fundación otorgó casi un millón de dólares a siete organizaciones mexicanas.

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir