Homicidios, una crisis transexenal que no cesa: informe

13 de Julio de 2024

Homicidios, una crisis transexenal que no cesa: informe

HOMICIDIOS

2 mil 185 ejecuciones se registraron durante 2019 en la ciudad fronteriza, esto de acuerdo a información proporcionada por la Fiscalía General del Estado. Comparado con 2018 que cerró con 2 mil 502, 2019 se fue con 315 muertes violentas menos. Diciembre de 2019 concluyó oficialmente con 148 asesinatos. La imagen corresponde a trabajo de agentes periciales en la ejecución de un hombre registrada en la calle Mutualismo de la zona Norte, el 28 de octubre, 2019. FOTO: OMAR MARTÍNEZ /CUARTOSCURO.COM

/

Omar Martínez

Foto: cuartoscuro
Foto: cuartoscuro

El Atlas de Homicidios de la organización México Unido Contra la Delincuencia advierte que en los últimos tres sexenios los homicidios se mantienen en “niveles alarmantes”.

La violencia homicida en el país se ha mantenido en “niveles alarmantes” en los últimos tres sexenios. Y aunque los asesinatos siguen al alza, la información confiable y disponible sobre el incremento de este delito, que en 2022 dejó más de 30 mil víctimas, se ha ido disminuyendo.

El quinto Atlas de Homicidios de la organización civil México Unido Contra la Delincuencia (MUCD) titulado “México 2022. Una crisis que no cesa” revela que el año pasado se registraron 31 mil 895 homicidios en el país, que dejaron un total de 27 mil 618 víctimas hombres, 3 mil 769 víctimas mujeres y 508 víctimas de sexo no identificado.

https://twitter.com/MUCDoficial/status/1733222122720284830

El 45% de los homicidios del año pasado, alrededor de 14 mil 307 asesinatos, se concentraron en cinco entidades encabezadas por Guanajuato, por cinco años consecutivos la entidad con más muertes violentas en el país; seguida del Estado de México, Baja California, Michoacán y Chihuahua.

Y fueron los municipios de Tijuana, Juárez, León, Celaya y Cajeme donde se focalizó el 16% de la incidencia de asesinatos. Si bien la cifra total de homicidios del año anterior significó una reducción del 9% respecto a 2021, la alta probabilidad de un subregistro en el número de delitos y víctimas es una de las principales preocupaciones que plantea el informe de MUCD.

PUEDES LEER: Reconoce AMLO problemas con los “homicidios”; aspira a bajar el 20%

Y es que a la par del aumento de la violencia homicida en el país, la disponibilidad y confiabilidad de la información sobre el lugar de ocurrencia, medio de agresión e identidad de las víctimas ha ido a la baja al menos desde 2016, y muestra de ello es que la categoría de víctimas ‘sin identificar’ en 2022 alcanzó su máximo histórico desde 1990.

En ese sentido el análisis señala que los errores en el registro y clasificación de los homicidios, “ya sea intencional o accidental”, pueden ocurrir en diferentes etapas del proceso por parte de los servicios médicos, los médicos forenses, el personal ministerial a cargo de documentar los datos.

E incluso entre los encargados del procesamiento de los datos tanto en el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) como en el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), que junto a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) son las instituciones encargadas de recopilar, sistematizar y publicar la información sobre los homicidios en el país.

PUEDES LEER: Desapariciones impiden calcular homicidios en México: expertos

En ese sentido, el incremento sistemático que al menos en las últimas tres administraciones han mantenido los homicidios se refleja en las más 300 mil muertes violentas que se registraron en los primeros cuatro años de los sexenios de Felipe Calderón, con un total de 69,879; con Enrique Peña Nieto sumaron 89,267, y en el mismo periodo de la actual administración de Andrés Manuel López Obrador ya se acumulan 142 mil 684.

Dentro de las particularidades detectadas en la actual administración, MUCD señala que la tendencia en el “deterioro de los registros y el aumento en el uso de categorías como muertes accidentales o muertes violentas de intención indeterminada”, obliga a tomar con reserva la supuesta disminución en el índice de homicidios con la que insiste el gobierno de la 4T.

“La falta de claridad en los datos de algunas entidades genera reservas en nuestra interpretación de las tendencias observadas, así como la existencia de márgenes amplios que dificulta confiar en las cifras que se reportan”, advierte el informe.

SIGUE LEYENDO |

Reportan un promedio de 91 homicidios diarios

Despuntan homicidios y secuestros de mujeres

Homicidios ya son primera causa de muerte en Colima

Te Recomendamos: