Hacia una discusión sobre los impuestos al tabaco

25 de Mayo de 2024

José Luis Clavellina Miller Leslie Arely Badillo Jiménez

Hacia una discusión sobre los impuestos al tabaco

columna fiscal

Leslie Arely Badillo Jiménez - José Luis Clavellina Miller

El precio promedio de una cajetilla de cigarros en México ronda los 71 pesos. Este monto incluye, además del precio del producto, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Especial sobre la Producción y Servicios (IEPS), ambos gravan a los bienes que no son de primera necesidad.

Los impuestos especiales como el IEPS permiten mitigar las externalidades e internalidades negativas que causa el consumo de tabaco, tales como el cáncer pulmonar, el infarto agudo de miocardio, el enfisema y daños ambientales, por mencionar algunas. El IEPS al tabaco incluye una tasa de 160% sobre el precio de producción más una cuota específica de 0.6166 pesos por cigarrillo en 2024.

Sin embargo, estos impuestos se encuentran por debajo del mínimo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien difundió una serie de medidas a partir del paquete técnico MPOWER (por sus siglas en inglés). Este acrónimo agrupa recomendaciones y parámetros que se resumen en: Monitoreo (M); Ambientes 100% libres de humo (P); Tratamiento de la dependencia a la nicotina (O); Advertencias sanitarias (W); Prohibición de la publicidad, la promoción y el patrocinio (E); e Impuestos y precios (R). México se comprometió a implementar acciones específicas al respecto ser país signatario del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco desde 2003.

En materia de Monitoreo e Impuestos y Precios, hacen falta encuestas recientes y periódicas que analicen el consumo de tabaco en jóvenes de 13 a 15 años; y en el caso de los impuestos, no se ha alcanzado el mínimo de 75% del precio total de la cajetilla sugerido por la OMS para desincentivar el consumo de tabaco en la población, pues, de acuerdo con el último Informe sobre el control del tabaco en la Región de las Américas 2022, estos apenas representan el 67.6% del precio. Es decir, se requieren 7.4 puntos porcentuales para lograr el mínimo recomendado. Aunque la cuota por cigarrillo se actualiza anualmente por inflación, sólo lo hace por el monto específico que entró en vigor en 2011, es decir, no se ha incrementado en términos reales.

¿Cuánto podría reducirse el consumo de tabaco si se elevan los impuestos? Para ayudar a responder esta pregunta, el CIEP cuenta con un Simulador de IEPS al Tabaco, con el que se pueden crear escenarios sobre la política fiscal aplicada al consumo de cigarros. Por ejemplo, un aumento en el componente específico del IEPS a cigarrillos de 0.6611 a 1.328 pesos, permitiría obtener el mínimo de 75% de impuestos en el precio del tabaco propuesto por la OMS. Asimismo, para cubrir los costos totales del tabaquismo en el país, haría falta aumentar 5.3 veces el componente específico de IEPS a más de 3 pesos por cigarro.

El CIEP identifica que ante el aumento de 10% en el precio de los cigarrillos, el consumo disminuiría en 4.2%. Aunque el aumento de impuestos es considerado como la medida más costo-efectiva por su rápido impacto en la reducción del consumo de tabaco y su relativamente fácil implementación, debe complementarse con medidas de atención a la salud y políticas de cesación y combate a las adicciones.

La Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos (2023), señala que en el país 14.3 millones de personas (15.3% de la población) fuman tabaco; 90.5% de la población apoya las leyes que prohíben fumar en lugares públicos y 82.5% las que prohíben totalmente la publicidad de los productos de tabaco. Con el objeto de reducir el consumo de tabaco y contar con mayores recursos para financiar los servicios públicos de salud en México, es tiempo de revisar el esquema fiscal aplicado al tabaco. Para conocer más de este tema visita: https://impuestosaltabaco.ciep.mx/

Te Recomendamos: