Compartir

Víctor Sánchez Baños

Nada hay más injusto que buscar premio en la justicia.

Cicerón (106 AC-43 AC) Escritor, orador y político romano.

Los líderes de los partidos políticos acusan de parcialidad a la Suprema Corte de Justicia por negarles la presentación de sus preguntas para una consulta popular durante el proceso electoral del primer día de junio del año próximo.

Una actitud hipócrita. Al momento de presentar sus preguntas sabían perfectamente que NO tendrían el aval de la Corte, ya que violaban la Constitución.

Ya en este espacio hemos sido claros sobre este tema y adelantamos que las cuatro preguntas, la del PRI, sobre las plurinominales; la del PAN sobre el salario mínimo y de la izquierda conformada por el PRD y MORENA, sobe la reforma energética, no prosperarían.

Los dirigentes de esos partidos, supuestamente apoyados por abogados constitucionalistas, sabían que se trataba de un acto cosmético, sin nada de fondo.

Para Morena, de Andrés Manuel López Obrador y Marti Batres, así como para el PRD, de Jesús Zambrano, en aquel entonces, representaba que sus electores no se sintieran abandonados o traicionados luego de la campaña que hizo la izquierda para cuestionar la reforma Energética.

Para el PAN, en aquel entonces encabezado por Gustavo Madero, el pedir un salario mínimo digno, que incluso resintió la crítica de los empresarios que cotidianamente son sus aliados, no tendría el fundamento constitucional.

En lo que respecta a la pregunta del PRI, de César Camacho, sobre los plurinominales a fin de disminuir su número, una demanda popular pero poco práctica en los efectos legislativos, ya que esta decisión es única del Legislativo y lo pueden transformar en cualquier momento, no es materia de una consulta popular.

MORENA y el PRD, este tema era un asunto electorero y no perder a sus seguidores. Lo que respecta al PAN, simplemente tratar de atraer simpatizantes y tratar de rebasar a la izquierda por la izquierda.

Y, por lo que toca al PRI, sabiendo perfectamente que sus oponentes no tendrían el reconocimiento de la Corte, estratégicamente y para no dejar a la SCJN como un aparato del partido en el poder, hace una pregunta para la consulta, sin fundamento pero para que también fuera rechazada. Así fueron todos parejo.

Claro está que la decisión de la Corte en las cuatro preguntas, fue obvia y estaba justificada en decisiones de la Constitución. Nada más. Así que la SCJN no tiene la culpa de las manobras políticas de los partidos. Estos son los que en su afán protagónico y electorero pretenden exhibir al Máximo Tribunal como faccioso o partidista. Su decisión fue técnica.

PODEROSOS CABALLEROS.- A no ser por los ecos de la crisis de Ayotzinapa, el envío de la Ley de Obra Pública es importante para el sector productivo del país. El fin de esa iniciativa es obtener menores costos e incrementar los mecanismos de eficacia, eficiencia, transparencia y honradez en el manejo de los recursos públicos. Sin embargo, en esa ley impulsada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, que encabeza Gerardo Ruiz Esparza, deberá tener un mecanismo para evitar que las obras se incrementen por costos financieros de financiamiento. Esto significa que la Secretaría de Hacienda debe pagar en tiempo y forma a los Estados para que éstos hagan lo mismo con sus proveedores. Es un crimen que el gobierno licite una obra, la inicien  pero que al final de cuentas tarden en pagar sus deudas, ya que ello incrementa los costos de la infraestructura. Los ganones son los bandos que financian a los proveedores y esto se refleja en el precio fnal. Pagar a tiempo es la clave, *** En Chihuahua, entidad gobernada por César Duárte, la Planta de Beneficio de Minerales del Complejo Minero San Julián generará inversión por 520 millones de dólares que beneficiará al municipio de Guadalupe y Calvo y generará más de 3 mil empleos en su etapa inicial. Duarte Jáquez, anunció que hay otros 10 proyectos de tamaño similar, por lo cual en este municipio se podrían generar 30 mil empleos bien pagados, sólo en el rubro de minería.

RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL.- Fuller Cosmetics, de Rick Goings, Chairman & CEO de Tupperware Brands, presentó la iniciativa global “Cadena de Confianza” en México, cuyo objetivo es empoderar a las mujeres para descubrir su potencial de liderazgo en los ámbitos personal y profesional. El propósito de esta iniciativa recae en la importancia que tiene Fuller Cosmetics en la vida de alrededor de sus 400 mil comisionistas independientes. La comercialización de sus más de 1,000 productos genera un impacto financiero significativo, que deriva en una venta promedio de 4 millones de unidades cada quincena.

Comunícate: vsanchezb@gmail.com

Twitter, Facebook, Printerest: vsanchezbanos

Compartir