Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Una mujer, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, será la próxima secretaria de Educación, sustituyendo la próxima semana a Delfina Gómez. Y a diferencia de otras carteras, dicen los que saben, tiene una baraja para escoger, y de ahí podrá dar señales para el 2024.

Oséase, si escoge a Rosaura Ruiz, la secretaria de Educación, Ciencia y Tecnología de la Ciudad de México, su delfín, Claudia Sheinbaum, habrá recibido un monumental espaldarazo. Si va por Raquel Sosa, quien dirige el desastre de las universidades Benito Juárez, será una pésima señal, pero consistente con sus obsesiones de acelerar la destrucción del sistema de educación pública.

Si se inclina por Bertha Luján, con quien está muy agradecido políticamente, sería otra carta que mencionan los enterados, aunque tiene como punto negativo que su hija Luisa María Alcalde es secretaria del Trabajo; otra carta la representa María Elena Álvarez-Bullya, la directora del Conacyt.

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2022

Compartir