Compartir

María Idalia Gómez y Elizabeth Hernández

Desde hace dos meses comenzaron a mostrarse las alertas sobre el crecimiento acelerado de la pandemia en la Zona Metropolitana del Valle de México, pero no se reconoció públicamente, ni se adoptaron todas las medidas para frenarlo.

Ahora el gobierno federal debió aceptar que enfrenta esta nueva crisis sin personal médico suficiente, con recursos limitados y con una tendencia que no se podrá revertir hasta enero.

Para poder dar atención a los pacientes, proyectan que se necesitarán 9 mil 600 camas totales, 17% más que las estimadas durante el verano, que deberán ser atendidas por una planta base de, al menos, 300 especialistas y otros mil 500 profesionales de la salud; el problema, como reconoció esta tarde el subsecretario Hugo López-Gatell es que no se cuenta con ese personal.

En medio de la crisis, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum lanzó un mensaje en que calificó estas medidas como necesarias y pidió a la población un esfuerzo extraordinario ante el cierre económico de la capital, mientras que las autoridades federales advirtieron que de no revertirse la tendencia a principios de año podrían aplicarse restricciones más severas.

Médicos consultados de 7 hospitales Covid (la Raza, Nacional de Enfermedades Respiratorias, Hospital General, 72 del IMSS, Central Militar, Ajusco y Luis Cabrera) de la CDMX fueron contundentes:  “no tenemos capacidad para recibir pacientes” y aunque se incremente el número de camas, no hay personal para atenderlas. Y advirtieron; “los pacientes morirían sin atención”.

En medio de una fuerte crisis ocasionada por la falta de camas, medicinas y personal de salud para atender los casos de Covid-19 en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), autoridades locales y federales anunciaron que, desde mañana y hasta el 10 de enero, ambas entidades entrarán al máximo nivel de riesgo epidemiológico, lo que supone la suspensión de todas las actividades no esenciales.

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum; el gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo, y el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, anunciaron, en conferencia conjunta, el nuevo semáforo y advirtieron sobre la emergencia que se vive actualmente en la zona, en donde los niveles de contagio y hospitalización ya superaron los registrados durante el verano.

López-Gatell anunció esta tarde que se necesitarán 9 mil 600 camas totales para atender la emergencia en la ZMVM, lo que representa 17% más que las estimadas durante la primera ola de contagios durante el verano.

Además, el funcionario reconoció que la limitante más grande en este momento es la falta de personal médico, así como el agotamiento en este sector, por lo que otros estados enviarán profesionales de estas áreas en las siguientes semanas.

Hasta el día de ayer, 6 mil 957 personas estaban hospitalizadas por Covid-19 en algún centro de salud de la ZMVM, cifra que representa la mayor cantidad de camas ocupadas al mismo tiempo en esta región durante toda la pandemia, y que supone una saturación por encima del 70% en ambas entidades.

Durante esta semana 206 personas tuvieron que ser intubadas en la región, lo que representa que cada 49 minutos una persona ingresó a atención crítica en los últimos 7 días, y que en total alcanzaron mil 541 pacientes, el registro más alto de toda la pandemia.

Hasta el 10 de diciembre, el número de contagios en la región aumentó un 54.5%, lo que representa 19 mil 157 casos positivos más que los reportados 14 días antes, y que sumaron un total de 54 mil 255 pacientes en este periodo.

En este periodo también se reportaron 381 decesos más que los ocurridos 14 días antes en esta región, lo que representa un incremento del 24.8% en las muertes confirmadas por Covid-19 para un total de mil 916 fallecimientos totales.

Respecto a la pandemia activa, las 16 alcaldías de la capital, así como 48 municipios de la zona conurbada del Estado de México registraron aumentos hasta del 366.6% en los casos positivos hasta el 10 de diciembre, lo que representa un incremento conjunto de 19 mil 157 contagios extras a los reportados 14 días antes.

Alfredo del Mazo recordó, después de anunciar el regreso a rojo, que la cercanía geográfica entre la entidad que gobierna y la capital es un factor clave para coordinar medidas, ya que sería un esfuerzo en vano decretar restricciones que dejan de ser válidas una calle adelante.

Compartir