Compartir

Manuel Lino / Los Intangibles.com

Los sueños, de acuerdo con ciertos postulados de la neurociencia y la psicología, pueden servir como un mecanismo para “metabolizar” emociones negativas, así como para simular peligros y amenazas y preparar a las personas para los desafíos que se les puedan presentar en el futuro. 

Con base en este principio, un grupo de investigadores de los campos de la neurociencia y la lingüística de Brasil y algunos de Estados Unidos investigaron si los sueños reflejan la actual crisis planetaria y si pueden ayudar a mitigar los desafíos que enfrentamos.

Para su estudio, publicado hoy en la revista PLoS ONE, los autores consideraron que la actual pandemia de Covid-19, además de la amenaza de contagio de una enfermedad potencialmente mortal, conlleva cuarentenas y confinamientos que “afectan la vida de las personas de diferentes maneras, desde la reevaluación de sus perspectivas económicas hasta el esfuerzo que deben hacer para mantener o establecer relaciones seguras y significativas”. 

Se estudiaron 239 informes de sueños de 67 personas, realizados antes del brote de Covid-19 y durante los meses de marzo y abril de 2020, cuando se impuso el confinamiento en Brasil tras la declaración de la OMS de la pandemia. 

Entre los hallazgos, destaca que las descripciones de los sueños en pandemia fueron más detallados y “mostraron una mayor proporción de palabras de ira y tristeza”, y de los términos “contaminación” y “limpieza” o similares semánticos; pero no se encontraron diferencias en palabras relacionadas con la ansiedad ni con los términos “enfermedad”, “salud”, “muerte” o “vida” o sinónimos.

Los autores concluyen que sus hallazgos son consistentes con la teoría de la regulación emocional en lo que se refiere a las emociones negativas como la ira y la tristeza y con la teoría de la simulación de amenazas, pues se reflejó la búsqueda de estrategias para evitar la infección por el virus y nuevas prácticas de higiene. 

Consideraron también que dado que los reportes analizados se hicieron cuando la pandemia estaba recién iniciada, aún no se involucraron miedos relacionados con las pérdidas de la salud, la situación económica, las relaciones familiares y amistosas o la vida. Actualmente, está en proceso el análisis de sueños en los meses siguientes. 

Compartir