Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

El segundo visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Enrique Guadarrama, precisó que la indagatoria de oficio emprendida busca ofrecer certeza sobre la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo que “No hay que tenerle miedo a la verdad”.

En entrevista para Estrictamente Personal con Raymundo Riva Palacio, el visitador precisó que la investigación de oficio iniciada por CNDH obedece a una de sus facultades y no a una queja puntual.

“Sin que haya de por medio una queja particular o un escrito de queja la CNDH, ante asuntos de esta índole, toma estas decisiones de iniciar expedientes de oficio”, señaló Guadarrama.

En palabras del segundo visitador, “El objetivo es llegar a saber qué ocurrió, cómo actuaron las autoridades y por el derecho a la verdad”, indicó el segundo visitador de la comisión, en referencia a la iniciación de una investigación de oficio.

“El objetivo es llegar a saber qué ocurrió, cómo actuaron las autoridades y por el derecho a la verdad”, agregó el miembro de CNDH.

“No hay que tenerle miedo a la verdad”, expuso Enrique Guadarrama y agregó, que si derivado de la investigación hay culpables, se debe exigir que cumplan con su responsabilidad.

La indagatoria de CNDH no está orientada en la persecución de delitos, sino analizar sobre si existió una violación de derechos humanos.

“Hasta ahora lo que tenemos es una solicitud de información, no estamos inculpando, ni haciendo imputaciones, sobre actuación de servidores públicos”, puntualizó Guadarrama .

El segundo visitador señaló que las autoridades cuentan con 15 días para responder a la petición de información.

ES DE INTERÉS | 

CNDH indaga actuación de funcionarios de tres niveles

CNDH abre queja de oficio para indagar explosión en Hidalgo

Compartir