Compartir

Luis León

Para la Auditoría Superior de la Federación, los resultados de decisiones de negocios tomadas por Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no reportaron beneficios económicos, ni de otra índole al Estado mexicano, por el contrario, han realizado operaciones que han tenido como consecuencia pérdidas.

Al cambiar de régimen jurídico con la reforma energética, su mecanismo de gobernanza ha variado y sus consejos de administración han tomado decisiones equivocadas, sostiene la ASF. 

›Este cambio de naturaleza jurídica tuvo como objetivo dotar a ambas instancias de una estructura con características eminentemente empresariales. Los cambios tanto en Pemex como la CFE tienen como meta principal generar valor económico y rentabilidad para el Estado mexicano como su propietario, pero esto no ha ocurrido.

En el caso de Pemex, la Auditoría identificó que, la adquisición del Grupo Fertinal, la cual fue operada por su entonces director Emilio Lozoya, se registró una pérdida de más de 565 millones de pesos, y esa compra no están vinculada directamente con el objeto social de la empresa productiva del Estado.

La ASF sostiene que la adquisición de la empresa Agro Nitrogenados se hizo a un sobreprecio por más de 220 millones de dólares, y se trataba de una compañía que se encontraba inactiva y la mayor parte de sus instalaciones eran chatarra.

El entonces director de Pemex, Emilio Lozoya, vendió la producción de etano y coque, durante el año fiscalizado, a una sola empresa cementera, a 700% por debajo de su precio en el mercado internacional.

A LA BAJA. Pemex Transformación Industrial perdió mil 900 millones de pesos al contratar etano para el Complejo Petroquímico Etileno XXI.

Las mismas consideraciones son aplicables en el caso de la reactivación de la cadena productiva del Acrilonitrilo, en donde el potencial del negocio está limitado, toda vez que Pemex-Etileno no ha definido un plan de acción renovado en cuanto a la utilización de los activos y el personal del Complejo Petroquímico Morelos Unigel.

En cuanto a la contratación y suministro de etano para el Complejo Petroquímico Etileno XXI, la ASF identificó que Pemex Transformación Industrial (PTI) incurrió en pérdidas por más de mil 900 millones de pesos, toda vez que el precio al que vendió el etano fue menor al costo de ventas y al gasto de transportación incurridos.

De la misma forma, el Consejo de Dirección de Pemex aprobó la adjudicación directa para la contratación del servicio relacionado con el mantenimiento de la capacidad de producción y conversión de residuales en las refinerías de Salamanca y Tula, la cual representa un posible daño al erario por más de mil 178 millones pesos.

El órgano fiscalizador hace énfasis que, con el cambio de régimen legal de Pemex, la norma que actualmente la rige resulta laxa y provocan un “ambiente de discrecionalidad” que vulnera la ejecución eficiente de las inversiones de la empresa productiva del estado.

Agronitrogenados.

Agronitrogenados.

Pierde energía

En la adquisición de energía eléctrica a productores externos por parte de la CFE, la ASF determinó que se registraron pérdidas por más de dos mil 646 millones de pesos, entre 2014 y 2016, siendo directores Enrique Ochoa Reza -actual líder nacional del PRI- y Jaime Francisco Hernández. Esto debido al incremento de los precios pactados con los productores externos, por lo que este tipo de convenios, añade la auditoría, no constituyen condiciones favorables para la empresa productiva del Estado.

En la revisión llevada a cabo, se detectó que, mientras que la energía eólica producida por la CFE tuvo un costo promedio de 386.2 pesos por megawatts / hora (MWh), la adquirida a los productores externos costó casi cuatro veces más, pues alcanzó un precio de mil 440 pesos por MWh.

déficit. De 2012 a 2016, la deuda externa deI gobierno federal se incrementó y pasó de 29.8 a 37.8%, y porcentaje del PIB creció de 10.1 a 18.1 por ciento.

En la misma situación se encuentran los pagos realizado por la CFE por concepto de transporte de gas natural, donde el 51.2% de los pagos realizados por este concepto no generaron valor económico ni condiciones de rentabilidad para la Comisión.

La Auditoría concluye que ambas empresas deberán de revisar a fondo el esquema de gobernanza, por la fallida toma de decisiones al momento de las adquisiciones de complejos industriales no vinculados directamente con los objetos sociales de las empresas, en condiciones desfavorables, con costos de reparación irrecuperables y bajo supuestas sinergias que no se han alcanzado y que no han reportado beneficio alguno para la nación.

Deuda pública 2016 por sector

La revisión de la ASF detectó un incremento generalizado en la deuda pública del servicio público federal y estados. Este incremento en el saldo de la deuda se debió principalmente al aumento en el tipo de cambio, la disminución de los precios internacionales del petróleo y las medidas contra cíclicas implementadas por el Ejecutivo, con el propósito de estimular el crecimiento de la economía.

Estos son los números:

Gobierno Federal
952,884.7 mdp
(9.6% real)

Empresas Productivas del Estado (EPE)
500,200.9 mdp
(24.7% real)

Banca de Desarrollo
50,696.6 mdp
(12.3% real)

Deuda pública 2016 por entidad federativa

-Gobierno de Coahuila

36,494.0 mdp

Rubén Moreira

Se destinó a otros fines.

-Gobierno de Chihuahua

27,997.7 mdp

César Duarte

No se identificó el destino y aplicación de recursos.

-Gobierno de Nuevo León

43,040.0 mdp

Jaime Rodríguez El Bronco

No se identificó el destino y aplicación de créditos a corto plazo.

-Gobierno de Quintana Roo

19,610.1 mdp

Roberto Borge

Se identificó desvío de recursos.

-Gobierno de Veracruz

45,801.7 mdp

Javier Duarte

Probable desvío de recursos a cuentas personales, en por lo menos tres de los créditos.

Compartir