Foto: AFP

Compartir

AFP

Las autoridades de Shanghái comenzaron a evacuar un barrio residencial de la ciudad después de confirmar al menos tres nuevos casos de coronavirus el jueves, los primeros detectados en esta gran ciudad china desde noviembre.

Las autoridades locales, que no dijeron cuántas personas estaban siendo trasladadas fuera del área, aumentaron los test de diagnóstico practicados en la zona, con el fin de erradicar el brote, en un nuevo y claro ejemplo de la contundencia de la respuesta del gobierno ante los pequeños focos de infección que aparecen en el país.

Dos de las personas infectadas trabajan en hospitales y son vecinos, precisaron los responsables sanitarios locales en una rueda de prensa. El tercer caso fue detectado en uno de sus contactos. 

Un periodista de la AFP presente en el lugar dijo que había autobuses preparados y siendo desinfectados antes de llevar a los vecinos a los hoteles o lugares donde pasarán la cuarentena. Algunas carreteras de la zona fueron cerradas.

Shanghái, de 25 millones de habitantes, no registró ninguna infección local por covid-19 desde noviembre, pero sí detectó algún caso importado, concretamente una estudiante que volvió del Reino Unido a finales de diciembre y que fue diagnosticada con la variante británica del virus.

China, el país más poblado del mundo, registró los primeros casos del nuevo coronavirus en diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan (centro). Desde entonces consiguió prácticamente erradicar la pandemia de su territorio, aunque en las últimas semanas están apareciendo focos de covid-19 que provocan drásticas medidas para cortar radicalmente los contagios.

Por ejemplo, el miércoles, 1,6 millones de personas de un vecindario del sur de Pekín recibieron la orden de no salir de la capital, y varias decenas de miles de habitantes de este mismo vecindario no pueden salir de sus casas.

El jueves, China anunció 144 nuevos casos de coronavirus, la mayoría en el noreste del país. Según las cifras oficiales, 4.635 personas han muerto de coronavirus en el país hasta ahora, mientras la pandemia ha matado a más de dos millones de personas en todo el mundo.

Compartir