Compartir

Elizabeth Hernández

El 20 de octubre, la Ciudad de México registró un nuevo pico de casos diarios al confirmar mil 959 contagios en tan sólo 24 horas, cifra 25.3% mayor que el máximo reportado 10 días antes y que desplaza al mes de agosto como el punto álgido de la crisis sanitaria en la capital; además, esta situación repercutió directamente en el incremento de la ocupación hospitalaria de las últimas semanas.

Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, aseguró que su administración  buscará duplicar el número de pruebas diarias de detección de Covid-19 que se realizan en la capital en los próximos 10 días como parte central de la estrategia que ha trazado para disminuir el contagio y evitar que la entidad avance a nivel máximo de riesgo epidemiológico.

Asimismo, se cancela el programa ReABRE, que permitió a antros, bares y cantinas reanudar actividades si ofrecían servicio de restaurante.

Ante el alza de hospitalizaciones generales y críticas para enfermos de Covid-19 en la Ciudad de México, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció que, a pesar de permanecer en semáforo naranja con alerta, se añadirán nuevas medidas restrictivas que, a diferencia de otras ocasiones, deberán ser acatadas en próximas 24 horas en toda la capital.

Entre los cambios más estrictos está la suspensión del programa ReABRE, iniciativa que permitía a bares, antros y cantinas operar como restaurantes durante el tiempo de la pandemia, pero que fue utilizada para disfrazar la mayoría de estos lugares, en donde se mantuvieron las mismas actividades que antes.

Como medida de protección extra, las personas que acudan a establecimientos cerrados deberán escanear un código QR, o bien mandar un mensaje de texto, que permita dar seguimiento a quienes estuvieron en ese lugar por determinado tiempo, esto a fin de notificarles si alguien con quien compartieron ese espacio resultó positivo a Covid-19 posteriormente.

Adicionalmente, se redujo el horario de operación de gimnasios, cines, centros culturales y casinos que, desde el lunes, tendrán que cerrar a las 7 de la noche.

›Sheinbaum aseguró que su gobierno buscará duplicar el número de pruebas diarias de detección de Covid-19 que se realizan en la capital en los próximos 10 días como parte central de la estrategia que ha trazado para disminuir el contagio y evitar que la entidad avance a nivel máximo de riesgo epidemiológico.

En las últimas semanas se ha reportado un promedio de cinco mil pruebas diarias de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) en la capital, pero esta cifra podría duplicarse en los próximos días si las autoridades federales aprueban el uso de diagnósticos de antígenos, que, además de ser más rápidos, cuestan un tercio que otros métodos igual de eficaces.

La jefa de gobierno aseguró que, para poder introducir estas nuevas pruebas, las cuales permitirían la detección de casos de manera casi inmediata, sólo hace falta la autorización de la Secretaría de Salud federal, ya que el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) aprobó la eficacia de este método de análisis.

También se integrarán nuevos kioscos de atención prioritaria en las plazas de todas las alcaldías y en zonas con gran afluencia de peatones, como son estaciones de metro u otros puntos de transporte público, esto con el fin de poder detectar más casos y lograr cortar la cadena de transmisión de los contagios.

Las autoridades de la Ciudad de México también echarán mano de la tecnología para ampliar el rastreo de casos positivos de Covid-19, al sumar a esta tarea el registro obligatorio de todas las personas que acudan a establecimientos cerrados, esto con el fin de poder avisarles si estuvieron en el mismo lugar y tiempo que alguien que resultó contagiado más tarde.

Compartir