FOTO: ISAAC ESQUIVEL | CUARTOSCURO

Compartir

Juan Carlos Rodríguez

Los diputados locales de Morena, Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES) son objeto de sobornos para que se pasen a otros partidos y con ello evitar que la coalición que llevó a Andrés Manuel López Obrador al triunfo en las elecciones presidenciales tenga mayoría en los congresos estatales, denunció la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky.

La presienta de Morena sostuvo que a los legisladores locales les están ofreciendo no recortarles su dieta ­—como lo ha propuesto López Obrador en el marco de su política de austeridad republicana—, además de bonos extra, con el objetivo de que Morena, PT y PES pierdan la mayoría que tendrán en el futuro en 17 congresos estatales.

En conferencia de medios, para dar a conocer la firma de un acuerdo político de unidad y acción legislativa, tanto Polevnsky como sus homólogos del PT, Alberto Anaya, y del PES, Hugo Eric Flores, acusaron que el objetivo de esas “argucias” es evitar que la alianza Juntos Haremos Historia (JHH) tenga votos mayoritarios en 17 congresos locales, que es un requisito para aprobar reformas a la Constitución.

Los institutos electorales y los tribunales electorales siguen estando al servicio de los gobernadores”, denunció Polevnsky para referirse al intento de restarles diputados plurinominales en la conformación de las legislaturas de los estados. “Hay gobernadores que se resisten a que las cosas cambiaron el 1 de julio”, agregó.

El caso más destacado, según la dirigente de Morena, es el del Congreso del estado de México, donde la coalición JHH obtuvo 42 diputados de mayoría relativa y 10 de representación proporcional, lo que le daba un total de 52 curules, equivalentes al 69% de los 75 que integran la legislatura. Sin embargo, el Tribunal Electoral del Estado de México determinó la semana pasada restarle 10 posiciones a la coalición, por considerar que está sobrerrepresentada.

Juntos fuimos a la elección, juntos nos vamos a defender”, afirmó Hugo Eric Flores, cuyo partido ha impugnado la elección para presidente municipal de la capital de Querétaro.

Los dirigentes de los tres partidos políticos que llevaron a López Obrador a la victoria adelantaron que exigirán que se limpie la elección para gobernador de Puebla, en la que ganó la panista Martha Erika Alonso, esposa del exmandatario Rafael Moreno Valle; el reparto de plurinominales en Nuevo León, donde le quitaron uno al PT y otro al PES; en Durango, donde le restaron uno a Morena, y en Nuevo León, donde Movimiento Ciudadano impugnó la elección para senador.

El acuerdo firmado por las tres fuerzas políticas, además de anunciar que actuarán como bloque en la defensa del voto y reparto de espacios legislativos, también tiene el objetivo de homologar la agenda legislativa tanto en el Congreso de la Unión, como en los estados.

Vamos a utilizar la mayoría que nos dio el pueblo de México para sacar adelante las metas del presidente electo, como son el combate a la corrupción y la austeridad republicana», dijo Polevnsky, quien anunció que la meta es eliminar los gastos superfluos y reducir el presupuesto en ambas cámaras en un 50 por ciento.

Interrogada sobre si serán una mayoría «aplastante» en el Poder Legislativo, la presidenta de Morena adelantó que no se va a asfixiar a nadie y que se respetará a los integrantes de partidos más pequeños. No obstante, dejó en claro que usarán su mayoría para encabezar las comisiones clave del Congreso e incluso presidir las Mesas Directivas de las dos cámaras, como «lo hizo el PRI durante años». EC

Compartir