Compartir

Redacción ejecentral

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, sigue metiendo la pata con comentarios desafortunados sobre la contingencia que se vive con la llegada del nuevo coronavirus.

Recientemente, en un acto público, el morenista dijo “en broma” que “la vacuna contra el coronavirus es un plato de mole de guajolote”, sobre la cura para el virus.

Esta declaración se dio el pasado 14 de marzo, durante una gira de trabajo en la que también criticó “el protagonismo” de la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, por anunciar medidas para prevenir los contagios en la capital poblana.

Barbosa Huerta realizó, junto al presidente municipal, Ignacio Salvador Hernández, la inauguración de la construcción de un pozo de agua potable y la rehabilitación de un centro deportivo en Ajalpan.

Pero este no ha sido el único comentario desafortunado del mandatario poblano, pues en la semana aseguró que el Covid-19 es un riesgo para los ricos, porque los pobres son inmunes; además, le dijo al expresidente Felipe Calderón que hasta los borrachosestán en riesgo.

ES DE INTERÉS |

Compartir