Oscar Moha

Cuando los evangélicos se enteraron que la Iglesia Católica convocaría a la “Marcha Nacional por la Vida y la Familia” en domingo, supieron de inmediato que su participación estaría diezmada. El domingo es el día más importante para los cristianos porque hay culto, no así para la grey católica, quienes celebran misa diario y no tienen problema en asistir a una parroquia u a otra.  

Los evangélicos saben bien que su presencia para protestar en las calles es insignificante, tratándose de temas sociopolíticos, comparado a las huestes convocadas por diferentes organizaciones católicas, de padres de familia y políticas que se declaran ProVida, para manifestar su enojo por las decisiones de la Suprema Corte. Sólo en épocas de Carlos Salinas un grupo representativo de pastores y líderes evangélicos se manifestó a las afueras del Palacio Nacional para exigir el castigo de los responsables de la intolerancia religiosa en Chiapas, Michoacán, Estado de México, Hidalgo, Oaxaca y Veracruz donde las expulsiones de sus fieles estaban en apogeo, sobre todo en zonas indígenas. 

Fue mentira lo afirmado por Ministros de Culto y líderes en el sentido de que millones marcharían a favor de la vida y la familia, y que miles de Iglesias Cristianas en todo el país suspenderían sus cultos el domingo 3 de octubre pasado (“todas las de Ciudad Juárez”) para manifestarse en las calles en contra de la ideología de género que supuestamente promueve el actual Gobierno de la República.  

Anunciaron un “Platón Fronterizo por la Vida y la Familia” en la zona limítrofe con Estados Unidos, al que no llegaron más de 600 personas, cuando la membresía de cristianos en esa localidad -la más poblada de Chihuahua- es de aproximadamente 230 mil evangélicos. Datos de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez indican que existen alrededor de 130 denominaciones evangélicas registradas. 

Se debe reconocer que, a diferencia de otras organizaciones e Iglesias, los evangélicos se auto patrocinan. No hay evidencia de que alguna de las más de 6 mil Asociaciones Religiosas de corte protestante registradas reciba donativos o aportaciones nacionales o extranjeras para llevar a cabo acciones ProVida, aunque un amplio sector de congregaciones en Estados Unidos, muchas de ellas muy poderosas como la “Fundación Billy Graham”, han hecho inversiones generosas para tal efecto en países latinos, pero al ver los índices de corrupción y la malversación de esos dineros que fueron entregados a manos de pastores y lideres, las remesas casi se eliminaron. 

Los contingentes que llegaron de Estados aledaños a la CDMX sufragaron sus propios gastos. Ellos y ellas exhibieron carteles donde reclamaron la actuación de la Corte y pidieron respeto a la “familia natural”. En varias entrevistas, los manifestantes señalaron que son millones de mexicanos los que repudian los matrimonios igualitarios, el aborto y la homosexualización de niños y adolescentes, a través de los medios de comunicación y las escuelas, por lo que propusieron la instauración del “PIN Parental”, es decir, que sea exclusividad de los padres el derecho a educar en temas como religión, sexualidad e integración familiar.  

Se quejan, eso sí, de que los medios no les dieron el espacio que otorgan a su contraparte: las portadoras de pañuelos verdes quienes se manifiestan violentamente, según dijeron. “Dicen que marchamos sólo 6 mil personas, cuando éramos al menos 300 mil, en la República asistimos más de un millón de hermanos”, dijo uno de los organizadores. Los medios reportaron no más de 6 mil, mientras que autoridades de la Ciudad de México informaron que aproximadamente asistieron 9 mil personas en esa marcha.  

Según los camisas blancas y pañuelos azules ya existe una mini bancada en la Cámara de Diputados que darán la batalla para que el modelo de familia que ellos exigen sea instaurado en México. Estos legisladores están especialmente en el Partido Acción Nacional, con quienes pactaron antes de las elecciones para que “defiendan a la familia”. Marcador final: uno a cero, favor los azules, según los azules. Los verdes llevan delantera, según la Corte. 

PALABRA DE HONOR: El Presidente de la República no asistió a la entrega de la Medalla Belisario Domínguez en el Senado de la República porque se sintió amenazado por la legisladora ex morenista Lily Téllez, quien presuntamente estaría convocando a que le faltaran al respeto al Ejecutivo Federal: “hay que cuidar la investidura presidencial y evitar una situación bochornosa”, dijo AMLO. Para algunos analistas el verdadero motivo se llama Ricardo Monreal Ávila, quien sí advirtió que quiere ser el próximo Jefe del Ejecutivo. Y es que una fotografía que hiciera parecer que López Obrador estuviera dando un espaldarazo a Monreal, como la que circuló ampliamente con la Jefa de Gobierno de la CDMX, sería un verdadero descuido, falta de respeto y bochorno anticipado para la investidura de Claudia Sheinbaum.  

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir