Los cohetones de la CNTE

Javier Alatorre | Domingo 28 de agosto, 2016

OÍDO AL PASAR | La columna de Javier Alatorre

›Alberto es indígena tsotsil. No habla bien castellano, pero lo entiende. Junto con su mujer y sus hijas está en la última línea de la pobreza extrema.

 

Los maestros de Chiapas llevan 104 días de paro y no hay para cuando se acabe el jaloneo. Sin entender lo que pasa, Alberto vio a los de la CNTE, callado, desde una loma. Escuchó los cohetones que estallaron en el cielo y subió corriendo entre las ramas que rodean la pequeña choza de palos en la que vive. Desde ahí se ve el camino por donde pasaron los de los gritos. La verdad se divirtió un poco y quiso llevar a sus dos hijas a que escucharan los cohetones y vieran a la gente.

 

Alberto es indígena tsotsil (así, con “s”) de los Altos de Chiapas. No habla bien castellano o no se atreve, pero lo entiende. Junto con su mujer y sus hijas está en la última línea de la pobreza extrema. Sus hijas nacieron en el piso de tierra de su casa junto al fogón donde, el día que lo conocí, había un bote sobre unos leños y tenían hirviendo unos granos de maíz.

 

Usa un camisón corto de manta y unas botas torcidas y viejas, sin cintas y tan rotas que el lodo se le cuela entre los dedos. Para su mujer y sus hijas no hay huarache ni zapato. Su choza es redonda hecha con palos y techo de palma, la puerta está atada con un mecatito y me invita a sentarme en unos bloques grises con los que levantan muros los que nomás son pobres, no tan pobres como él. Su mujer levantó las hamacas y acomodó con extraordinario orden las pocas cosas que tienen. Su hijas, dos niñas muy delgadas y chiquititas, con los ojitos fijos en el visitante que conversa con su padre. Alberto y su familia forman parte de 5 millones 218 mil habitantes de Chiapas. Desde niño trabaja con machete en el campo, limpia la milpa de otros y anda por los caminos tras los jornaleros. Alberto y su mujer no saben leer ni escribir.
A la pareja se les acumulan los males estadísticos. Los cuentan en el 80 % de la informalidad en el estado. Entre los chiapanecos que no perciben ingresos. En los que no tienen acceso a servicios de salud y entre los que jamás han pisado una escuela, sus hijas tampoco. De educación, nada.

 

Sacando cuentas, algo le pudo haber tocado de los presupuestos de educación para Chiapas de los últimos años. En 2013 el presupuesto para educación para el estado fue de 14 mil 697 millones de pesos. En el 2014 aumentó a 15 mil 508 millones. Para el 2015 dio un brinco a 23 mil 640 millones y este año, 23 mil 864 millones. Esto significa 77 mil 709 millones de pesos para la educación de 1 millón 400 mil niños y jóvenes en Chiapas sólo en cuatro años. (Presupuesto de Egresos del Estado De Chiapas Secretaria de Hacienda).

 

Ese dinero alcanzó para que casi el 60 por ciento de la población tenga sólo la primaria terminada y el 15 por ciento, como Alberto y su familia, jamás pisen una escuela. (INEGI). Antes de despedirme de Alberto y bajar a Chalchihuitán, le pregunté qué futuro espera para sus hijas. Y, con desesperanza, me dijo: ”Cuando ellas crezcan, ya verán qué hacen con su vida”.

 

@Javier_Alatorre

Presupuesto vudú

Luis M Cruz |

PENTAGRAMA | La columna de Luis M. Cruz

 

1.- Ya en el documento de Precriterios Generales de Política Económica entregados por SHCP al Congreso el pasado mes de abril se planteaba un entorno crítico de lento crecimiento mundial y persistencia en los bajos precios del petróleo que, combinado con otros riesgos (sobre todo, la elevación de tasas de interés de la Reserva Federal norteamericana y el stop en la economía china) estarían llevando la reducción total presupuestal de los años 2016 y 2017 al orden de los 311 mil 800 millones de pesos; es decir, 136 mil 700 previstos este año y 175 mil 100 para el próximo.

 

2.- Sin embargo, al acentuarse la previsión de riesgos dada la mayor desaceleración mundial observada y el sesgo de inestabilidad creado por el Brexit, tanto Hacienda como Banco de México debieron insistir en las medidas preventivas adoptadas al inicio del año y disponer en junio un nuevo ajuste por 32 mil millones de pesos, además de elevar las tasas locales de interés un medio punto porcentual para dejarlas en 4.25% y con ello buscar frenar el desliz cambiario que se iba hacia los 20 pesos por dólar.

 

Las cifras de los primeros estimados para 2017 se han agravado. En abril, la expectativa de crecimiento era del 3%, la reducción del déficit lo llegaría a cero, la inflación anual en 3%, el precio del dólar sería de 17 pesos y el precio de la mezcla mexicana de exportación se estimaba en sólo 35 dólares el barril, lo que llevaría la necesidad de reducir el gasto neto en 2017, como ya se mencionó, en 175 mil 100 millones de pesos.

 

3.- Previo al arranque del periodo legislativo y con la proximidad tanto del IV Informe como de la fecha de entrega del paquete económico el 8 de septiembre, los datos son aún más severos. Sosteniendo los postulados de cero déficit y mismos impuestos para 2017, el estimado de crecimiento se estaría reduciendo hacia el 2%; de hecho, ya Hacienda lo situó entre 2 y 2.6%; el dólar estaría en 18.1 pesos; el precio de la mezcla mexicana para efectos presupuestales tendría que seguir en 35 dólares y la inflación proyectada también en los mismos términos del 3% en tanto que la reducción en la capacidad de producción de Pemex está llegando a cifras críticas, pues se espera un menoscabo de casi 5%, yendo de 2.123 millones de barriles diarios este año a sólo 2.02 millones en 2017; si se considera que el consumo interno es de 1.2 millones de barriles diarios, entonces el remanente para exportación estaría estrechándose o bien, nuestras importaciones de petrolíferos habrán de incrementarse gravitando en la balanza comercial (ya importamos el 60% de las gasolinas).

 

4.- Cabe tener presente que no se están acumulando reservas, siguen en 176 mil millones de dólares desde hace seis meses, en tanto que la deuda externa se ubica en los 166 mil millones, en una razón prácticamente de uno a uno.

 

5.- Con escaso margen de maniobra y más allá de la responsabilidad debida, el proyecto de paquete presupuestario para 2017 se ve venir de miedo: muy restrictivo, reducido y con efecto a la baja en las participaciones a Estados y Municipios, así como en menores niveles de inversión pública; se dice en corrillos, que implicará del 5 al 10% adicional en términos nominales, esto es, entre 200 a 400 mil millones de pesos menos.

Pez chico, pez grande

J. S Zolliker |

REALIDAD NOVELADA | La columna de J.S. Zolliker

Le han encomendado una labor de la mayor importancia. Por eso, casi no duerme. La verdad es que está obsesionado con el tema. Cuando logra cerrar los ojos, comienza a soñar con las posibilidades. Generalmente es mascullar mentalmente una y otra vez, los elementos que ya conoce. Pero en raras ocasiones, le salta una nueva idea en el inconsciente y se despierta con taquicardia y a tientas, encuentra en el buró del hotel en turno, la pequeña libreta negra y el corriente bolígrafo que le permiten apuntar, o garabatear, algunas incoherencias y una que otra brillante idea que le podrían ayudarán a cumplir su misión. La más transcendental de su vida profesional hasta ahora, está seguro.

 

La encomienda vino desde el orden más alto. Se lo estaba esperando cuando vio que el mero mero, le negó el saludo en público. Recibió la llamada a medio día, un domingo. Su jefe, fue directo al grano:  tengo una tarea muy importante y solo te la puedo confiar a ti. Te estará esperando un avión en un par de horas.

 

Siempre tiene una maleta lista porque en cualquier momento puede recibir una instrucción similar, trátese de un pez chico o un pez grande. Solo resintió no poder convivir con sus hijos y tener que tolerar el rostro casi contento y autocomplaciente de su ex esposa y esa mirada suya de “ya sabía que de nuevo les quedarías mal”, le revolvió el estómago.

 

No tiene opción. Pertenece a un grupo de inteligencia (de esos que hacen el trabajo sucio) y sabe que no puede negarse, o de lo contrario, podría convertirse en víctima.

 

En esta ocasión, debe capturar a como de lugar, al gobernador saliente. Suena muchísimo más fácil de lo que es en realidad. Ustedes no saben hasta donde llegan los tentáculos de un criminal que tiene recursos ilimitados del Estado. Precisamente porque las voces se corren rápido, voló en avión privado, para que ningún empleado de línea aérea le fuera de soplón al jefe de seguridad de ése Estado (eso suelen hacer muchas personas de mostradores de aeropuerto a cambio de dinero o favores) y le mandaran una comitiva armada para “recibirlo como se merecen”.

 

Se hospedará en varias habitaciones de hoteles y moteles de bajo perfil. Siempre pagando en efectivo y mostrando identificaciones falsas. Reunirá información, recabará testimonios, tomará fotografías, consultará fraudes, desvíos, asesinatos de periodistas, y lo irá reportando semanalmente a la Secretaría para que sigan el caminito del dinero. Todo, sale a flote al seguir el dinero. No hay huella más cargada que la de los millones de pesos, suele decir.

 

Debe tener cuidado de que no lo descubran, de no levantar sospechas, o puede terminar en una de tantas fosas clandestinas que hay en esa región del sureste. Pero a la vez, deberá mantenerse cerca de los chismes palaciegos con algunos contactos asignados, algunos espías a sueldo, conocer túneles, verificar rentas de helicopteros, préstamos de yates o jets y un largo etcétera, para que el futuro indiciado, no haga artimañas o pida licencia a sus incondicionales en el congreso local antes de entregar el poder, y se largue del territorio nacional para siempre. Quién sabe qué les habrá hecho a los jefes que lo quieren preso o muerto cuando antes, me hacían ayudarle…

 

El otro lado de la fama

Dany Saadia |

FILMONAUTA | La columna de Dany Saadia

Hoy quiero hacer de caballero por el colectivo más envidiado y al mismo tiempo más detestado del mundo: los actores.

 

Cuando pensamos en actores, pensamos en estrellas, en la acera de Hollywood Boulevard y Vine Street en Hollywood, y en sus más de 2.000 estrellas de 5 puntas de celebridades: pensamos en comitivas (entourage) de familiares y amigos, publicistas, agentes, cocineros macrobióticos, en retoques de cirugía, en dietas milagrosas, con mascotas millonarias, en mansiones faraónicas, en ejércitos de escoltas, etc.

 

Todo esto, forma parte del circo, del llamado star system, de mantener una permanente atención mediática sobre los nombres y los rostros de las próximas películas millonarias que tienen que tirar de la taquilla como verdaderos eventos únicos para poder recuperar su inversión.

 

Otro día hablaremos de este circo y de la fórmula de la fama que inició P.T. Barnum con sus circos en Estados Unidos. Hoy hablaremos de la trastienda del circo, del trabajo que hacen las personas que lo habitan.

 

Es cierto que para la reputación del oficio de la actuación no ayudan nada anécdotas como la que escuché de los productores de Asterix y los Juegos Olímpicos (2008): cuando Gérard Depardieu llegó a Alicante comprobó que la villa que le habían alquilado… no tenía piscina. Pues exigió que le construyeran una.

 

Entonces claro, los ciudadanos de a pie que pagan sus impuestos y escuchan estas historias ven en el colectivo de los actores dinero fácil, popularidad, mujeres (u hombres) sin límite, fiestas, glamour, etc. todo, por abrir la boca unos días delante de la cámara.

 

¿Pero qué es lo que no ven?

 

El oficio más difícil del mundo. Y literalmente interpretar es ser “otra persona”. Lo que, vista la complejidad extrema de la naturaleza humana, es algo… extremadamente difícil.

 

Prueben a contar de manera verosímil una historia de amor prohibido que acabó en tragedia en su adolescencia –por ejemplo- mientras sus ojos se llenan de lágrimas y rompen definitivamente a llorar. Pero háganlo delante de una cámara enorme, docenas de luces apuntando a su cara, una capa de maquillaje y una ropa que no es la suya. En un set artificial, poblado por 60 trabajadores que le están mirando porque su hora de ir a casa depende de usted, un director exigente, un agente nervioso y un productor que pondrá en sus espaldas el costo millonario de un retraso si hay que repetir la toma. ¡Ah! Y hágalo hablando solo, tras escuchar “motor, rueda, acción” porque el actor al que debería estar mirando está descansando para la próxima secuencia.

 

Este sería un caso fácil. No quiero añadir si hay un chroma, es decir si toda la ambientación que tiene el actor es una pantalla verde, o si hay que hacerlo a 10 grados bajo cero o a 40 grados sobre cero (porque de esas hay muchas).

 

Así que imaginen un proyecto de vida que consiste en esperar a tener un agente –primer golpe de suerte- que sea capaz de conseguir una audición –segundo golpe de suerte- en la que el actor o actriz sea seleccionado- tercer golpe de suerte- y que posteriormente apruebe el director –cuarto golpe de suerte- y el productor –quinto golpe de suerte- para una película que finalmente se acabe produciendo –sexto golpe de suerte- y que sea un éxito de taquilla –séptimo golpe de suerte. Y de nuevo, además es necesario tener talento. Y en ocasiones tener carisma, ser guapo/guapa, joven y sexualmente atractivo.

 

Algún día nos adentraremos en la labor inestimable de muchos actores como productores, impulsando proyectos, reduciendo sus salarios o directamente trabajando gratis, convenciendo a los estudios, invirtiendo su dinero, etc.

 

Una de cine rápida: sin Kirk Douglas no hubiera habido Espartaco (1960) tal como lo conocemos, ni con el guion de Dalton Trumbo ni con Stanley Kubrick. Una de TV rápida: sin Mark Walhberg (así de extraño es) no hubiera habido Boardwalk Empire.

 

De entrada, el cine independiente existe gracias a ellos, pero la peor combinación es encontrar un actor que piensa que gracias a él tu proyecto se volvió una realidad, con este actor sufrirás como director o como productor, sufrirás, mucho. Algún día contaré la experiencia personal que tuve con un actor mexicano durante la pre-producción de 3:19 (2008).

 

Ajustes en el gabinete

Raymundo Riva Palacio | Viernes 26 de agosto, 2016

ESTRICTAMENTE PERSONAL | La columna de Raymundo Riva Palacio

El miércoles por la tarde, las redacciones de los medios de comunicación vivieron un frenesí. Tres listas distintas –con pocas coincidencias- comenzaron a circular con lo que adelantaban algunos, serían los ajustes en el gabinete del Presidente Enrique Peña Nieto que se darían a conocer este viernes. Los principales funcionarios de comunicación del Gobierno se pasaron la tarde desmintiendo las versiones, llenas de especulación que tomaron fuerza por la verosimilitud de lo anunciado. “No hay nada de eso”, dijo un Secretario de Estado cuando fue consultado. “Habrá cambios, pero lejos están de ser los que aparecen en las listas”. ¿Habrá realmente ajustes? Rozones, la columna política del periódico La Razón, donde se difunde lo que piensa y quiere decir la parte más ilustrada del gabinete, transmitió su mensaje el jueves: habrá cambios y se harán públicos el 2 de septiembre, en vísperas de que el Presidente parta a China a la reunión del G-20.

 

Los cambios en un gabinete no son de contentillo, o no deben ser realizados de esa manera. Peña Nieto, quien dice en privado que no es afecto a ellos, ha sido muy consistente en estos tres años y medio de su administración. Unos fueron por desgaste –el Procurador General y el Secretario de Educación y la de Salud-. Otros tenían distinto mensaje: José Antonio Meade en Desarrollo Social, para componer el desastre que dejó Rosario Robles, quien más por cariño que por eficiente –las críticas contra ella en el gabinete económico van al alza-, fue enviada a Sedatu, donde su titular viajó a la Cámara de Diputados; la salida de José Antonio Meade de la cancillería sirvió de promoción para la Secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, quien dejó abierto el cargo para la incorporación al gabinete de Enrique de la Madrid. A Educación llegó Aurelio Nuño, una carta del Presidente para 2018, al igual que José Calzada en Agricultura, y a Salud llevó a José Narro, un político experimentado colocado en la reserva estratégica.

 

Aquellos cambios fueron por la necesidad del refresco de mediados de sexenio, y para que algunos de sus colaboradores, Nuño en particular, empezaran a caminar solos para ver cuánto le crecían las alas. En esta ocasión, sin embargo, la lógica de los eventuales cambios en el gabinete se inscriben en lo que hizo Peña Nieto como Gobernador en el Estado de México, cuando se acercaban las elecciones intermedias, y realizó los ajustes en su equipo más cercano con fines meramente electorales. Movió a sus piezas para operar la maquinaria política y ubicarlas en puestos de elección popular, que sirvieran de plataforma para futuras promociones y para que lo ayudaran en la construcción de su candidatura presidencial.

 

El Presidente se encuentra en una situación similar a la que vivió en 2009 en Toluca, pero en condiciones diferentes. Hace seis años era un gobernador exitoso en el Estado y con gran prestigio y popularidad en el país, que empezaba a manejar la profecía autorrealizable de que sería Presidente. Es decir, los cambios los hizo desde una posición de fuerza, que ahora no tiene. Las elecciones federales del año pasado y las de 12 gubernaturas en junio, ratificaron que los niveles de desaprobación presidencial y las molestias nacionales que arrastra desde 2013 por los efectos de las reformas fiscal, hacendaria y energética, se contaran entre los principales factores de la derrota del PRI. No tiene aquella fuerza ni las condiciones son favorables para cualquier candidato presidencial que pudiera presentar el PRI hoy en día. En la mayor parte de las encuestas, donde el PRI sale en los dos primeros lugares como partido, su candidato se desploma al tercer sitio cuando se dan los careos con Margarita Zavala y Andrés Manuel López Obrador. Lo que están diciendo las encuestas serán tomadas en cuenta, sin lugar a dudas, por Peña Nieto. Cómo procesará los ajustes, no se sabe.

 

Un recurso muy utilizado en regímenes parlamentarios, y empleado en el Gobierno de la Ciudad de México por Miguel Ángel Mancera, es solicitar la renuncia a todo el gabinete y darse un espacio donde crea incertidumbre entre su equipo para decidir a quién se la acepta, a quién ratifica o a quién mueve de puesto. Hay que señalar que este tipo de acciones, que suelen darle márgenes de operación al líder que las realiza y lo fortalecen, no van con el estilo de Peña Nieto, a quien tampoco le gusta dar esos golpes de timón. Sería una innovación en él, que no podría ser descartada a priori. Lo importante, empero, no sería tanto el método que emplee, sino si, en efecto, está claro que los cambios para preparar la pista de despegue de una candidatura presidencial de continuidad, están lo suficientemente maduros.

 

Si el cómo es importante, el porqué es lo más relevante en este caso. ¿Hará Peña Nieto los ajustes en su gabinete? Sólo tendría sentido que hiciera esos cambios si lo que define es con quiénes va a jugar la candidatura presidencial y cuál será el equipo de primera línea que los apoye. Esto quiere decir que su decisión debe tener una dirección estratégica, y se le acaba el tiempo. Hay un desgaste en el gabinete por la indefinición y la incertidumbre, que está causando estragos y paralización. Peña Nieto tiene que definir sus cartas para 2018, cuya candidatura la tendrá que procesar el PRI dentro de unos 14 o 15 meses. O sea, el tiempo de descarte y definición ha llegado.

 

rrivapalacio@ejecentral.com.mx

twitter: @rivapa

 

El Congreso ante el 1 de septiembre

Jose Luis Camacho |

PARA ALUSIONES PERSONALES | La columna de José Luis Camacho Vargas

De cara al inicio del primer periodo de sesiones ordinarias del segundo año de ejercicio de la LXIII Legislatura, los órganos del Poder Legislativo Federal alistan la maquinaria para optimizar los relevos en la Mesa Directiva y en la Junta de Coordinación Política de ambas cámaras federales.

 

Sin embargo, ¿cuál es el fundamento y procedimiento a seguir para la instalación de estos órganos de gobierno del Congreso General?

 

En primera instancia es importante conocer la trascendencia de la Mesa Directiva, la cual reside primordialmente en la facultad al órgano de gobierno para la conducción de las sesiones de Pleno, asegurando el debido desarrollo de los debates, discusiones y votaciones, así como garantizar la observancia estricta de la legalidad en los trabajos legislativos.

 

Por su parte, la Junta de Coordinación Política es la expresión de la pluralidad de la Cámara, por lo tanto, es el órgano colegiado en el que se impulsan entendimientos y convergencias políticas con las instancias y órganos que resulten necesarios, a fin de alcanzar acuerdos para que el Pleno esté en condiciones de adoptar las decisiones que constitucional y legalmente le corresponden.

 

Ahora bien, pormenorizadas las generalidades conceptuales y atributivas de los presentes órganos y en concordancia con la pluralidad y democracia, estandartes del Poder Legislativo Federal, la integración de ambas es renovada al inicio de cada año de ejercicio legislativo.

 

Es significativo puntualizar que existen dos figuras en la Cámara de Diputados para el inicio de los periodos de sesiones, la Sesión Constitutiva (opera para el primer año de ejercicio también para el Senado) y la Sesión Preparatoria (exclusiva de la Cámara).

 

En el caso de la primera, es única por Legislatura, se celebra el 29 de agosto del año de la elección y entre sus funciones está declarar la legal constitución de las Cámaras.

 

En el Senado, para los años subsecuentes al de la instalación, la Mesa Directiva que concluye su ejercicio tiene la responsabilidad de conducir el proceso de elección de los nuevos integrantes. (Art. 34 Reglamento del Senado de la República). La Mesa Directiva se integra con un Presidente, tres vicepresidentes y cuatro secretarios.

 

En la Cámara de Diputados, para el segundo año de ejercicio (fecha que está por llegar) y el tercer año de ejercicio, prevalece la Sesión Preparatoria, la cual efectúa la elección de los integrantes de la Mesa Directiva y la declaratoria de instalación formal para iniciar su desempeño como órganos legislativos. La Mesa Directiva se encuentra integrada por un presidente, tres vicepresidentes y un secretario por cada grupo parlamentario, los cuales duraran en sus funciones un año y podrán ser reelectos.

 

En cuanto a la Junta de Coordinación Política su integración será por los coordinadores de cada Grupo Parlamentario representado en cada Cámara.

 

Como lo establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 65, el Congreso se reunirá a partir del 1o. de septiembre de cada año para celebrar un primer periodo de sesiones ordinarias.

 

En virtud de lo anterior, y contemplando el inicio del segundo año de ejercicio, en los próximos días se llevará a cabo en la Cámara de Diputados la sesión preparatoria para la elección e instauración de los titulares de la Mesa Directiva, y es que de acuerdo con el artículo 17 de la LOCGEUM, fracción 7, la presidencia de la Mesa Directiva recaerá en orden decreciente, en un integrante de los dos grupos parlamentarios con mayor número de diputados que no la hayan ejercido. A través del voto aprobatorio de las dos terceras partes de los legisladores presentes, se definirá quién presidirá el órgano de gobierno.

 

En los últimos días de agosto será cuando se celebre la presente sesión, presidida por el Presidente de la Mesa Directiva del año legislativo en funciones; una vez declarado el quórum, se procederá a la lectura del orden del día en el que se encuentra el acuerdo de la Junta de Coordinación Política (donde participan todos los coordinadores parlamentarios), relativo a la conformación de la Mesa Directiva de las Cámaras en el que se establece la propuesta emanada de la resolución acordada por la JUCOPO con total apego y validez a la normatividad.

 

Posteriormente, de conformidad con la práctica parlamentaria será sometido a votación el Acuerdo de la Junta; en caso de ser aprobado, el presidente de la Mesa que concluye su ejercicio declarará electos a los integrantes de la Mesa Directiva para el consecuente año de ejercicio, invitando a los diputados electos a ocupar su lugar en el presídium para que el nuevo presidente de la Mesa Directiva rinda protesta, continuando con la toma de protesta a los vicepresidentes y secretarios de la Mesa Directiva para el segundo año.

 

Instaurados y definidos los integrantes, el presidente declarará legalmente instalada la Cámara que preside para funcionar durante el primer periodo de sesiones ordinarias del año en ejercicio. Se comunicará por escrito la instalación de la Mesa Directiva al Presidente de la República, a la Cámara de Senadores, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a los Congresos de los Estados y a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

 

En conclusión, el presidente de la Mesa Directiva levantará la sesión preparatoria y citará a la sesión del Congreso General del primero de septiembre.

 

En el Senado, como se mencionó anteriormente, el presidente de la Mesa Directiva conducirá la Junta Previa al inicio de cada año legislativo subsecuente, con base en su Reglamento.

 

Finalmente, una vez establecidas formalmente la titularidad de los órganos de gobierno de las Cámaras, se celebrará la sesión del Congreso General, para que el presidente de la Cámara de Diputados dé apertura oficial de la misma.

 

Es importante señalar y recordar que el primero de septiembre el Presidente de la República presentará su cuarto informe de gobierno por escrito, en el que señale el estado general que guarda la administración pública del país para que cada una de las cámaras realice el análisis del informe y solicite lo conducente.

 

En este marco, en la ceremonia de apertura del Congreso General, los presidentes de las Cámaras recibirán el informe del Ejecutivo para continuar e iniciar formalmente los trabajos legislativos llamados glosa.

 

@jlcamachov

México secuestrado por sus debilidades

Víctor Sánchez Baños |

PODER Y DINERO | La columna de Víctor Sánchez Baños

¿Cambiar? Cuando lo hagan las colinas.

Emily Dickinson (1830-1886) Poetisa estadounidense.

 

 

 

El reporte de los daños provocados por la impunidad, la corrupción, el fuerte endeudamiento de los gobiernos estales y federal, así como el narcotráfico y la falta de un crecimiento económico que impulse el empleo, empiezan a reflejarse en la confianza en el futuro económico del país.

 

Moody´s y Santad & Poor´s, bajaron la calificación de la deuda mexicana con justificaciones que representan el golpe de reflexión más severo recibido por el gobierno, por sus resultados de la administración del Estado.

 

La baja de la calificación no implica el riesgo de no pago en forma inmediata, sino el deterioro de la confianza en la administración del país y el crecimiento de la economía, que es insuficiente y en franca caída como lo demuestran los pronósticos del Banco de México y varias instituciones financieras.

 

Dicho por quienes asesoran a los hombres del dinero en el mundo, los motivos de la baja en la calificación implican decisiones políticas y administrativas, tanto en la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, como en las entidades y municipios.

 

Precisamente los factores externos y los graves internos, están, como los mexicanos lo sabemos perfectamente, la corrupción, impunidad, violencia política y del crimen (organizado y desorganizado), la falta de un sólido Estado de Derecho, el respeto a la Iniciativa Privada, la carencia de un crecimiento económico a pesar de la aprobación legislativa de las llamadas reformas estructurales, entre muchos factores más.

 

Pemex, es el principal lastre de las finanzas públicas. El gobierno explotó al máximo ese recurso e irresponsablemente no impulsó otras áreas productivas. Por ello sólo tenemos mano de obra, mucha sin una calificación que le dé la oportunidad de tener mejores salarios y, lo que es peor.

 

Todo esto, independientemente de los obstáculos que tiene el sector privado. Tienen nombre y apellido. Van desde los grupos, que al amparo de la política como la CNTE, la sección 22 del Sindicato de Maestros y muchos grupos más, que viven del chantaje político y mantienen tomadas las calles, avenidas y carreteras del país, lo que impiden el paso de mercancías y servicios.

 

Además, de la violencia política está la violencia de los criminales. Los negocios lícitos y que pagan impuestos, son los más castigados. Esto refleja un desprecio al Estado de Derecho tanto de la delincuencia, como del mismo gobierno que demuestra internacionalmente la incapacidad para recuperarlo.

 

Todo influye en el desarrollo armónico de la sociedad y no se pueden descuidar esos factores ya que son la llave que nos asegura el bienestar para todos los mexicanos.

 

PODEROSOS CABALLEROS.- Los matrimonios igualitarios mantienen a la sociedad en vilo. Por un lado el Clero y por otro la clase política. Si bien la relación entre dos personas en un vínculo matrimonial es un contrato, como lo hemos comentado en este espacio, en los que se generan derechos y obligaciones de los contrayentes. Es un contrato nada más, quitándole el todo el “romanticismo”. Sin embargo, la falta de creatividad legislativa, nos lleva a enfrenamientos en la sociedad. La marcha que realizarán los simpatizantes religiosos, que están en todo su derecho ya que son ciudadanos, contra los matrimonios igualitarios, enfrentará a dos bandos muy radicales. La comunidad gay hace manifestaciones y ellos no quieren que los que están en contra de los “matrimonios igualitarios” salgan a las calles a manifestarse. Bueno, se manifiestan hasta los encuerados de los 400 Pueblos, por qué ellos no lo pueden hacer. ¿A quien se le ocurrió esa ley que será discutida por los diputados en unas semanas, que no le pudo poner el nombre de “relaciones igualitarias” o “conyugales”? *** Por cierto, un amigo mío que se jacta de tener varias esposas (polígamo), me dice que entonces deben legislar en ese sentido. “¿Si mis mujeres lo aceptan la poligamia, por qué no está legaizada?”, me comenta. *** Graco Ramírez, gobernador de Morelos, no encuentra la fórmula para solucionar los problemas de su entidad. El vaso ya no está medio lleno, sino al tope. Realmente fue un fiasco al mando del ejecutivo morelense. *** Que mal tino de la secretaria de Sedatu, Rosario Robles de afirmar que los periódicos son para limpiar y matar moscas. Al salir en defensa de César Duarte, le hizo flaco favor. ¿La clase política corrupta son moscas?

 

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA.- Bajo el liderazgo de Enrique Ostale, la Fundación Walmart México entregó este 24 de agosto un donativo de 4 millones de pesos a la organización Alimento para Todos, para fortalecer a 62 ONGs encargadas de distribuir alimentos a poblaciones de la Ciudad de México y área conurbada.

 

Comunícate: vsanchezb@gmail.com

Twitter y Facebook: @vsanchezbanos

No deben ser rescatados gobiernos sobreendeudados

David Colmenares |

SIGNOS Y SEÑALES | La columna de David Colmenares Páramo

Un fenómeno común en los medios, es repetir como si fueran nuevas noticias, información recurrente, pensando que lo escrito con anterioridad ya se olvido. Es frecuente esta recurrencia informativa en las notas sobre la recaudación del predial por los municipios de sólo el 0.2 por ciento del PIB, las observaciones anuales de los informes de resultados de la ASF y respecto al endeudamiento público de los estados, generalizando el problema de menos de una tercera parte de los mismos, que deben tres cuartas partes del total, como si fuera un problema nacional. Cierto hay estados con riesgos, cuyo servicio empieza a ser significativo al rebasar con mucho el promedio de la relación deuda vs PIBE y el porcentaje del servicio de la misma.

 

Ayuda mucho precisar que el problema no es general, hay estados con margen aún para utilizar de manera positiva deuda, que no lo han hecho por su baja capacidad contributiva, porque han tenido mejor manejo de su gasto, además de que sus gobernadores han sido prudentes.
Pero ojo, no olvidemos considerar la deuda con los proveedores y contratitas, que es la más urgente y la más presente, puesto que afecta a los empresarios locales. Por ejemplo a los empresarios afectados por la CNTE en Oaxaca y Chiapas, la primera forma de ayudarlos es pagándoles lo que les deben los gobiernos. 
En estas páginas he comentado, no es novedad, que unas cuantas entidades concentran la mayor parte de la deuda de los gobiernos sub nacionales, cinco significan la mitad y 10 el 75 por ciento, sin problemas en su servicio el DF y EDOMEX, especialmente cuando vemos su relación contra el PIBE y en relación a sus ingresos totales en el caso de la capital.  En 25 municipios se concentra la mitad de la deuda de ese orden de gobierno, y los municipios de la mitad de los estados, representan el 90 por ciento.
Sucede lo mismo en las participaciones, cinco estados concentran más del 40 por ciento: EDOMEX, DF, Nuevo León; Jalisco y Veracruz.  Con el PIBE sucede lo mismo.
Los casos de Chihuahua, Veracruz, Quintana Roo, Nayarit, Nuevo León, Chiapas o Coahuila son de alto riesgo, hoy por ejemplo, la primera está contratando meses antes de terminar,  por seis mil millones de pesos, un nuevo crédito solicitado por el gobierno saliente. Además el año próximo se hablará mucho del desastre nayarita de los dos últimos sexenios y lo sucedido en Coahuila, como que ya paso, pero se nos recuerda por ejemplo, con la noticia de la venta de propiedades inmobiliarias del exdirector del “satito” coahuilense,  por un valor de 37 millones de dólares y su antecesor en finanzas, anda prófugo. Antes de dejar el poder, Enrique Martínez y Martínez, antecesor de Moreira, se manifestaba preocupado por “ser el gobernador que endeudó a Coahuila”, al dejar un  poco más de 200 millones de pesos. Seguro no tenía bola de cristal cuando entregó el poder, para ver el futuro y lo que explotaría en 2011, a partir de la publicación de cifras de la deuda de corto plazo, que hizo la Comisión Nacional Bancaria. Su hermano reestructuró deuda de corto plazo a largo, lo cual fue irregular, violando el principio constitucional de que la deuda sólo es para “inversión productiva”. Al reestructurar se omitió analizar en que se gastó la deuda de corto plazo, no registrada.
En el caso de Nayarit, poco se ha dicho, pero la misma ha ido creciendo.
A estos estados, a ninguno, no se les debe rescatar por el gobierno federal, sería un mal precedente. Es una mala práctica, menos cuando es producto de decisiones irresponsables e incluso están rodeadas de corrupción y opacidad. ¿Por qué utilizar recursos públicos, para cubrir decisiones irresponsables de algunos?, ello sería moralmente incorrecto y en eso coincido con la posición que siempre ha manifestado el gobierno federal.
Quintonil: De diez

Ana Saldaña |

PLACERES | La columna de Ana Saldaña

Recientemente conocí a una persona que decía ser un gran gourmet. Al preguntarle qué tipo de restaurantes conocía,  empezó a enumerar una lista de todos los restaurantes en los que había comido con reconocimientos en listas o guías de prestigio. ¿Será que el ser gourmet implica conocer los restaurantes famosos, o que este calificativo tiene que ver más con el gusto por la buena comida?

 

Al escucharlo, me recordó una experiencia que tuve cuando viajé a la reserva del Manu en Perú. La reserva es conocida como una de las regiones con mayor biodiversad del mundo en flora y fauna, incluyendo una importante diversidad de aves. Ahí conocí a un apasionado observador de aves quien llegó con una lista de pájaros que quería identificar en su viaje. Cada noche, se sentaba en las mesas comunales y con la ayuda de su guía anotaba no sólo los pájaros que había visto, sino también a los que había escuchado. Era evidente su pasión. Una noche me senté a conversar con él. Le pregunté qué otros animales había visto o qué plantas le habían llamado la atención. Me sorprendió al responder que en realidad observaba poco el resto del entorno. Mientras lo decía pensaba lo triste que es visitar un lugar de manera unidimensional. Sobre todo porque mientras el buscaba los pájaros en su lista, yo había recorrido la selva en la noche para dormir en una plataforma y ver un tapir. Llegué a una pared en donde llegaban a comer los loros y guacamayas ofreciendo un deleite de colores. Había olido y sentido un manada de pecarís que corrían a la distancia por la selva. Me sorprendió que ya estando ahí no disfrutara de toda la experiencia que ofrecía el lugar.

 

 

 

Foto  @anasaldana
Foto @anasaldana

 

Siento que esto le pasa a muchos comensales quienes se desviven por completar y palomear una lista de restaurantes y no conocer la gran variedad de opciones gastronómicas que te puede ofrecer un lugar. A veces son experiencias memorables, otras, no tanto. Uno de mis lugares favoritos en la ciudad es el Quintonil. Desde que abrió sus puertas he sido visitante frecuente y amante de su cocina. Muchos de mis cumpleaños los he celebrado ahí. Hoy figura en listas que colocan entre los mejores restaurantes del mundo. ¿Pero el que esté en una lista hace que quiera visitarlo? En mi caso no, lo visito por bueno.

 

Su servicio es impecable y su comida es excelente. El ambiente es agradable e informal sin demasiadas pretensiones, lo que todavía hoy le da un aire a casa. Todo fluye a la perfección. Me encanta que puedo seleccionar un platillo de la carta o pedir un menú de degustación dependiendo de la ocasión o el antojo. Muchos de los ingredientes que utiliza en la preparación de los alimentos son originarios de México y además incorpora todo tipo de verduras.

 

Foto  @anasaldana
Foto @anasaldana

 

Como estábamos festejando, pedimos el menú de degustación. Para empezar llegó de cortesía de la casa un raspado de mango, esta dulce, salado y ácido a la vez. Inmediatamente ponía a trabajar a las papilas gustativas. Después llegaron unos brillantes nopales cocinados en sal con algas y acompañado con un jugo de betabel. Estaban suaves y tiernos. Después unas flores de calabaza rellenas de camarón con varias salsas puestas en pequeñas gotas sobre el plato para poder probar diversas combinaciones, confieso que fue el que menos me gustó de todo el menú de degustación. A continuación, llegó mi plato favorito del día. Unos escamoles servidos sobre una ligera y cremosa base de aguacate tatemado y chips de quelites. Sin lugar a duda han sido los escamoles más deliciosos que me comido en mi vida. Normalmente los escamoles se sirven fritos, pero en esta ocasión estaba tiernitos como si se hubiesen cocinado al alto vacío. Estaban increíbles. Después llegó un hongo que parecía más un corte de carne. Venía acompañado de mojo de pitiona y salvia y jugo de cebolla que daba la sensación como si en lugar de tratarse de un jugo de cebolla era un jugo de carne. Al preguntarles si llevaba algo de carne, me dijeron que el secreto era que la cebolla se quemaba para darle su intenso sabor. El siguiente plato fue la pesca del día, cocinada a la perfección acompañada con calabazas y piña con una costra de chipotle que tenía la combinación perfecta de picante, ácido y dulce. Finalmente, un rib eye añejado de Durango con un chimichurri de chapulines acompañado con frescos quelites sobre una base de puré de maíz. Era una delicia y la carne estaba cocinada perfectamente. Volteé a ver a mis acompañantes de mesa y todos teníamos una gran sonrisa. La intensidad de los sabores y la variedad de los platillos nos llenaron el alma y nos causaron un gran placer.

 

Después llegó su tradicional nieve de nopal para limpiar el paladar, un merengue de frutos rojos y una crema de mamey sobre una galleta de pinole.  Mi favorito fue la crema de mamey que se sentía sedosa y no era nada empalagosa. Para terminar la comilona, pedí uno de sus tradicionales tés, elaborados con hierbas del huerto que se encuentra en la azotea del restaurante. Seleccioné uno de menta, lavanda, melissa, cedrón y tomillo que resultó ideal como digestivo.

 

Foto  @anasaldana
Foto @anasaldana

 

Si tienes ganas de comer en un lugar en donde la comida es excepcional, recomiendo mucho el Quintonil. Más allá de palomear una lista de restaurantes premiados y decir que comiste ahí, aquí no te decepcionará ya que hacen las cosas muy bien y la cocina te sorprenderá.

 

Espero que tengas un muy buen día y recuerda, ¡hay que buscar el sabor de la vida!

 

***

 

Quintonil

Newton 55,

Polanco

Tel. 5280-2680

Corrupción en los trámites ¡claro que enchila!

Vicente Amador |

ENTRE EL DRAMA Y LA COMEDIA | El blog de Vicente Amador

Un alto porcentaje de mexicanos podemos narrar experiencias de corrupción al intentar realizar algún trámite con los servicios públicos: me refiero a situaciones en las que funcionarios del estado exigen un beneficio monetario —que les den una lana, pues— a cambio de hacer lo que deberían no solo hacer sino hacer bien.

 

Por supuesto, no realizamos trámites con el gobierno como experiencia recreativa o vacacional. No es por gusto. Si además llegas a una oficina donde las condiciones del lugar son deprimentes por suciedad, largas colas y malas caras de los servidores públicos, pues peor. Además, la mayoría de las veces son procesos que deben pagarse, adicional a lo que ya se contribuyó con los impuestos ordinarios. Menos alegría. Y si, para rematar, hay quién te pide dinero para aceitar la maquinaria… pues es entendible que, como decimos los mexicanos, nos enchilemos.

 

Es más, tantas veces sucede que hay problemas al efectuar estos trámites, que ya desde el inicio asistes molesto imaginando la pérdida de tiempo que será.

 

Gracias a la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental, la ENCIG, sabemos que los mexicanos continuamos acudiendo principalmente a las instalaciones del gobierno para efectuar pagos, hacer solicitudes o trámites en general. Es así en el 62% de los casos. En poco más del 16% se hizo en un cajero automático o kiosco inteligente; casi el 16% en banco, supermercado, tienda o farmacia; el 3.3% por línea telefónica y apenas el 1.7% por internet.

 

Un segundo elemento: ¿con qué tanta frecuencia nos topamos con problemas al hacer trámites? En más de la mitad de los procesos, en casi el 53%, los usuarios declaran toparse con problemas. ¿Cuáles son estos inconvenientes?
Barreras en el trámite: largas filas, te pasan de una ventanilla a otra, tienes que ir a un lugar muy lejano o los requisitos son excesivos o demasiado quisquillosos. Esos momentos en los que después de horas de estar parados, haciendo fila, te piden el acta de defunción de la abuela firmada por el Obispo de Roma. ¿Se entiende, no? Casi el 90% de las veces, este es el tipo de barrera con la que nos topamos.

 

Asimetrías de la información: por ejemplo, en la página de internet decía que debías llevar tales documentos, pero luego en un impreso dentro de las oficinas dice otra cosa y al llegar con amo del sello, te pide otra cosa. Según los encuestados, es el segundo problema con el que más se topan.

 

Otras dificultades son las que suceden con las Tecnologías de la información y comunicación: por ejemplo, no funcionó la página, hubo problemas en la atención telefónica porque se cortó o no contestaron o, como sucede tantas veces, “se cayó el sistema, joven”.

 

En este escenario, ya podemos señalar una idea fundamental. El corrupto se aprovecha de la ineficacia del proceso, de las barreras, de los momentos en los que se detiene el trámite, para pedir dinero a cambio de continuarlo. Y como la mayoría de los trámites se siguen haciendo en oficinas donde está él… al corrupto no le conviene la eficacia ni los trámites por medios tecnológicos donde él no interviene. Ahí está una clave para la solución.

 

 

A partir de la ENCIG también se estima que a nivel nacional, la tasa de población que tuvo contacto con algún servidor público y sufrió alguna experiencia de corrupción fue de 12,590 personas por cada 100 mil habitantes.

 

El trámite con mayor porcentaje de experiencias de corrupción fue con autoridades de seguridad pública: el policía o el tránsito. Le siguen los procesos en el ministerio público, donde se experimentó corrupción  en el 24% de los casos. En los trámites para abrir una empresa los hubo en poco más del 22% y de ahí para abajo: en los juzgados y tribunales, en permisos relacionados con la propiedad, en los trámites vehiculares y todos los trámites posibles.

 

Una observación: estratégicamente lacerante es la corrupción en la impartición de justicia y en los trámites para abrir una nueva empresa, dos de los elementos que más reclama nuestro país para crecer.

 

Hay quien ha dicho que la corrupción en nuestro país es crónica, cultural. A diferencia de esta opinión, y retomando una idea que recientemente escuché a Claudio X. González, Presidente de Mexicanos Primero, considero que nuestro país no está condenado a ser corrupto. Con la adecuada educación a las personas, y aplicando los incentivos correctos, podríamos contar otra historia. ¿No le parece?

 

¿Terminará Peña en La Haya?

Raymundo Riva Palacio | Jueves 25 de agosto, 2016

ESTRICTAMENTE PERSONAL | La columna de Raymundo Riva Palacio

Tres textos esta semana esbozaron un cuadro sobre qué país de leyes ha construido el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto: 1) el secuestro de los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán en Puerto Vallarta, resultado de un pleito entre cárteles de la droga, fue realizado por el Cártel Jalisco Nueva Generación, que el gobierno federal armó y usó en Michoacán en 2013 y 2014 para aniquilar a Los Caballeros Templarios; 2) las ejecuciones extrajudiciales en Tanhuato en 2015, donde el índice de letalidad fue 28 veces más alto que el tope establecido por los protocolos de uso de la fuerza; y 3) la decisión política de no castigar un crimen en Chilpancingo en 2009, para cuidar a sus aliados en el Pacto por México y sacar adelante sus reformas económicas. Si el pasado pintó mal para México, el futuro pinta peor para el Presidente Peña Nieto, a nivel político y personal.

 

En agosto del año pasado, Michael Mörth, uno de los arquitectos de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, un órgano independiente que prácticamente suplantó al Poder Judicial en ese país, declaró en una entrevista con la agencia rusa Novosti que al concebirla, “siempre la entendimos como un modelo que se puede expandir en América Latina o países donde no hay Estado de Derecho. No tengo ni la menor duda de que una CICIG sería muy útil en México y Honduras”. El Presidente hondureño, Juan Orlando Hernández aceptó la propuesta para que una comisión enjuicie a quienes estén involucrados en actos de corrupción, pero en México es un tema del que no habla el Gobierno. En el mundo, no sólo es una conversación recurrente, sino hay acciones encaminadas a llevar a Peña Nieto, antes o después de que termine su administración, en una corte internacional para juzgarlo por violaciones a los derechos humanos.

 

El consenso se está construyendo con organismos internacionales y varias cancillerías –la estadounidense, por ejemplo, está muy molesta con el gobierno peñista; la alemana y la canadiense, otros botones, están muy preocupadas por el deterioro de la situación de los derechos humanos en México-. Quien frasea con precisión lo que se piensa del gobierno de Peña Nieto en el mundo es José Miguel Vivanco, director para América Latina de Human Rights Watch, quien a propósito del informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos sobre Tanhuato, declaró: “Desafortunadamente, las atrocidades cometidas por los agentes del Estado, inicialmente negadas por funcionarios del Gobierno, que terminan en impunidad, se han convertido en un patrón. La evidencia de los asesinatos por parte de las fuerzas de seguridad mexicanas continúan apilándose”.

 

La política en materia de seguridad está colapsada pese a lo que insistan las autoridades en sentido contrario, y los índices sobre la inseguridad siguen aumentando. El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, afirma que lo que se vive es resultado de todo lo que han tenido que recomponer de la anterior administración, pero el argumento no se sostiene. Durante los ocho primeros meses del sexenio, se decidió no actuar contra la delincuencia organizada, lo que permitió que se rearmaran los cárteles, reorganizaran sus estructuras financieras, reacomodaran territorios y se fortaleciera el cártel Jalisco Nueva Generación, sus aliados en Michoacán, un monstruo al que alimentaron, empoderaron y ya no han podido someter.

 

El problema para Peña Nieto en el mundo es doble. Por un lado está la construcción de un caso judicial en su contra para ser juzgado en cortes internacionales, y por el otro está la presión para que admita una comisión como la de Guatemala en 2012, con la participación directa de la ONU, que subordine al Estado Mexicano a las leyes internacionales. Esa comisión comenzó como un apoyo al sistema de procuración de justicia, pero se involucró en investigaciones sobre corrupción, que finalmente produjeron la renuncia y encarcelamiento del Presidente Otto Pérez Molina, acusado de encabezar la organización criminal que cometió esos delitos.

 

Aquello sigue pareciendo muy lejano en México, pero el Presidente Peña Nieto ha estado escuchando los escenarios de lo que pudiera sucederle si se inicia, en cambio, un juicio en su contra en una corte internacional. Funcionarios de la consejería jurídica de la Presidencia y de la PGR han discutido las posibilidades de que eso suceda, así como también le han asegurado que de llegar el caso, se podría contener con el sacrificio de Tomás Zerón, jefe de la Agencia de Investigación Criminal. Pero no le están diciendo la verdad al Presidente.

 

No está claro que Zerón pudiera ser enjuiciado por crímenes de lesa humanidad, porque el aniquilamiento por decisión del Gobierno de un grupo específico, como fue el caso de Los Caballeros Templarios, no fue una decisión ni una acción por parte de la PGR sino de la Secretaría de Gobernación. Difícil sería también, incluso, juzgarlo internacionalmente por el crimen contra los normalistas de Ayotzinapa, donde se le podrá acusar de negligencias o manipulación en la investigación, y hasta de encubrimiento, pero las omisiones y las decisiones que definieron el crimen, tampoco salieron de la PGR, sino de Los Pinos y Bucareli.

 

En ambos casos, Peña Nieto es quien se encuentra en el corazón del problema, con documentación que prueban violaciones a las leyes como no se habían tenido contra ninguno de sus antecesores. Ser enjuiciado en la Corte Internacional de La Haya ya no es una hipótesis; es una realidad que están armando como caso grupos de expertos extranjeros.

 
twitter: @rivapa