AFP

Compartir

Redacción ejecentral

En una misiva enviada este jueves a los senadores de Estados Unidos, 145 directores ejecutivos de diversas empresas urgieron que se aprueben leyes más estrictas en lo que refiere al control de armas.

Uber, Levi Strauss & Co., Twitter y Royal Caribbean Cruises Ltd., son algunas de las empresas que suscriben la petición al Congreso.

«Le escribimos porque tenemos la responsabilidad y la obligación de defender la seguridad de nuestros empleados, clientes y todos los estadounidenses en las comunidades a las que servimos en todo el país. No hacer nada sobre la crisis de violencia armada de Estados Unidos es simplemente inaceptable y es hora de apoyar al público estadounidense sobre la seguridad de las armas», dice el pronunciamiento.

En la carta los firmantes recuerdan los últimos tiroteos en Estados Unidos, “nuestros corazones están con las víctimas, sus familias y seres queridos y todos los afectados por lo trágicos tiroteos en El Paso, Dayton y Ohio”.

“La violencia armada en Estados Unidos no es inevitable; se puede prevenir. Hay pasos que el Congreso puede, y debe tomar para prevenir y reducir la violencia armada”, indica el documento revelado por el diario The New York Times.

Los CEOs hacen hincapié en que se lleven a cabo actualizaciones en cómo se verifican antecedentes para los portadores de armas o solicitantes de las mismas.

Además destacaron lo benéfico de las leyes de riesgo extremo (también conocidas como «banderas rojas»), es decir, medidas que permitirían a las autoridades temporalmente quitar las armas a las personas que se consideran un peligro para sí mismas o para otros.

“Estas propuestas son de sentido común, bipartidistas y ampliamente respaldadas por el público estadounidense. Es hora de que el Senado tome medidas”, finalizan en su escrito los directores ejecutivos.

México frente al flujo de armas

La carta coincide con la participación del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, en la comparecencia matutina sobre el flujo de armas.

El canciller señaló que Estados Unidos debe hacer «muchísimo más» para frenar el tráfico de armas hacia México y que el objetivo no solo es reducir el ingreso de armamento sino congelarlo.

El canciller calificó como exitosa su reunión de esta semana con funcionarios estadounidenses y anunció que el Gobierno mexicano publicará cada mes un reporte de cuántas de las armas incautadas proceden de Estados Unidos.

Recordó que desde julio pasado propuso puntos fronterizos para evitar tráfico de armamento y se detectó que el 41 por ciento de armas que proceden de Estados Unidos son de Texas. NR

(Con información de The New York Times)

ES DE INTERÉS |

Compartir