Foto: AFP

Compartir

AFP

chelsea manning_afp

Con el pelo rubio corto y  labios rojos, la exanalista de inteligencia y joven transgénero Chelsea Manning publicó este jueves su primer retrato en las redes sociales, un día después de salir de prisión.

«OK, ¡¡pues aquí estoy, gente!!», escribió en Twitter e Instagram la joven de 29 años, que ingresó a prisión como un hombre llamado Bradley.

Chelsea Manning, que en la foto aparece con una blusa azul marina con rayas blancas, reivindicó su identidad de mujer al día siguiente de conocer su condena, en 2013, y siguió en la cárcel un tratamiento hormonal después de un largo combate legal.

Sus simpatizantes creen que se dejará crecer el pelo, tras años sometida al corte reglamentario en detención.

En Twitter, una red social que solía utilizar desde su celda, Manning publicó tras salir de la cárcel militar de Fort Leavenworth, en Kansas, una foto de sus pies con calzado deportivo junto al comentario: «Primeros pasos de libertad».

Chelsea Manning filtró a WikiLeaks en 2010 más de 700.000 documentos confidenciales relacionados con las guerras de Irak y Afganistán, entre ellos unos 250.000 cables diplomáticos que comprometió a Estados Unidos y sus cancillerías en todo el mundo.

This Instagram account screen capture shows a portrait of transgender former soldier Chelsea Manning she posted on May 18, 2017 one day after being released from a top-security US military prison. Manning, a former army intelligence analyst, posted a picture of herself on social media with short blonde hair, lipstick and mascara, wearing a V-neck navy blue top with white trim. The photo replaced an old Twitter profile picture that had shown Manning in her previous incarnation as Bradley Manning, a male soldier in military uniform and beret.  / AFP PHOTO / BALESTRAMEDIA / - / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / COURTESY OF CHELSEA MANNING " - NO MARKETING - NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS

Condenada por un tribunal militar a 35 años de reclusión por la gigantesca fuga de datos clasificados, salió en libertad después de siete años tras los barrotes gracias a un indulto concedido por el expresidente Barack Obama.

La exanalista de inteligencia continúa siendo miembro de las Fuerzas Armadas estadounidenses, técnicamente suspendida sin sueldo mientras se evalúa el recurso que presentó contra su condena.

Sin embargo, es bastante improbable que Chelsea Manning sea llamada a servir.

Compartir