Compartir

AFP

La Haya, Holanda. Una camioneta blanca de matrícula española y en la que trasladaban cilindros de gas fue detenida la noche del miércoles por la policía de Rotterdam, Holanda.

El alcalde Ahmed Aboutaleb informó que detuvieron al conductor de nacionalidad española y procedente de ese país, tras recibir una advertencia de terrorismo por parte de las autoridades españolas, por la que también cancelaron un concierto en Rotterdam.

El conductor español de la furgoneta (…) fue detenido y conducido a la comisaría donde está siendo interrogado», dijo la policía de Rotterdam.

En tanto, fue cancelado el concierto de la banda californiana Allah-Las, previsto a las 20:30 hora local (18:30 horas GMT) en la sala Maassilo, con capacidad para unas mil personas y situada en una zona portuaria al sur de la ciudad.

Pocas horas antes del inicio del evento, las autoridades recibieron el aviso de la policía española sobre una «amenaza terrorista».

El edificio de Rotterdam donde debía desarrollarse el concierto fue evacuado y la sala revisada por la escuadra antiterrorista holandesa.

Al atardecer me advirtieron por teléfono que habíamos recibido una amenaza vinculada a un concierto estadunidense en el Maassilo de Rotterdam,» dijo el alcalde de la ciudad, Ahmed Aboutaleb, en una rueda de prensa convocada de apuro. «El aviso fue dado por la policía española a la policía holandesa».

Sin embargo, el primer alcalde musulmán del país, que ha criticado públicamente a los grupos yihadistas, dijo que «no se puede establecer de momento si la camioneta con las bombonas de gas está relacionada con la amenaza».

Los cuatro miembros de la banda fueron evacuados del lugar protegidos por chalecos antibala.

En un comunicado recibido por AFP, dijeron que estaban «sanos y salvos y muy agradecidos con la policía de Rotterdam y otras agencias por haber detectado la amenaza potencial antes de que nadie resulte herido».

Agentes de policía estaban desplegados en torno a la sala, equipados con chalecos antibalas, informó la radiotelevisión pública holandesa NOS.

La policía de Rotterdam indicó que un agente «presente cerca del lugar decidió detener a una camioneta que vio pasar hacia las 21:30 horas» (19:30 horas GMT).

La furgoneta tenía matrícula española y era conducida por un español. En su interior había un par de bombonas de gas. Se está investigando si existe vínculo con la amenaza terrorista», agregó.

Un portavoz del ministerio de Justicia dijo a AFP que el estado de alerta en Holanda permanece en el nivel 4 sobre un máximo de 5.

De momento nada ha cambiado», agregó Lodewijk Hekking, explicando que el nivel de alerta sigue significando que existe la posibilidad real de un ataque en Holanda.

El pasado jueves, las localidades catalanas de Barcelona y Cambrils fueron blanco de dos atropellos masivos con vehículos llevados a cabo por una célula yihadista y revindicados por el grupo Estado Islámico (EI).

Holanda no ha sufrido hasta la fecha un atentado masivo como ha sucedido en otros países vecinos. Pero las autoridades se mantienen muy alerta tras informaciones de que individuos relacionados con los atentados de París y Bruselas transitaron por el país.

En junio, un holandés conocido por las autoridades como potencialmente radicalizado fue detenido mientras filmaba el exterior del Philips Stadium en Eindhoven, uno de los más grandes del país.

La detención se produjo pocas semanas después del atentado de Manchester, que causó 22 muertos a la salida de un concierto de la estrella del pop estadunidense Ariana Grande.

Decomisan más detonadores, clavos y gas en Alancar

Las conexiones internacionales de la célula integrada en buena medida por marroquíes que perpetró los atentados en España están siendo investigados para seguir el rastro de sus movimientos en Francia y Bélgica.

La policía española realizó nuevos allanamientos la noche del martes tras desmantelar la banda que mató a 15 personas e hirió a más de 120 en las concurridas Ramblas de Barcelona y en el balneario Cambrills de la costa catalana.

Según documentos judiciales españoles, por lo menos 500 litros de acetona, grandes cantidades de clavos y detonadores así como cilindros de gas fueron hallados en una casa de Alcanar, al sur de Barcelona. (FOTO: Arie Kievit/ANP/AFP)

Compartir