Compartir

Juan Carlos Rodríguez

gris1

A

cá entre nos. La falta de documentación justificativa y/o comprobatoria del gasto es la principal anomalía en la contabilidad de los estados. De los 16 mil 802 millones de pesos con irregularidades en el gasto federalizado, cinco mil 231 millones corresponden a este tipo de falla, equivalente a 31% del total.

Alcalde bobo. La no entrega de recursos a los gobiernos municipales es la principal anomalía en que incurren los gobernadores en el manejo de las participaciones federales. En 2017, la ASF detectó fallas en el manejo de 469.8 millones de pesos provenientes de los impuestos que pagan los ciudadanos, de los cuales 372 millones de pesos (79%) no se entregaron a los alcaldes y 60.7 millones (13%) se entregaron con retraso.

Arriba el norte. Coahuila, Tamaulipas y Sinaloa son las entidades con mayores inconsistencias en el manejo del gasto federalizado. La siguiente tabla corresponde al porcentaje de irregularidades en función de la muestra auditada en 2017.

A

Bye a la Cruzada contra el Hambre. Sobre la fiscalización de la Cruzada Nacional contra el Hambre, la ASF concluyó que no se cuenta con elementos para acreditar que dicha estrategia haya constituido una solución estructural y permanente para atender el problema de la prevalencia de la pobreza extrema alimentaria.

cLetra3ompras verde olivo. En 2017, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) acabó con el récord perfecto que llevaba en el sexenio en materia de fiscalización. Mientras que entre 2013 y 2016 no reportó dinero pendiente de comprobar, en la segunda entrega del análisis de la Cuenta Pública 2017 aparece un expediente en el que se le atribuyen compras a sobrecosto que causaron un daño al erario por tres millones 589 mil pesos.

La ASF detectó “ausencia de mecanismos de control y operación en el manejo y aplicación de los recursos que motivaron, entre otros, la falta de justificación y de evidencia documental para acreditar que con los procedimientos de adjudicación seleccionados se aseguraron las mejores condiciones de compra para el estado; deficiencias en la selección de proveedores, toda vez que los bienes no fueron comprados directamente con el fabricante”.

Corrupción perimetral. La construcción de la barda perimetral del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México es la obra de infraestructura que más irregularidades financieras tuvo en el segundo análisis de la Cuenta Pública 2017. Se realizaron trabajos sin tener un programa de ejecución actualizado, además de que la Sedena no contó con la capacidad técnica, material y humana para ejecutar de manera directa la obra, ya que excedió el 51% establecido legalmente para efectuar los trabajos con terceros, lo que causó un daño al erario por 117.9 millones de pesos.

Coyotes en el agro. La Secretaría de Agricultura, a través de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios, opera el programa denominado Incentivo por Ajuste e Integración sobre Bases en Agricultura por Contrato, el cual busca fomentar y promover la celebración de contratos de compraventa entre personas productoras y compradoras de maíz, sorgo, trigo y soya, bajo condiciones específicas de precio, volumen, calidad, tiempo, lugar de entrega y condiciones de pago, a fin de garantizar la comercialización del producto en condiciones competitivas para las partes. No obstante, la ASF detectó pagos indebidos a compradores por siete millones de pesos.

C

Desbarajuste poblano. La entidad gobernada en 2017 por José Antonio Gali Fayad es una de las que reporta mayor porcentaje de anomalías en el gasto federalizado, es decir, en los recursos que el gobierno federal transfiere a los estados para combatir la pobreza, sanear sus finanzas, combatir la inseguridad y mejorar la infraestructura social. De los 11 mil 206 millones analizados en la segunda entrega del informe sobre la Cuenta Pública 2017, están pendientes de justificar mil 150 millones, lo que equivale a 10.3% de los recursos transferidos.

D

Desinfle. Con la llegada de David Colmenares a la ASF se experimentó una caída en los montos observados producto de la mala utilización de recursos.

Despedida de Moreira. En 2017, Coahuila fue el campeón de las inconsistencias en el manejo de las participaciones federales, es decir, en los recursos provenientes de los impuestos. De un universo analizado de cuatro mil 128 millones de pesos en el último año de gobierno de Rubén Moreira, la entidad tuvo irregularidades en 295.8 millones, que equivale a 7.2% del total. Muy de lejos, en segundo lugar está Veracruz, con 79.1 millones con fallas, que representa 0.8% del total.

D2

Estafa Maestra. De marzo a la fecha se han presentado 53 denuncias penales —de las cuales siete se interpusieron en octubre— relacionadas con contrataciones al amparo del artículo 1º de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público (LAASSP) por un monto de mil 900 millones de pesos. En total, se han presentado ya 30 denuncias penales relacionadas con contrataciones celebradas por diversas dependencias y entidades, con universidades públicas y Sistemas de Radio y TV, por un monto aproximado de cinco mil millones de pesos.

Expediente limpio. Nueve dependencias de gobierno tuvieron un expediente limpio en la segunda entrega de la Auditoría 2017, con cero pesos pendientes de solventar. Entre ellas está la Secretaría de Gobernación, de la Función Pública, de Marina, del Trabajo y Previsión Social, de Turismo y de Salud, además del Inegi, el Poder Judicial en su conjunto y la Comisión Reguladora de Energía.

G“Guardadito” de los Tribunales Agrarios: De los órganos autónomos que fueron analizados en la segunda entrega de la Cuenta Pública 2017, los Tribunales Agrarios fueron los únicos que presentaron malas notas. Se trata de una auditoría de gestión financiera que detectó el mal uso de 2.3 millones de pesos. De ese total, 1.8 millones no fueron reintegrados a la Tesofe, 182 mil 800 pesos corresponden a pagos en exceso a plazas laborales y 155 mil 300 pesos en viáticos no justificados.

Honorarios fantasmas: El Programa Seguro de Vida para Jefas de Familia de Sedesol, considerado una de las acciones prioritarias del actual gobierno para combatir la pobreza, presentó anomalías por la entrega de honorarios fuera de norma por un monto de 6.5 millones de pesos.

Infraestructura Social. Es el área del gasto federalizado con más desvíos en el más reciente informe de la ASF, con mil 734 millones pendientes de recuperar. El fondo tiene como objetivo que los gobiernos locales inviertan en agua potable, drenaje, energía eléctrica y caminos en las comunidades más pobres de los estados.

Instituto del Emprendedor, al taller. En las auditorías sobre la política de fomento y apoyo para emprendedores, la ASF determinó que existen áreas de oportunidad en la operación del Fondo Nacional Emprendedor que impiden constatar su efectividad, en cuanto a la atención de las necesidades de los emprendedores con problemas de productividad. La ASF presenta una recomendación para que el Instituto Nacional del Emprendedor realice una reingeniería del programa a partir de un diagnóstico claro sobre las necesidades de las micro, pequeñas y medianas empresas por tamaño y actividad económica.

I

Mancha puma. En la última década, la Universidad Nacional Autónoma de México había salido limpia en las investigaciones de la ASF. Sin embargo, en el más reciente informe presenta un faltante por 16.7 millones de pesos. El mayor faltante corresponde a una diferencia no aclarada de 13.4 millones de pesos que resultó del comparativo de las cifras reportadas en el “Cierre 2017” con los registros de las nóminas de la Facultad de Estudios Superiores “Acatlán”. También hubo pagos salariales indebidos por 3.3 millones de pesos.

¡Me lleva el tren! De las distintas obras que están a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la que más daño causó al erario es la Ampliación del Sistema del Tren Eléctrico Urbano en la Zona Metropolitana de Guadalajara, con faltantes por 108.7 millones de pesos. La mayoría de las irregularidades se debe a pagos a contratistas por retraso de la obra (53.2 millones de pesos), sobrecosto de materiales (16.4 millones) y cambio de equipo de perforación (16.3 millones).

Obras negras: En su más reciente informe, la ASF auditó 15 obras de infraestructura, de las cuales siete no tuvieron observaciones y otras ocho presentaron irregularidades. Éstas son:

O

Persecución en tiempo real. A partir de la Cuenta Pública 2018, cuyo análisis comienza el próximo año, la ASF tendrá nuevas modalidades de fiscalización, por lo que se espera que haya auditorías de mayor calidad y multidisciplinarias. Se implementará un modelo de intercambio de base de datos con todo aquel ente público que genere, administre o posea información que contribuya a la prevención y detección de hechos de corrupción. Así se podrá identificar, en tiempo real, la práctica indebida de contratación de empresas fantasmas para desvío de recursos públicos, por lo que se contribuirá a ponerle fin a la industria de las facturas falsas y la simulación de operaciones fiscales.

Premios y castigos. El Ramo 23 es considerado por organizaciones de la sociedad civil como la bolsa que concentra los recursos que el gobierno utiliza para premiar o castigar a estados y municipios, pues su regulación es poco clara. Dentro de este Ramo está el Fondo para el Fortalecimiento Financiero (Fortafin), que es el que presenta mayores anomalías, según la ASF. De los 19 mil 553 millones de pesos asignados en 2017, el órgano fiscalizador detectó anomalías por dos mil 514 millones, lo que corresponde al 29.7% del total.

Presupuesto hospitalizado. De la revisión al proyecto Construcción del Hospital General de Zona en la ciudad de Aguascalientes se constató el pago de 99.9 millones de pesos por conceptos no previstos en el catálogo original, sin que se demostraran los rendimientos de materiales, mano de obra, maquinaria y equipo. En total, las anomalías ascienden a 102.5 millones de pesos.

Prospera… el desfalco. El rubro de salud del programa Prospera se consolida como uno de los renglones del gasto federalizado que más sangrías le generan al erario. En 2017, uno de cada tres pesos destinado al programa fue mal utilizado, según al ASF. De una muestra auditada de mil 852 millones de pesos, 548 millones (equivalentes a 29.6%) presentaron insolvencias.

P

Robles Berlanga, Rosario. Es la secretaria de Estado que, en 18 años de fiscalización superior, acumula las mayores observaciones por recursos sin comprobar. En su paso por Sedesol (2013-2015) hubo faltantes por tres mil 973 millones de pesos, y en Sedatu (2016-2017, el año en curso aún no se audita) van mil 971 millones, lo que da un gran total de cinco mil 944 millones de pesos. La cifra es equivalente a lo que recibieron en conjunto, en 2018, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y el Instituto Nacional de Acceso a la Información (Inai).

R

Sedatu. La dependencia a cargo de Rosario Robles Berlanga es el área del gobierno federal con mayores anomalías en el más reciente informe de la ASF. Tiene observaciones por 966.3 millones de pesos en la segunda entrega de la Cuenta Pública 2017.

Sin vivienda: Para el ejercicio 2017 el Fonhapo y las delegaciones estatales de la Sedatu contaron con un presupuesto de dos mil 168.9 millones de pesos para realizar 106 mil 856 acciones de vivienda, con periodo de ejecución del 30 de junio de 2017 al 30 de junio de 2018, de las cuales sólo concluyeron 62 mil 023 acciones (58.0%) por mil 203.8 millones de pesos; sin embargo, respecto de las 44 mil 833 acciones no concluidas (42.0%) por un monto de 965 millones de pesos, se determinó que éstas se encontraban en proceso de ejecución (38.5%) o no iniciadas (3.5%), cuyo importe correspondiente al presupuesto 2017 no se reintegró a la Tesofe

Subejercicios. Una de las anomalías más comunes en la contabilidad de los estados y municipios son los recursos o rendimientos financieros no ejercidos, no devengados o sin reintegrar a la Tesorería de la Federación. De los 16 mil 802 millones de pesos en irregularidades que la ASF identificó en la Cuenta Pública 2017, 5 mil 920 millones corresponde a este tipo de fallas, lo que equivale a 35% del total.

S

Trabajadores invisibles. La tercera irregularidad más frecuente en las finanzas de los estados es el pago a trabajadores no identificados en los centros de trabajo. De los 16 mil 802 millones de pesos que en 2017 presentaron irregularidades, mil 526.4 millones se fueron en pagos a estos empleados desconocidos, lo que equivale a 9% del total.

Trapitos sucios del SAT. Después de tener un expediente limpio durante todo el sexenio, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) presentó anomalías contables por 7.9 millones de pesos debido a pagos a plazas no autorizadas y pagos en demasía a otras plazas; gasto no justificado en combustibles y pagos sin comprobar en lavandería, limpieza e higiene. El monto se desglosa de la siguiente manera en el más reciente informe de la ASF:

T

Veracruz. Aún sin Javier Duarte, la entidad sigue presentando problemas en la comprobación de sus gastos. En la Cuenta Pública de 2017, correspondiente al primero de dos años de gobierno de Miguel Ángel Yunes, Veracruz fue la entidad con más observaciones en el ejercicio de recursos federales (285) y con más acciones de la ASF (164) para recuperar dinero mal gastado.

VIH. En lo relativo a la adquisición, distribución y control de medicamentos e insumos para la atención del VIH/Sida, la ASF identificó que se carece de una metodología de administración de riesgos, de manuales de organización y procedimientos actualizados; así como de la determinación de responsables para el cumplimiento de objetivos estratégicos institucionales. Se concluyó que la inexistencia de estos mecanismos puede poner en riesgo la prevención, atención y control del VIH/Sida, y otras infecciones de transmisión sexual.

gris2

ES DE INTERÉS |

El año que acabó con expedientes limpios

Norte supera al sur en anomalías

Compartir