Foto Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

En punto de las 13:14 horas, la Ciudad de México, Estado de México, Morelos Puebla, Guerrero y Oaxaca, guardó un minuto de silencio en memoria de las 228 personas que perdieron la vida en el sismo el pasado 19 de septiembre de 2017.

Posteriormente, a las 13:16 horas se llevó a cabo el Macrosimulacro 2018 a nivel nacional, para recordar a las víctimas de los sismos de 1985 y 2017. Protección Civil capitalina sostuvo que participaron 8 millones 114 mil 985 en 18 mil 485 inmuebles.

Los altavoces instalados en diferentes puntos de la capital del país emitieron la alerta sísmica y la gente comenzó a desalojar los inmuebles de acuerdo con los protocolos establecidos por la Secretaría de Protección Civil local.

José Ramón Amieva, se instaló en el Centro Comercial Reforma 222 para supervisar el ejercicio coordinado por diversas instancias de gobierno y civiles, a diferencias de ocasiones pasadas cuando el ex Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera supervisaba el ejercicio de Protección Civil desde el Centro de Monitoreo de la Ciudad (C5).

«Habrá dos diferencias muy importantes; primero el gabinete de seguridad y emergencia se va a constituir en un sitio en donde se esté llevando a cabo el simulacro, es decir, ahora no habrá un seguimiento en el C5 por parte de los titulares de gabinete.

«En el C5 estarán obviamente la representación del gabinete pero esto será en campo y ahí mismo se participará y se verá el involucramiento de las personas y los resultados que estén dando los cuerpos de emergencia», dijo Amieva.

El jefe de Gobierno coordinó las acciones bajo la hipótesis de un sismo magnitud 7.2 con epicentro a 35 kilómetros al este de Acatlán de Osorio, Puebla y a 189 Km de la Ciudad de México, el cual sería perceptible por 60 segundos.

Las banderas de la explanada de Bellas Artes se mantuvieron a media asta, algunas parejas de jóvenes, notablemente emotivas se abrazaron; mientras elementos de Protección Civil mantenían el puño en alto, insignia que en 2017 se convirtió en lo más representativo para demostrar unidad, fuerza y resistencia.

Autoridades de tránsito hicieron corte a la circulación en el Eje Central Lázaro Cárdenas, para dar paso a los cientos de personas que evacuaban los edificios. Los participantes siguieron ordenadamente las instrucciones de los encargados de protección civil de sus respectivas empresas.

A su vez, grupos de brigadistas participaron del simulacro con casos supuestos de emergencia: personas desmayadas, lesionadas, o auxilio a personas de la tercera edad y discapacidad.

El Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México también participó en la simulación, por lo que helicópteros del agrupamiento Cóndores aterrizó en el cruce de Insurgente con Reforma.

En el operativo, personal de negocios atendieron el simulacro. Sin embargo, pocos huéspedes de los grandes hoteles salieron a la calle después de que sonara la alerta sísmica.

En la Residencia Oficial de Los Pinos, el presidente Enrique Peña Nieto, junto con personal del lugar, tomó parte del operativo. A través de su cuenta de Twitter, el mandatario recordó a las víctimas de los sismos del 19 de septiembre de 1985 y 2017.

Además, Luis Felipe Puente, coordinador nacional de Protección Civil, señaló que hasta el momento, la participación de los ciudadanos se ha realizado con orden y respetando los protocolos de la dependencia.

El macrosimulacro tomó como base un sismo de magnitud 7.2, con epicentro a 35 kilómetros al este de Acatlán de Osorio, en Puebla.

En Veracruz, el Complejo Sardinero de Pemex y la Facultad de Medicina de la Universidad Veracruzana también se sumaron al macrosimulacro.

Vecinos del Multifamiliar Tlalpan cerraron la calzada 

Vecinos del Multifamiliar Tlalpan cerraron la calzada del mismo nombre mientras sonaba la alerta sísmica, para recordar la tragedia ocurrida hace un año.

Frente al edificio 1-C, que colapsó en el terremoto del 19 de septiembre del año pasado, izaron una bandera a media asta y levantaron el puño derecho al cielo.

Al grito de “¡Damnifucados Unidos serán reconstruidos!”, los vecinos se organizaron para hacer una cadena humana fuera del multifamiliar.

Un minuto de silencio para recordar a las víctimas. Luego, al sonido de la alerta sísmica, el puño izquierdo en alto, en señal de protesta porque están sin casa.

Grave, mujer que se arrojó de un tercer piso por escuchar alerta sísmica 

En Xochimilco, una mujer de aproximadamente 50 años de edad fue trasladada al hospital de Balbuena luego que aparentemente se arrojara desde un tercer piso al escuchar la alerta sísmica y sufrió traumatismo craneoencefálico. Su estado se reporta como grave al presentar un diagnóstico de politraumatismo. DC/RB

Compartir