Foto @SNietoCastillo

Compartir

Redacción ejecentral

El presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello, advirtió que al aclararse atribuciones, sanciones o acciones habrá eficiencia del gasto y señaló que todo cambio a la reforma electoral o ahorros presupuestales deben ser en términos de tener un avance y no un retroceso.

Toda reforma, como he pretendido mencionar brevemente (y) como ha ocurrido desde 1977, ha supuesto en términos de un avance y no de un retroceso”, argumentó al arrancar la reunión del Grupo de Trabajo para la Reforma del Estado y Electoral de la Cámara de Diputados.

Dijo que nadie está en contra del uso racional y eficiente de los recursos públicos, pero también “estamos convencidos” de que esta construcción conjunta debe evitar un paso atrás en la autonomía de las autoridades electorales.

La autonomía de las autoridades electorales, la certeza en las reglas, la equidad en la contienda electoral y la representación de la pluralidad son los cuatro pilares que deben continuar apuntalando al sistema democrático del país, remarcó.

“Es la nueva apuesta que como sociedad, que ustedes como legisladores y representantes de la nación mexicana, tenemos en conjunto hacia adelante”, reiteró Córdova Vianello, quien insistió en la necesidad de garantizar la libertad para participar y manifestarse sobre los asuntos públicos.

“Creo que esa es la lógica que inspira este proceso encabezado por la Cámara de Diputados, y creo que es el consenso y no la imposición lo que se está plantando como ruta para definir el rumbo del país”.

El presidente del INE añadió que la reforma electoral actual no es fundacional ni está perdida en la historia de la transición, sino se encuentra en la última etapa de una serie de cambios pactados por las fuerzas políticas a lo largo de más de cuatro décadas, desde la reforma de 1977 y hasta la fecha. RB

Compartir