Fotos: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Lo que para algunos pareció en un principio una broma, luego se convirtió en desconcierto. Resulta que en la cena que este miércoles celebró el presidente Andrés Manuel López Obrador con los más importantes empresarios del país, fue colocada, en cada uno de los lugares, una hoja en la que los invitados podían elegir “voluntariamente” comprar billetes de Lotería para la rifa del avión presidencial. El monto iba desde 20 millones de pesos hasta 200. El documento, que no tenía algún logo, circuló pronto en redes sociales, porque parecía irreal. No lo fue, tenían que dejar sus datos, desde nombre, número de celular, correo electrónico y dirección a donde la Lotería debía hacerles llegar los billetes comprados y, por supuesto, su firma.

Compartir