Compartir

Redacción ejecentral

El camarógrafo hondureño Edwin Rivera Paz fue asesinado la tarde de este domingo en el barrio San Diego, en Acayucan, Veracruz, donde residía en últimos meses tras llegar huyendo de su país, por el homicidio de su compañero de trabajo y mancuerna en la TV de aquel país.

Hombres a bordo de una motocicleta lo persiguieron varias cuadras y lo alcanzaron y balearon en repetidas ocasiones cuando se encontraba al cruce de las calles Porvenir y Benito Juárez, aproximadamente a las 2 de la tarde.

De acuerdo con Presencia Noticias de Acayucan, Edwin se encontraba en México en calidad de refugiado, por la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Rivera, de 28 años, llegó a México para ocultarse al temer por su vida, luego del asesinato del periodista Igor Abisaí Padilla Chávez, con quien colaboraba como cámara y ultimado por la Mara-18, de forma similar, en enero pasado.

Al parecer otra persona que lo acompañaba alcanzó a huir, de acuerdo con el reporte de Imagen del Golfo.

Presencia Noticias, agrega que autoridades consulares de Honduras y la Acnur llegaron al municipio para apoyar a la familia con el traslado del cadáver a su país de origen.

Edwin vivía con su medio hermano Pablo Rivera Cabrera en la colonia San Diego, un barrio cercano a la carretera 185 que conecta a Minatitlán y Coatzacoalcos, las principales ciudades de la zona sur, junto con Acayucan.

Padilla y Rivera eran reconocidos como conductor y realizador en la televisión hondureña con el programa Los Verduleros, que elaboraban juntos y se transmitía desde el canal Hable quien habla.

Según fuentes cercanas a Edwin Rivera, citadas por el diario hondureño La Prensa, dejó su país una semana después del homicidio de Igor, tras asegurar que temía por su vida, al ser la persona más cercana de quien además era su jefe.

Padilla Chávez fue asesinado el 17 de enero en el barrio de Suyapa en San Pedro Sula, Honduras. EC

Compartir