Compartir

Luis León

lleon@ejecenetral.com.mx

La firma japonesa, en colaboración con funcionarios nacionales, crearon una elaborada red de empresas que le permite controlar todo el negocio de la sal en Baja California Sur a través de operaciones fraudulentas.  Ese esquema ha causado sangrías al gobierno mexicano sin que las secretarías de Economía y de la Función Pública atiendan las alertas de la Auditoría Superior.

A través de un entramado de operaciones y contratos para la explotación, traslado y comercialización de la sal mexicana, las empresas de participación estatal Fideicomiso de Fomento Minero (Fifom), Baja Bulk Carriers (BBC) y Exportadora de Sal (ESSA), benefician cada año con más de mil millones de dólares a Mitsubishi Co. (MC), el corporativo japonés que ha sido señalado en tribunales de Estados Unidos como lavador de dinero a favor de Estados terroristas.

Documentos recabados por ejecentral y los resultados de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) muestran cómo en los últimos seis años, la omisión y acción de funcionarios mexicanos, a través de pagos por demoras a buques de carga, utilidades no reportadas, pérdida de remanentes por el tipo de cambio, venta de gasolina para sus buques, venta de sal a bajo costo y maquillando su calidad, son apenas algunas de las formas en las que Mitsubishi se ha beneficiado y por lo que ha obtenido ganancias anuales en el mercado por la sal, de acuerdo a los reportes, por 160 mil millones de dólares.

ES 2

Es así, que la sociedad entre Exportadora de Sal y Mitsubishi, creada para beneficiarse ambas de la explotación de la mina de sal mexicana a cielo abierto ubicada en Baja California Sur —una de las más grandes del mundo y con alta calidad—, se desvió al paso de los años y a través de la participación de una red de empresas que ofrecen diferentes servicios y los contratos que han firmado, es como obtienen los beneficios económicos y que, a su vez, representan pérdidas recurrentes para el gobierno mexicano, de acuerdo a la reconstrucción que este semanario hizo a través de la revisión de documentos oficiales de los últimos seis años.

ES 1

ESSA es propietaria de la maquinaria y equipo que se utiliza para la producción de sal, los terrenos sobre los que opera, en una parte, le fueron concesionados por el gobierno federal y a quien la empresa no le paga ni un solo centavo, y sólo por una parte le paga una renta a ejidatarios, que en el año pasado denunciaron haber sido amenazados por la Secretaría de Economía (SE), quien les habría presionado para no aumentar la renta o arriesgarse a ser expropiadas.

La relación entre Baja Bulk Carriers y Mitsubishi Co. le ha generado múltiples beneficios económicos directos e indirectos al vasto y diversificado grupo de empresas de Mitsubishi, como consta en el oficio del director ejecutivo de BBC, Carlos Vidali, a Mario Cantú, presidente del Consejo de ESSA y actualmente subsecretario de Minería, con copia a Yannina Marcel Navarro, directora de Crédito, Finanzas y Administración de Fifomi, y Andrés Pérez Frías, jefe de la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Economía.

Los más de mil millones de dólares de ganancia de Mitsubishi los obtiene de diferentes formas y rubros, a partir de la red de empresas que han permitido y tolerado los funcionarios públicos de la Secretaría de Economía, a pesar de las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Por ejemplo, un 70% del transporte de la sal que contrata BBC, lo realizan barcos de la NYK, empresa naviera parte del Grupo MC, por un monto aproximado anual de 100 millones de dólares. También se beneficia con el cobro por el barco de 60 mil toneladas métricas de desplazamiento, que fue contratado ilegalmente por BBC por 15 años, llamado Buenaventura, que es de NYK: NGB; siendo la inversión total en el barco de unos 110 millones dólares.

El combustible de los barcos que tiene arrendados BBC, que anualmente consumen un total aproximado de 30 mil toneladas métricas, los surte Mitsubishi Energy Corporation (MEC) para un monto anual de 15 millones de dólares. Además, todos los seguros contra riesgos, contingencias, vida y servicios médicos de BBC son provistos por Tokio Marine Insurance, también parte del grupo Mitsubishi. Las primas anuales son por 200 mil dólares, lo que representa cerca de 14.5% de los gastos administrativos de BBC.

Y también, todas las cuentas y pagos de BBC y preponderantemente las de ESSA se manejan a través de Union Bank, que es parte del grupo de Mitsubishi Financial Services operando en Estados Unidos. Transacciones que le generan ganancias al corporativo, pero se desconoce el monto.

Empresas y contratos

Un total de siete empresas monopolizan las necesidades de Exportadora de Sal para colocar su producto en el mercado internacional. Desde buques cargueros y afianzadoras económicas para el traslado de la sal, y hasta bancos donde se realizan todos los pagos y depósitos conforman el entramado. Lo curioso es que todas pertenecen o están asociadas directamente al grupo Mitsubishi.

Se trata de Mitsubishi Co., y sus filiales Nippon Yusen Kabushild Kaiha (NYK Logistica) y Tokio Marine & Nichido Fire Insure Co. Ltd (Aseguradora de Buques), las cuales comparten accionistas. Y la operación se consuma con otras de sus subsidiarias, entre ellas, la naviera Baja Bulk Carriers (BBC); Naviera MOL, y The Bank of Tokio-Mitsubishi UFJ Ltd.

HOJA 1

Todos los contratos que permiten el traslado de la sal desde Isla Cedros, Baja California Sur, hacia los destinos comerciales, los fue obteniendo en los últimos seis años Mitsubishi Co., disfrazando su participación a través de siete compañías. Y también ha ganado adjudicaciones directas para la construcción y operación de los buques cargueros.

> Los más de mil mdd que gana Mitsubishi los obtiene a partir de la red de empresas que ha tolerado la Secretaría de Economía.

Baja Bulk Carriers es la empresa transportadora de sal que dirigen funcionarios mexicanos y japoneses en partes iguales, sistemáticamente otorga adjudicaciones a las empresas del Grupo Mitsubishi, concluyó la ASF al revisar la Cuenta Pública 2015. Lo que significa que se beneficia irregularmente a uno de los socios de BBC y por lo que recibe como pago entre 13 y 15 dólares por tonelada de sal transportada..

ESTIMADO

De acuerdo a los contratos, de los que tiene copia ejecentral, en sólo un año (de 2010 a 2011), se incrementó en un 61% la contratación de Baja Bulk Carriers con NYK Group, en la cual participan ocho empresas tenedoras de Mitsubishi Corporation.

Para el año siguiente, en 2012, la ASF documentó que entre NYK y la Naviera MOL, les fueron adjudicados por BBC el 78% de los contratos más altos para el traslado de la sal, y el 22% de los convenios restantes se dividió entre cinco proveedores más, todos ellos relacionados con la matriz japonesa.

En las conclusiones que emitió hace unos días la Auditoría Superior, establece que al existir asignaciones directas a empresas del grupo Mitsubishi se incurre en un conflicto de interés, y ello se demuestra a partir de un personaje, del que no menciona el nombre, pero que se trata de uno de los funcionarios del corporativo, quien aparece en todas las empresas vinculadas a los japoneses y a Exportadora de Sal, con cargos ejecutivos que le permite la toma de decisiones en cada una, por lo que posee información privilegiada.

Por si fuera poco, los documentos en poder de este semanario revelan que tampoco se respetan las reglas de contratación.

El acta constitutiva de BBC obliga a que las contrataciones mayores a 25 mil dólares, sean votadas por el Consejo Administrativo, pero ninguna de las adjudicadas a las empresas de Mitsubishi, para el traslado del oro blanco mexicano, respetaron este procedimiento.

> EL DATO. 18 de mayo de 2016, el presidente de Mitsubishi Motors, Tetsuro Aikawa renunció luego de asumir toda la responsabilidad, en nombre del fabricante de autos, por haber alterado los datos de consumo de combustible de sus autos subcompactos y haber realizado incorrectamente las pruebas en otros modelos desde 1991.

SAL RED MITSU

Al ser una práctica recurrente el asignar de manera directa los contratos para que navieras transporten la sal, de facto se deja fuera a las empresas mexicanas que ofrecen menores costos de hasta un 20% por debajo a las tarifas del corporativo japonés, como ocurrió con la empresa Infood.

Esta forma de operar, otorgando contratos más caros y de manera exclusiva a Mitsubishi para la distribución y venta, ya fue observada por la Auditoría Superior desde hace dos años, cuando emitió sus conclusiones sobre la Cuenta Pública 2013, y nuevamente incluye esta anomalía en su informe 2015 porque ESSAno ha cambiado la operación.

ESSA (Exportadora de Sal) no ha atendido la recomendación de la revisión de la Cuenta Pública 2013, relativa a modificar el ‘Contrato ESSA-MIC comisiones /ventas de sal’, a fin de establecer condiciones equitativas con sus distribuidores exclusivos para acceder a mercados finales y buscar alternativas de comercialización con clientes potenciales”, subraya la ASF.

La exclusividad del corporativo

La constitución de la naviera BBC, por parte de Exportadora de Sal y Mitsubishi Co., se hizo para tener un control en los fletes marítimos y que debiera traducirse en una más alta rentabilidad para los socios, mayor competitividad en los mercados internacionales y para el traslado de su producción, a través de sus propios buques cargueros, con capacidad de 60 y 180 mil toneladas métricas, que van desde la Isla de Cedros hasta diversos puertos de Asia, Estados Unidos y Canadá.

Salinera_BCS_Antonio_Pastrana
Este objetivo se cumple parcialmente, porque sólo uno de los socios se ha beneficiado autootorgándose contratos de transporte y de compra-venta de la sal.

BBC paga por el traslado el producto y el corporativo japonés es el que vende la producción mexicana a un precio por debajo de los estándares internacionales y a pesar de extraerse la sal con una pureza del 99% para consumo humano, es vendida aparentando una calidad de sal tipo solar.

Esto significa que de costar en el mercado 190 dólares la tonelada, Mitsubishi argumenta que su precio es de 60 dólares y que por ello debe comprarla a México a un menor costo para tener una ganancia, el precio que ha pagado hasta ahora a Essa es de entre 17 y 20 dólares por tonelada. Esto significa que hay una pérdida real de 170 dólares por tonelada según datos de Mineral Commodity Summaries 2017.

Los documentos muestran que en 2015 el precio al que BBC le vendió la sal a dos de las filiales del corporativo japonés, Mitsubishi Internacional y Global-Chemicals Group., fue de 17.51 dólares la tonelada.

Todas las operaciones financieras, los pagos a proveedores y la compra de sal se hacen a través del Bank of Tokio, propiedad de Mitsubishi Corporation.

Estas prácticas fueron observadas por la Auditoría Superior desde el año 2013, sin que hasta el momento la Secretaria de Economía haya subsanado estas anomalías, de acuerdo al último informe de la propia ASF.

Desde hace dos años por la intervención de la Auditoría, el Órgano Interno de Control de la Secretaría de Economía y que depende de la Secretaría de la Función Pública, debió iniciar una revisión interna para determinar si existía algún tipo de responsabilidad por parte de funcionarios públicos, sin que hasta ahora se conozca el resultado de ésta.

Salinera_ESSA_

Precios a modo

Los precios de la sal en el mercado internacional en dólares tienen fluctuaciones en su margen de ganancia. El precio se rige bajo el mercado de futuros que dan una flotación del precio y se hace con un año de antelación. Sin embargo, en Exportadora de Sal el que fija los precios no es el mercado internacional, sino Mitsubishi, bajo el argumento de que el valor de la sal debe castigarse para hacerla más competitiva. En 2013, Exportadora de Sal vendió a las filiales de Mitsubishi cada tonelada de sal en 17.51 dólares, a pesar de que su precio en el mercado internacional oscilaba entre los 80 dólares.

Tres años más tarde, en 2016, el precio de venta fue el mismo, menos de 20 dólares por tonelada, cuando los mercados cotizaban el mismo producto el precio más bajo en 90 dólares por tonelada. Es decir, Mitsubishi obtuvo la sal mexicana a sólo 20% del precio más bajo del mercado.

Salinera_BCS_Antonio_Pastrana

Y a esta pérdida hay que añadirle que Exportadora de Sal asume el costo del flete en el que se llevan la sal las filiales del corporativo japonés, lo que significa que el precio de venta real, por cada tonelada, fue de 15 dólares.

Exportadora de Sal vende en dólares su producto. La Auditoría Superior y la Secretaría de la Función Pública encontraron en 2015 una pérdida cambiaria inexplicable por más de 240 millones de pesos que favorecieron, nuevamente, a Mitsubishi Corp.

El beneficio lo obtuvo el corporativo gracias a los contratos paralelos de protección firmados por el director adjunto de ESSA, Takuya Hamaguchi, quien, siendo funcionario de gobierno, juega un doble papel, porque al mismo tiempo es representante de Mitsubishi ante el Consejo de Administración.

Lo mismo ocurre con otro de los personajes que firmó esos contratos, Takahito Yagi, que aparece como tesorero de ESSA y que fue propuesto por Mitsubishi Corp. Aunque según el oficio número INAI 1010100003015, en el momento de signar el convenio no tenía capacidad legal para hacerlo, porque todavía no estaba formal y legalmente contratado. Esto haría insubsistentes esos contratos, que generaron una pérdida cambiaria a Exportadora de Sal.

ESSA no presentó los estudios o análisis que comprobaran que los bancos con los que contrató operaciones de coberturas cambiarias futuras ofrecían las mejores condiciones. El director adjunto de ESSA firmó tres operaciones de coberturas cambiarias, quien, a su vez, fue consejero propietario de la serie “B” durante 2014, lo que implica intereses en conflicto al ser un servidor público de la empresa y representar al accionista minoritario en la sesión extraordinaria del 26 de diciembre de 2014”, concluyó la ASF en su última auditoría.

Estas operaciones beneficiaron doblemente a Mitsubishi, porque se llevaron a cabo, en su mayoría, a través de la filial del corporativo japonés, Bank of Tokio.

> Exportadora de Sal vende en dólares su producto. La ASF y la SFP encontraron en 2015 una pérdida cambiaria por 240 mdp que favorecieron a Mitsubishi Corp.

El negociazo de las demoras

No es el único negocio redondo que autoridades mexicanas le han concesionado a Mitsubishi Co. El pago de las demoras por carga a buques va de 18 mil 500 a 20 mil dólares por día y esto ha ocurrido desde hace nueve años.

Resulta que los barcos y navíos son también de Mitsubishi y ellos mismos son quienes programan el calendario de carga en la Isla de Cedros hasta con un año de antelación y aun así hay días en el puerto de carga vacío, lo que provocó que en 2015 el Estado mexicano, por conducto de la sociedad con Exportadora de Sal y Mitsubishi Co., pagara por demoras 203 mil 462 dólares. Un año antes la cifra fue de 66 mil 739 dólares y en 2016, hasta el mes de octubre, se pagaron 135 mil 905 dólares, con dos pagos pendientes por las cantidades de 12 mil 475 y 4 mil 260 dólares, que corresponden a las fechas del 17 y 25 de julio de ese año, respectivamente.

mitsubishi

Todo ese dinero pagado por demoras fue a favor de 11 barcos que pertenecen a Mitsubishi Internacional Corporation y Baja Bulk Carriers (BBC). Dichos pagos nunca fueron justificados por las empresas, según consta en las auditorías de la ASF a los ejercicios fiscales 2013 y 2015.

De 2009 a 2016, en casi siete años se han producido 162 demoras en la carga en la Isla de Cedros de los barcos pertenecientes a BBC y Mitsubishi “sin el soporte documental que los justificara”, señaló la Auditoría en su última revisión.

Esto le ha obligado a Exportadora de Sal a pagar 5 millones 827 mil 728 dólares, por concepto de demoras a sus propios socios y que programaron los tiempos de carga, monto que también se reconoce en un estudio solicitado por Exportadora de Sal. Es por ello que la ASF consideró que ESSA no ha cumplido con la modificación al contrato original ni al convenio modificatorio celebrado con el corporativo japonés y BBC, a fin de alcanzar condiciones equitativas para ambos.

Pero eso no ha sido todo. En 2012, BBC se extralimitó en sus funciones y contrató el servicio de buques de fletamento por tiempo, sin estar facultado para ello. Contrató cuatro buques por tiempo, desde dos hasta 15 años, pagado por día desde 18 mil 500 hasta 20 mil dólares por día. Yuji Fujitake, gerente de Apoyo Productivo de ESSA y empleado de Mitsubishi Co., es quien solicitó el pago a los clientes por demoras del 2014, por la cantidad de 923 mil 666 dólares.

Para evitar estos daños, hace unas semanas, la Auditoría recomendó a ESSA la compra de más acciones de la naviera BBC, para tomar el control de las decisiones para transportar su producto.

ESSA depende de su distribuidor exclusivo para el traslado de las toneladas de sal industrial que produce por lo cual se sugiere que el Gobierno Mexicano, toda vez que cuenta con el 50% de las acciones de la compañía que proporciona el servicio de transporte marítimo de ESSA, adquiera el 1% más de las acciones para poseer una participación accionaria del 51 por ciento”, concluyó.

Salinera_LinderoNorte

Consejeros ideales

El corporativo japonés cuenta entre sus asesores con dos personajes públicos que desde sus cargos conocieron el entramado comercial del gobierno mexicano, pero que actualmente juegan un doble papel en torno a Exportadora de Sal.

Uno de ellos es el exsecretario de Comercio, Herminio Blanco, quien es miembro del International Advisory Committee de Mitsubishi Co., y es al mismo tiempo asesor del actual secretario de Economía, Idelfonso Guajardo. Por ambas actividades recibe sus respectivos honorarios, sin que se conozca alguna declaratoria de su parte por un posible conflicto de interés.

Otro personaje que aparece en el organigrama del International Advisory Committee de Mitsubishi Co., es Mario Alfonso Cantú Suarez, actual subsecretario de Minería en la Secretaría de Economía, pero quien ha trabajado en el pasado al lado de Blanco.

Inexplicablemente, a pesar de que las ganancias de Exportadora de Sal ascendían a 480 millones de dólares, en 2013, Idelfonso Guajardo, su asesor Herminio Blanco y Mario Alfonso Cantú Suarez, entonces coordinador General de Minería, a través del FIMOMI intentaron privatizar a ESSA por menos de 500 millones de dólares, como consta en el documento esquema de colocación de la Secretaría de Economía. Es decir, intentaron vender en casi lo que factura la empresa.

La operación se pensaba consumar a través de un esquema de colocación accionaria, lo que dejaría fuera al Congreso de la Unión y a la Secretaría de Hacienda de su regulación. Para dimensionar las ganancias que se habrían visto afectadas con esa operación, la naviera BBC tuvo una utilidad, sólo en el 2013, de 150 mil millones de dólares.

ES DE INTERÉS | 

Guerrero Negro en riesgo de crisis ambiental

Indaga UNESCO a México por derrame al mar

VIDEO| Ecocidio afecta a Guerrero Negro

Compartir