Foto: PETA

Compartir

Redacción ejecentral

Un video difundido por la organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA, por sus siglas en inglés) muestra la crueldad del trato que se da a chinchillas y conejos en las granjas de Rusia para comerciar con sus pieles.

En las imágenes que revela PETA se ve a un trabajador golpear a los conejos en la cabeza con un tubo de metal y cortarles la cabeza mientras aún están vivos.

En la misma granja de pieles las chinchillas gritan durante la electrocución, una acción empleada para matar a estos ejemplares. “Los animales aterrorizados se esconden en jaulas de alambre sin ningún lugar donde esconderse y sin forma de escapar”, advierte la organización por las imágenes que se encuentran en su sitio web.

PETA denuncia que el mercado de pieles hace que animales como chinchillas y conejos nazcan, se desarrollen y vivan en condiciones de maltrato.

En una de las instalaciones a la que PETA logró tener acceso se ve como “los trabajadores no se molestaron en verificar que los animales estuvieran inconscientes antes de cortarse la cabeza o romperse el cuello”.

De acuerdo con PETA, un testigo ocular observó que los animales utilizados para la cría y en espera de sacrificio estaban confinados a jaulas de malla de alambre apretadas que estaban cubiertas de heces y pelo.

Además, en una instalación las chinchillas se mantuvieron en completa oscuridad en una habitación mal ventilada y sin ventilación cuando no había trabajadores presentes, lo único que las chinchillas estaban aguardando era ser sacrificadas.

PETA puso en su sitio un formulario para que usuarios puedan emitir un reclamo a las grandes cadenas que continúan comercializando pieles de animales. NR

IMÁGENES SUMAMENTE FUERTES, SE RECOMIENDA DISCRECIÓN

ES DE INTERÉS |

Compartir