Compartir

Jonathan Nácar

Catorce años después de que se acumularon al menos 17 denuncias de acoso sexual por parte del magistrado federal Fernando Reza Saldaña, este miércoles el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) confirmó su destitución e inhabilitación por 10 años debido al hostigamiento sexual a 10 mujeres y por haber contratado a la esposa de un Juez de Distrito de su mismo circuito.

La determinación del Pleno del CJF se aprueba luego de que desde 2006 ya pesaban al menos 17 denuncias por acoso sexual, las cuales el propio Consejo informó en noviembre de 2017 que ninguna de estas había procedido porque no se acreditó la conducta del presunto responsable o fueron declaradas improcedentes o infundadas.

Precisamente a finales de 2017, el Consejo de la Judicatura Federal informó sobre la suspensión por tiempo indefinido del entonces integrante del Tribunal Colegiado en Materia Administrativa y de Trabajo en Querétaro, acusado de hostigar sexualmente a una juez y otras servidoras públicas del Poder Judicial federal.

En repuesta a dicha suspensión, el magistrado Fernando Reza declaró públicamente que desconocía las acusaciones en su contra y que se defendería de las mismas una vez que concluyera el proceso de investigación de su destitución la cual le fue presentada en su oficina el 25 de octubre de 2017.

A más de dos años de dicha suspensión, este día, a través de un comunicado el Consejo de la Judicatura aseguró que Reza Saldaña, quien inició su trayectoria en el poder judicial a inicios de la década de los 80 cuando el Pleno lo designó juez de Distrito, y en 1990 fue ungido por unanimidad como magistrado de Circuito, fue finalmente inhabilitado por una década.

Aunque ya desde hace dos años, y en medio de las acusaciones en su contra, el funcionario planeaba su retiro.

En el caso de nepotismo del que también se le señala, la acusación indica que habría contratado deliberadamente a la esposa del Juez primero de Distrito, Javier Loyola Sosa, “de su mismo circuito, en acuerdo y beneficio personal de dicho Juez”, señala el boletín del CJF en donde se sostiene que “el Juez también recibió una sanción y fue suspendido por su falta de profesionalismo y ejercicio indebido del cargo”. Aunque no detalla el lapso que durará sus la suspensión.

“La posición de cero tolerancia del Pleno del CJF y su Presidente, el Ministro Arturo Zaldívar, ha sido tajante respecto a casos sobre igualdad y no violencia de género, así como contra el nepotismo dentro del Poder Judicial de la Federación(…) El combate a la violencia de género y al nepotismo son dos de los ejes principales del CJF, pues representan un cáncer para la sociedad que, de entrada, debe ser combatido desde la trinchera de aquellos servidores públicos que juraron velar por la justicia y los valores constitucionales”, concluye el comunicado.

Compartir