Compartir

AFP

Assange

Suecia archivó este viernes la causa por violación contra el fundador de WikiLeaks Julian Assange, refugiado desde 2012 en la embajada de Ecuador en Londres para escapar a una extradición.

Esta decisión pone fin a una larga batalla judicial del exhacker australiano de 45 años, que no tardó en publicar en Twitter una fotografía suya sonriendo.

No obstante, también se quejó de haber pasado 7 años detenido sin cargos «mientras mis hijos crecían y mi nombre era vilipendiado».

«Ni olvido ni perdono», escribió en Twitter desde su encierro en la embajada donde se refugió para escapar a una extradición a Suecia tras haber agotado sus recursos legales.

El fundador de la web especializada en filtraciones siempre se ha declarado inocente de la violación y ha denunciado una maniobra para enviarle a Estados Unidos, donde podría ser juzgado por la publicación de documentos militares y diplomáticos de carácter confidencial.

La administración del presidente Donald Trump repitió en abril que su arresto era una «prioridad» de Washington. La prensa estadunidense señaló que las autoridades judiciales del país han preparado una acusación contra Assange.

En un comunicado publicado antes de una rueda de prensa prevista en Estocolmo al mediodía (10H00 GMT), la fiscalía sueca anunció que «la fiscal Marianne Ny decidió archivar la investigación por presunta violación contra Julian Assange».

Este desenlace es una victoria para el australiano, que siempre ha negado las acusaciones formuladas en su contra por una mujer sueca treintañera en agosto de 2010.

Assange se refugió en junio de 2012 en la embajada de Ecuador en Londres para escapar a una extradición a Suecia tras haber agotado todos sus recursos judiciales en el Reino Unido.

El archivo de la causa sueca debería permitirle abandonar la legación, aunque la policía británica ya ha anunciado que si lo hace le detendrá por un delito menor: incumplir los términos de su libertad condicional cuando se refugió ahí en 2012.

La justicia británica «emitió una orden de arresto de Julian Assange cuando no se presentó a la corte el 29 de junio de 2012», recordó la policía en un comunicado, afirmando que «está obligada a ejecutar la orden», si bien Assange afrontaría «un delito mucho menos serio», que el de violación.

La fiscalía sueca tenía hasta este viernes para prorrogar o no la petición de encarcelación en un tribunal de Estocolmo por una violación que hubiera prescrito en 2020.

Según un fragmento de la decisión de la fiscal Marianne Ny, citada por la agencia TT, esta explicó haber tirado la toalla por la extensión del procedimiento y no a la luz de nuevos hechos sobre el fondo de la cuestión.

«Todas las posibilidades para hacer avanzar la investigación se agotaron (…) y no parece proporcionado mantener la solicitud de detención provisional por omisión a Julian Assange ni la orden de arresto europeo», estimó

Por su parte, el abogado de Assange, Per Samuelsson, declaró a la agencia TT que el propio exhacker le había escrito por mensaje: «En serio, oh Dios mío».

En noviembre, tras una serie de complicaciones en el proceso, Assange fue interrogado en la embajada de Londres por un fiscal ecuatoriano en presencia de magistrados suecos.

Volvió a reiterar entonces que era completamente inocente y que las relaciones sexuales que mantuvo con la denunciante en Estocolmo fueron consentidas.

La joven sueca presentó una denuncia el 20 de agosto de 2010 contra Assange, al que conoció en una conferencia de WikiLeaks en Estocolmo unos días antes. Lo acusó de haber iniciado una relación sexual mientras ella dormía la noche del 16 al 17 de agosto, y de hacerlo sin preservativo a pesar de que ella había rechazado varias veces cualquier relación sin protección.

MANTIENE ACUSACIONES 

La denunciante sueca que acusa a Julian Assange de violación considera un «escándalo» el archivo de la causa y, «conmocionada», mantiene sus acusaciones, afirmó este viernes la abogada de esta última, Elisabeth Fritz.

«Es un escándalo que un presunto violador pueda escapar a la Justicia y evitar así los tribunales […] Mi clienta está conmocionada y ninguna decisión de archivar el caso puede cambiar el hecho de que Assange la violara», declaró la abogada en un correo electrónico a la AFP.

Esta denunciante, de unos 30 años de edad en el momento de los hechos, esperó en vano durante siete años que el australiano de 45 años, fundador la red especializada en filtraciones Wikileaks, fuera encausado.

Pero este viernes la fiscalía decidió archivar la causa por violación contra Assange. Éste siempre se ha declarado inocente y ha denunciado una maniobra para extraditarle en última instancia a Estados Unidos, donde podría ser juzgado por la publicación de documentos militares y diplomáticos de carácter confidencial.

Compartir