Foto: Twitter @atlasfc

Compartir

Redacción ejecentral

El encuentro entre Atlas y Puebla del viernes fue suspendido en reiteradas ocasiones debido al grito homófobo que se presentó durante el juego.

Adonai Escobedo, silbante del partido, siguió el protocolo establecido por la Liga MX respecto a la discriminación por parte de los aficionados al rival en turno.

Tras escucharse el grito en los primeros minutos, se les hizo un llamado a través del sonido local a los seguidores Rojinegros para que detuvieran los actos ofensivos.

Hasta en cuatro ocasiones se presentó la discriminación en la tribuna lo que ocasionó que los futbolistas se fueran a los vestidores durante cinco minutos.

En ese momento, Martín Nervo capitán de Atlas habló con la barra 51 de Atlas para que detuvieran las expresiones homofóbicas.

Según el protocolo de la competencia local, se podría castigar al equipo y afición con el veto del inmueble por parte de la Comisión Disciplinaria. Hasta el momento no se ha revelado la sanción.

Puebla venció en condición de visita y por la mínima diferencia a los de la Academia en la jornada 2 de la Liga MX. JFMR

Compartir