Compartir

AFP

El principal supervisor de ética del gobierno estadounidense, quien se enfrentó con la administración de Donald Trump, anunció este jueves que presentó su renuncia, la cual se hará efectiva el 19 de julio.

Walter Shaub, quien fue nombrado en 2013 para un período de cinco años como director de la Oficina de Ética Gubernamental, informó a Trump sobre su decisión en una carta de renuncia.

Shaub pasará a ser director de ética de la organización sin fines de lucro CLC (Centro de Campaña Legal).

«Al trabajar con la administración actual, me ha quedado claro que necesitamos mejorar el actual programa de ética», dijo Shaub en un comunicado publicado por el CLC.

«Estoy muy ansioso de comenzar a trabajar en ese objetivo en el CLC, así como en reformas éticas en todos los niveles del gobierno».

Shaub no criticó directamente a Trump en su carta; le dijo que había sido un privilegio trabajar con otros colegas que protegen el principio de colocar «la lealtad a la Constitución, las leyes y los principios éticos por encima de intereses particulares».

Incluso antes de que Trump asumiera la presidencia, Shaub se enfocó en dilucidar si el presidente había cedido control de sus empresas de una manera adecuada a sus dos hijos adultos, ya que conservó todas sus partes en la Trump Organization.

«No cumple con los estándares que cada presidente ha cumplido en las últimas cuatro décadas», dijo entonces Shaub.

Un mes después, instó a la Casa Blanca a investigar a la influyente asistente de Trump, Kellyanne Conway, por incluir la marca de ropa de la hija del presidente en una emisión televisiva, diciendo que debería enfrentar acciones «disciplinarias». RB

Foto AFP

Compartir