Abogado desmiente a la ministra Esquivel

18 de Abril de 2024

Abogado desmiente a la ministra Esquivel

WhatsApp Image 2022-12-31 at 16.53.12
Foto: Twitter @SCJN

En entrevista exclusiva para EjeCentral, Édgar Ulises Báez Gutiérrez, autor de la tesis registrada antes que el texto de la funcionaria, asegura que no declaró ante notario como ella aseguró

El abogado Édgar Ulises Báez Gutiérrez rompió el silencio sobre la polémica en torno al presunto plagio en que incurrió la ministra de la Suprema Corte, Yasmín Esquivel Mossa.

En la primera entrevista que ofrece a un medio de comunicación, el abogado sostiene que su tesis es la original y que no ha sido llamado a testificar sobre el proceso de elaboración.

“La lógica lo disipa todo: el que se titula primero evidentemente tiene el texto original”, afirma el abogado Báez, quien recibió a ejecentral en su modesta vivienda de la alcaldía Xochimilco, donde convalece de neumonía y una operación de cataratas en el ojo izquierdo.

Cuestionado sobre la carta que ayer publicó la ministra Esquivel, en la que cita declaraciones que habría hecho el propio Báez Gutiérrez ante notario público, en las que reconoció que “de ese trabajo tomé varias referencias y texto”, el abogado rechaza que haya testificado.

—¿Lo han citado para declarar sobre cómo elaboró la tesis?

—No, nada.

Y agrega: “Como dije antes, la lógica lo explica todo: una persona que se titula después no puede alegar plagio de una obra publicada previamente. No querer asimilarlo o comprenderlo es hacerse pato”.

Báez Gutiérrez se dijo dispuesto a acudir a cualquier instancia legal para demostrar que su texto es el original, aunque por ahora su estado de salud le obliga a estar postrado.

El litigante, aunque en principio estaba reticente a dar una entrevista a este periódico, al final ofrece detalles que ponen en duda lo que ha sostenido hasta ahora la ministra Yasmín Esquivel.

El pasado 23 de diciembre, la Dirección General de Bibliotecas y Servicios Digitales de Información de la UNAM determinó que existe un “alto nivel de coincidencias” entre la tesis publicada en julio de 1986 por Báez Gutiérrez, en este entonces egresado de la Facultad de Derecho de la UNAM, y la presentada en septiembre de 1987 por Esquivel Mossa, por aquellos días alumna de la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Aragón.

El posible plagio cayó como bomba en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pues Esquivel Mossa es una de las candidatas a presidir el máximo tribunal del país, en un proceso de selección que se definirá este lunes 2 de enero.

El papel del Sinodal

Desconfiado, de pocas palabras y con una salud mermada, Báez Gutiérrez al hablar con EjeCentral se disculpa por el desorden en su vivienda por la falta de una silla disponible para conversar.

Durante la charla, el abogado se mantuvo todo el tiempo con cubrebocas y en la esquina de su cuarto, mientras el reportero se apoyaba en una esquina de la cama para tomar notas.

—¿Usted conoció a Yasmín Esquivel durante el proceso elaboración de su tesis? —se le pregunta.

—No.

—¿Trato con ella en algún momento?

—Jamás.

—¿Sabía que otros alumnos estaban trabajando el mismo tema que usted?

—Sí. Fue la propia sinodal quien me sugirió el tema y sabía que otros alumnos tenían las mismas inquietudes, aunque siempre nos atendía a cada quien por su lado.

Una pieza clave para desenmarañar el caso de las tesis repetidas es la profesora Martha Rodríguez Ortiz, quien fue asesora de tesis de ambos estudiantes y debió estar enterada del plagio.

Báez Gutiérrez cuenta que, al aproximarse la conclusión del plan de estudios, fue la propia Rodríguez Ortiz quien les dijo a los pasantes cuáles eran las temáticas más “relevantes” del momento para desarrollar en una tesis; también fue ella quien, en el proceso de elaboración, les orientaba en la consulta de fuentes bibliográficas y hemerográficas.

“La sinodal en un formato nos decía: ‘Estos temas ahorita son los más relevantes’. Nos daba una explicación y yo me acogí a mi tema esencial. ¿Qué era lo que yo busca en el fondo? Demostrar que los sindicatos de los trabajadores de confianza sí existen de derecho, pero no de hecho”, relata.

—¿Cree probable que Martha Rodríguez Ortiz haya compartido escritos, avances o materiales inéditos entre unos y otros alumnos?

—Sí.

—¿A usted le compartió cosas de Yasmín Esquivel?

—Solamente algunas ideas. Vuelvo a repetir: un sinodal es semejante a un guía del camino, que orienta a los alumnos, asesora y les explica si está bien o está mal lo que están haciendo.

—Cómo abogado, ¿qué le parece que una ministra de la Suprema Corte haya podido plagiar su tesis de licenciatura?

—Eso refleja una falta de valores humanos.

—Sobre todo, tratándose de una abogada…

—No sólo los abogados, cualquier persona está obligada a respetar la ley y respetar los valores humanos.

“Te estás traicionando”

Alojado en una vivienda de dos piezas —una cocina donde hay una estufa y una mesa con dos sillas, y una recámara con una cama y dos sillones donde fue imposible sentarse debido a que estaban colmados de medicamentos— Báez Gutiérrez comenta que la mayor parte de su trayectoria profesional la realizó en la defensoría pública de la Ciudad de México, además de haber impartido clases de civismo en diferentes secundarias de la alcaldía Tláhuac y Milpa Alta.

El abogado comenta que la carrera de Derecho la cursó en menos tiempo del oficial debido a que adelantó materias a través de exámenes extraordinarios. Tomó esa decisión porque, en aquel tiempo, su madre estaba enferma y temió quedarse sin respaldo para concluir los estudios.

También relata que tanto la asesora Rodríguez Ortiz como el entonces presidente del Seminario de Derecho del Trabajo, Hugo Ítalo Morales Saldaña, estaban de acuerdo en otorgarle Mención Honorífica al momento de titularse, cosa que no ocurrió debido a que no alcanzó el 9 de promedio que exigía la norma. Baez Gutiérrez tenía 8.62.

—La ministra Esquivel Mossa dice contar con un testimonio en el que usted admite haber retomado partes de su texto. ¿Qué piensa de ello?

—Eso es únicamente en teoría, pues a través de la sinodal también recibíamos información.

—¿Pudo haber pasado que la sinodal les diera las mismas referencias para escribir?

—Pudo haber pasado.

—¿Estaría dispuesto a testimoniar ante autoridades para aclarar el caso?

—Por supuesto. Siempre y cuando mi salud me lo permita. Actualmente estoy en reposo por prescripción médica. Estoy convaleciendo de una neumonía que me atacó y estoy operado del ojo izquierdo, por lo que no estoy en condiciones físicas de acudir a ninguna parte para explicar nada.

—¿Y en cuanto logre rehabilitarse?

—Estoy bajo tratamiento. Tengo una cirugía por cataratas en el ojo; si me salgo de la prescripción médica puede complicarse.

—¿Cree usted que la sinodal debió alertar del plagio?

—La sinodal debió tener presente un valor humano, como es la honradez. Al momento de leer la segunda tesis debió decir: ‘No te engañes, te estás traicionando’. Una cosa es que acudan a un escrito para reforzar una idea y otra cosa es que copies. Ella tenía esa obligación.

Datos

—La ministra Yasmin Esquivel Mossa asegura que su tesis la escribió en 1985, aunque se publicó en 1987. No obstante, en su redacción, la ministra hace alusión a la crisis económica de 1987 y en la bibliografía cita dos periódicos de 1986.

—Para poder obtener un título universitario, la legislación de la UNAM exige una tesis original. En tal sentido, Báez Gutiérrez cumplió con el requisito, cosa que no ocurrió con Yasmín Esquivel, quien presentó su tesis 14 meses después.