Compartir

Bet Birai Nieto

Al menos seis horas y 43 minutos en promedio es lo que pasa cualquier persona en el mundo conectada a internet en cualquiera de las plataformas que se puede encontrar. Y puede ser por medio de un ordenador, un teléfono inteligente, una tablet o cualquier otro dispositivo. 

Como media global pasamos más de un cuarto de nuestro día navegando en la red y se estima que casi 60% de la población mundial está en línea; así, el tiempo medio global que pasan los usuarios al día en internet fue medido en un estudio que Hootsuite y We Are Social realizaron en 42 países para el portal Digital 2020.

El país cuyos habitantes pasan más tiempo conectados a internet es Filipinas con nueve horas con 45 minutos, seguido de Sudáfrica con nueve horas y 22 minutos y en tercer sitio, Brasil, con nueve horas y 17 minutos.

›Otros líderes del tiempo en la red en América Latina son, por ejemplo, los colombianos, quienes tienen una media de navegación bastante elevada con nueve horas y 10 minutos; los argentinos están ocho horas con 47 minutos; mientras que los mexicanos pasan un tercio del día en la red, equivalente a ocho horas y 21 minutos.

Mientras, en Europa, Rusia y Rumania ocupan los primeros lugares con siete horas con 21 minutos y siete horas con 17 minutos, en Portugal se encuentra en tercer sitio con seis horas con 38 minutos, por lo que los tres países europeos mencionados están por debajo de la media global. 

En cuanto al puesto más bajo del estudio, es Japón el que lo ocupa, con cuatro horas y 22 minutos de navegación al día.

De esta forma, cita Digital 2020, los datos muestran que los medios digitales, móviles y sociales se han convertido en una parte indispensable de la vida cotidiana en el mundo, principalmente en este año, azotado por una pandemia que ha orillado al aislamiento y la posibilidad de pasar más tiempo en internet y estar conectados por medio de las videoconferencias.

Así, más de 300 millones de usuarios en 2020 han atendido varias videoconferencias al día, contra 10 millones de personas conectadas en 2019. 

El uso de estas videoconferencias lo tienen las empresas que cambiaron su método de trabajo en vía remota, además de los gobiernos que coordinan sus acciones operativas, así como de centros educativos con la enseñanza a distancia y, por último, para convivir con familiares y amigos a quienes no hemos visto por el periodo de aislamiento. 

Compartir