Compartir

ejecentral

Duró cuatro horas la reunión del gobernador de Guerrero, Ángel Heladio Aguirre, y su fiscal Iñaki Blanco, con la Comisión Especial de diputados en el hotel Holiday Inn en Acapulco. Casi no tuvieron que preguntar nada los legisladores, pues Aguirre y Blanco se descosieron con una larga perorata sobre lo que ha sucedido en estas tres últimas semanas, y les entregaron cuatro carpetas con detalles de su investigación. Ruth Zavaleta, miembro de la comisión, dice que no quedaron nada satisfechos con algunas de las respuestas y que leerán con cuidado la información antes de dar una opinión informada sobre el tema. ¡Ah!, pero eso sí, doña Ruth dijo que si bien no culpable, Aguirre sí es responsable político del desorden en su estado.

Compartir