Compartir

Víctor Sánchez Baños

Sacar provecho de un buen consejo exige más sabiduría que darlo.

John Churton Collins (1848-1908) Crítico literario inglés.

Hace unos días leí un desplegado en los periódicos del DF, Reforma y El Universal, en el cual un grupo de periodistas y dueños de medios de comunicación de Quintana Roo, que en tono de indignación exigieron el cese de calificaciones de políticos de izquierda locales y nacionales.

Y, claro, tienen toda la razón. Quienes están en contra de la izquierda “son corruptos”, como si el pintarse de negro y amarillo, fuera la indulgencia divina para expiar a los pecadores políticos. Así involucran a quienes ejercen la noble profesión del periodismo en sus vulgares luchas por el poder.

Un portal de internet, Noticaribe, así como la revista Luces del Siglo, acusan de corruptos a quienes escriben o transmiten por radio y televisión en la entidad.

Es injusto e insultante que los directivos de Luces del Siglo, encabezados por la viuda de un periodista, Joaquín Paredes, fundador de la publicación, tase parejo a los que desde una modesta o gran tribuna trabaje en informar o generar opinión.

Norma Madero y Agustín Ambriz, de Luces del Siglo, usan cajas de resonancia de otros periodistas resentidos con el sistema a nivel nacional para descalificar a todo un gremio. Están en su legítimo derecho  de expresarse, pero la calificación en blanco y negro, sin la grama de colores del prisma de comunicación en la entidad, está fuera de todo profesionalismo.

Hay suficientes pruebas de que Madero, con su pareja sentimental, Ambriz, se unió a los perredistas Julián Ricalde Magaña, la diputada federal Graciela Saldaña Fraire y el legislador local Jorge Aguilar Osorio para capitalizar políticamente la clonación de su revista.

Hay muchas dudas sobre esa “clonación”, lo que podría usarse como una estrategia de promoción para la venta de esa publicación, al asegurar que es falsificada por el gobierno del Estado “legitimar” a ese medio como “crítico”.

Resultaría infantil y de un suicida político el clonar la publicación ya que es obvio que los ojos se pondrían en el “beneficiario” de tal hecho, lo que podría hacerse punible.

En cambio para la revista le resulta materialmente barato “convertirse” en víctima.

En fin, no quiero tomar partido, pero tampoco acepto que en una lucha política donde los perredistas, que siempre se han distinguido por su juego sucio y que descalifican, incluso con el infundio y la calumnia como me ha ocurrido cada vez que critico a Andrés Manuel López Obrador, a todos los que no piensan como ellos, se involucre a la totalidad de un gremio.

Por eso, me uno a los periodistas de Quintana Roo en su desplegado contra aquellos que sólo buscan capitalizar políticamente su actividad periodística. O son periodistas o son políticos. No hay medias tintas y ahí, nada más hay blanco o negro.

Y coincido con mis colegas quintanarroenses: no es “correcto, justo y mucho menos corresponde a la verdad la presentación de un escenario en el que se denigra a toda la comunidad periodística quintanarroense por el afán protagónico de quienes, estando muy lejos de serlo, pretenden convertirse en adalides de la libertad de expresión”.

PODEROSOS CABALLEROS.- Aún no puedo entender que desaparezcan 51 personas y nadie sepa su paradero. Esos jóvenes fueron secuestrados por policías municipales de Iguala, Guerrero, entidad gobernada por el perredista Angel Aguirre después de brutales ataques contra normalistas de Ayoxinapa, población de Iguala, donde el alcalde es José Luis Abarca. Claro las balas no sólo van contra los estudiantes, sino contra Aguirre y Abarca. Urge, primero, que aparezcan esos jóvenes y asimismo que los hechos queden totalmente aclarados. Ya se perdió Guerrero. *** De acuerdo al portal Terra, Julián de Nicolás, socio de la viviendera Homex, está secuestrado desde el lunes pasado. Un grupo bien estructurado realizó la operación contra el empresario, cuya empresa está en concurso mercantil por problemas financieros.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA.- Comercial Mexicana, que preside Carlos González Nova, por sexto año consecutivo se convertirá en la “Tienda Rosa” y apoyará la lucha contra el cáncer de mama con su campaña “Ayuda y Ayúdate”. Con la venta de marcas propias Farmacom y Golden Hills donará parte de sus ventas a la Fundación del Cáncer de Mama, que preside Fernando Guisa Hohenstein. Los clientes de La Comer podrán adquirir más de 2 mil 100 artículos “rosas”.

Comunícate: vsanchezb@gmail.com

Twitter, Facebook, Printerest: vsanchezbanos

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir