Nearshoring pone a la 4T en un dilema energético: estudio

17 de Julio de 2024

Nearshoring pone a la 4T en un dilema energético: estudio

Nearshoring en la 4T

Foto: Canva

Foto: Canva

Un documento sobre desafíos y recomendaciones al gobierno de Claudia Sheinbaum señala que México sacará provecho de la relocalización global de empresas si se abre a la inversión privada en Pemex y CFE

Si México desea aprovechar al máximo la relocalización de empresas o nearshoring, deberá invertir infraestructura y energía, lo que pasa por facilitar el ingreso de capital privado, alerta un estudio elaborado por el Instituto México del Wilson Center de Estados Unidos.

La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, ha bloqueado las inversiones de privados en el sector energético, lo que no sólo ha causado controversias en el marco del Tratado comercial México-Estados Unidos-Canadá (TMEC), sino que reduce las posibilidades de que México se beneficie de la reorientación de empresas que ha desatado el realineamiento político y económico del mundo.

El próximo gobierno de México debe “permitir y alentar a Pemex asociarse con empresas privadas, como lo permite la reforma de 2013”, lo que será “esencial para hacer avanzar a la empresa tanto en términos de producción como de capacidad técnica”, señala el documento denominado “El próximo presidente de México. Desafíos y recomendaciones”.

“El gobierno debe hacer que el clima de inversión sea mucho más amigable para atraer a empresas extranjeras y privadas a la industria petrolera para impulsar la producción. Un factor crucial para atraer inversión será invertir en el proceso regulatorio, potenciando la capacidad de permisos y supervisión, y otorgando a las empresas privadas un trato igualitario con Pemex”, agrega el texto elaborado por el Wilson Center previo a las elecciones del pasado 2 de junio.

Ante la reorientación de empresas, inversiones y cadenas de producción a escala global, el análisis sugiere a la virtual presidente electa Claudia Sheinbaum “una fuerte señal de que México está abierto a los negocios, con un compromiso de entrega de permisos más rápida y un campo de juego regulatorio más igualitario”.

Si bien en las semanas posteriores a su triunfo en las urnas Claudia Sheinbaum ha enviado señales para tranquilizar a los mercados financieros, lo cierto es que la primera presidenta de México fue en el pasado una de las principales acompañantes de López Obrador en las movilizaciones contra la inversión extranjera en Pemex y en defensa de la soberanía energética.

“México debe impulsar el suministro de gas natural a través de las importaciones y el desarrollo de sus propios recursos nacionales”, enfatiza el capítulo energético, redactado por los analistas Alexandra Helfgott y Duncan Wood.

“México necesita urgentemente expandir tanto la como la transmisión generación de electricidad, pero la CFE tiene capacidades y fondos limitados para hacerlo. Debe alentarse al sector privado a invertir en ambas esferas”, subraya el texto, que recuerda que “la drástica disminución de la inversión en generación y transmisión de electricidad en México ha aumentado la frecuencia y severidad de los cortes de energía en todo el país”.

NM

Te Recomendamos: