¿Las noticias falsas impulsaron la violencia?

21 de Julio de 2024

Simón Vargas
Simón Vargas

¿Las noticias falsas impulsaron la violencia?

simon vargas

“Podrás engañar a todos durante algún tiempo; podrás engañar a alguien siempre; pero no podrás engañar siempre a todos”. Abraham Lincoln

Es cierto que el proceso de campañas electorales fue complejo, además de que hubo una mayor exposición mediática de los diversos candidatos en comparación con comicios anteriores; desafortunadamente, también se tuvo un aumento en la violencia, las agresiones, los homicidios, los bulos y las noticias falsas.

En participaciones anteriores he abordado lo cruento y aterrador que resultó esta etapa, se debe aceptar que ha quedado claro que la implicación que tuvieron las diferentes células delincuenciales y el propio crimen organizado ha sido evidente, pero también la violencia estuvo presente a través de situaciones como la polarización, la desacreditación y las difamaciones, lo que provocó un aumento en los desencuentros y las agresiones en las redes sociales y los medios de comunicación.

La desinformación se ha convertido en un enemigo difícil de identificar y por supuesto de erradicar, incluso de acuerdo con la RAND Corporation,“la exposición a información errónea conduce a una mayor polarización, y una mayor polarización disminuye el impacto de la información fáctica. Los individuos, las instituciones y la nación en su conjunto son vulnerables a este círculo vicioso”.

Las elecciones ya no sólo se disputan en las calles, han pasado al plano digital, por lo que las falsas noticias han sido las responsables de incertidumbre y ansiedad entre la población. Entre los ataques que buscaron desestabilizar a las y los mexicanos, se encuentra el que se acusara a la Dra. Claudia Sheinbaum Pardo de eliminar la propiedad privada, así como el supuesto cierre de iglesias alrededor del país, incluida la Basílica de Santa María de Guadalupe.

La oposición no estuvo exenta de las noticias falsas, se mencionó que la excandidata Xóchitl Gálvez Ruiz buscaría eliminar los programas sociales, además de que se aludió que la UNAM había desconocido como egresada a Gálvez Ruiz de esa casa de estudios. Ambas fueron completamente falsas.

También hubo un vídeo del aspirante Jorge Álvarez Máynez, donde una multitud le gritaba vendido y traidor y él se encontraba escoltado por policías, el cual no es reciente, sino que fue grabado en 2021 bajo una situación completamente ajena a la contienda electoral actual.

Además de estos datos falsos, también el INE estuvo bajo ataques constantes, ya que fue acusado de orquestar un posible fraude e incluso de otorgar credenciales para votar a extranjeros y migrantes, sólo por mencionar algunas de las imputaciones más virales.

La enorme cantidad de cadenas y mensajes que se dispersaron a través de WhatsApp y Telegram afectaron la estabilidad social y la gobernabilidad, convirtiendo la incertidumbre en un terreno fértil para el resentimiento, el rencor y el miedo, por lo que la violencia aparece con mucha más facilidad y fuerza.

Vivimos una extenuante etapa de precampañas y campañas electorales, y aunque éstas ya terminaron, aún quedan algunos meses por delante, hasta dar por finalizado el proceso electoral. El revuelo y la efervescencia han comenzado a disminuir y deben dar paso a una etapa que debería estar caracterizada por el diálogo, la unidad, la reconciliación y el compromiso de un trabajo conjunto.

Bien lo mencionó la próxima presidenta de México en su primer mensaje emitido desde el zócalo: “Concebimos un México plural, diverso y democrático. Sabemos que el disenso forma parte de la democracia. […] Aunque muchas mexicanas y mexicanos no coincidan plenamente con nuestro proyecto, habremos de caminar en paz y armonía para construir un México más justo y próspero”. Todos debemos colaborar para que así sea.

Te Recomendamos: