Patriotas millonarios

20 de Abril de 2024

Enrique Del Val
Enrique Del Val

Patriotas millonarios

enrique del val

“Si no abordamos la doble crisis de la concentración del ingreso y la desigualdad, estaremos en la próxima década en el desmantelamiento y eventual muerte de la democracia liberal, la justicia y la libertad básica de la humanidad”. Estas palabras fueron pronunciadas en la ONU el mes pasado por Érica Payne, quien es una de las fundadoras y presidenta de una organización muy relevante y original en Estados Unidos denominada, en inglés, The Patriotic Millionaires.

Es una organización fundada en 2010 por ejecutivos, inversores y académicos, en su mayoría exitosos en los negocios, lo que les ha permitido ser millonarios, que están preocupados por la dimensión nunca vista en desigualdad y la concentración en pocas manos de la riqueza, desestabilizando así a su país.

Sus primeras acciones fueron pedirle al entonces presidente que eliminara las deducciones de impuestos a los ricos, y desde esa fecha se han reunido con decenas de congresistas y políticos para tratar temas tan importantes como el análisis de los salarios mínimos y la evasión fiscal, sobre todo de los más ricos.

Han propuesto recientemente una iniciativa de ley que en inglés y utilizando las primeras letras de varias palabras resulta en el acrónimo, muy oportuno para el tema, The OLIGARCH Act, en la que plantean su preocupación fundamental concerniente al inmenso poder que han acumulado los oligarcas americanos, lo cual ha producido una excesiva desigualdad que guarda relación directa con su extrema riqueza.

Varios congresistas han presentado dicho proyecto de ley argumentando que sería la única forma de restaurar la estabilidad social y asegurar la viabilidad del capitalismo democrático, si es que eso existe, diría yo, en los próximos 250 años.

La propuesta es muy clara y sencilla: se trata de gravar con 2% toda fortuna que esté de mil a 10 mil veces el ingreso medio de las familias estadounidenses, hasta llegar al 8% para aquellos oligarcas cuya fortuna supere el millón de veces el mismo parámetro familiar.

Asimismo, el proyecto de ley reconoce que las personas más ricas son las más evasoras de impuestos, gracias a la asesoría fiscal que pueden sufragar para encontrar cualquier espacio que les permita no pagar, lo sabemos muy bien en México; para ello proponen auditorías más rigurosas y sanciones más graves, con el propósito de que lo piensen mejor al momento de evadir.

El documento de The Patriotic Millionaires menciona ejemplos muy claros, como el de la familia Koch, una de las más ricas del país, que ha financiado con 20 millones de dólares al partido republicano para que promueva una ley de recorte de impuestos, misma que se aprobó, permitiéndoles ahorrar mil 400 millones de dólares.

Asimismo, el documento menciona que en las últimas tres campañas electorales los billonarios han aportado 10% de todas las contribuciones realizadas.

Pero no sólo en Estados Unidos aparecen multimillonarios pidiendo que se les grave. En el famoso foro de Davos de este año, Marlene Engelhorn, que es la heredera de la fortuna de la multinacional BASF, conocida en todo el mundo, propuso a los líderes ahí reunidos que era necesario pagar más impuestos para reducir la desigualdad.

Como bien menciona Rebeca Gowland, que es la directora internacional de The Patriotic Millionaires, “los muy ricos deben pagar más impuestos. Hemos visto a los cinco hombres más ricos del mundo duplicar su fortuna desde 2020, mientras que cinco mil millones de pobres han disminuido su patrimonio”.

Cada día son mayores las voces en todo el mundo que exigen que se grave más a los más acaudalados, cosa que hasta la fecha ha caído en oídos sordos en nuestro gobierno. Esperemos que algún día también pueda haber en nuestro país una organización de millonarios mexicanos que se preocupen por la desigualdad creciente que el incremento de sus fortunas provoca.