Compartir

Redacción ejecentral

El presidente de la Cámara Nacional del Cemento (Canacem), Jaime Rocha Font informó al secretario de Salud, Jorge Alcocer, que la industria acatará el Acuerdo de Emergencia Sanitaria publicado el 31 de marzo, por lo que las empresas del ramo detendrán por completo sus operaciones.

De acuerdo con el documento entregado al titular de la SSa, que a su vez hace mención al mencionado acuerdo,“la producción del cemento y del concreto no fue considerada como una actividad esencial en el acuerdo señalado”, por lo que la industria cesará sus actividades el próximo viernes 3 de abril.

Rocha Font indica que para detener sus actividades, las empresas requieren realizar “acciones técnicas, operativas y administrativas en cada una de las plantas cuya actividad será suspendida a fin de poder detener por completo sus actividades de forma segura y técnicamente ordenada”.

De esta forma, las empresas que se congregan en la Canacem indicaron que el abastecimiento a la obra pública y privada a partir del 4 de abril será detenido, lo que incluye a las 62 mil ferreterías del país y otros distribuidores.

En tanto, la cámara subraya que como parte de sus esfuerzos y la responsabilidad con sus empleados, el personal a su cargo seguirá percibiendo su salario y prestaciones de manera íntegra hasta que se reanuden las actividades, cuya fecha establecida es del 30 de abril de 2020.

No obstante, el presidente de esta cámara indica que se mantendrá la vigilancia de las plantas cementeras, pues dentro de ellas hay activos que requieren de manejo y mantenimiento. De esta forma, reitera, habrá un equipo de personal encargado de dichas actividades, el cual se ajustará a las medidas de prevención dictadas por las autoridades sanitarias.

El pasado 28 de marzo la Canacem se sumó a la solicitud emplazada por la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin) al presidente Andrés Manuel López Obrador, luego de que el mandatario asegurara que en la entrega de permisos para la instalación de la planta cervecera en Mexicali hubo corrupción.

En ese sentido, la Concamin reiteró a López Obrador que los empresarios son sus aliados, por lo que hizo un llamado al dialogo y a construir una visión del país que queremos y decidir juntos las vías para hacerlo realidad.

Asimismo, pidió a los poderes de la Unión y a los actores políticos a conducirse con sobriedad e inteligencia ante el reto que esta epidemia ha sembrado para México. CJG

Compartir