FOTO: CUARTOSCURO

Compartir

Redacción ejecentral

La propagación del Covid-19 en lugares como las prisiones empieza a ser una constante, lo ocurrido en Chihuahua y Guerrero es un botón de muestra, en ambos casos las autoridades penitnciarias ya se encuentran en las labores para evitar mayores contagios.


En el cereso 3 de Ciudad Juárez ayer un reo perdió la vida a causa de esta enfermedad y 10 reos más dieron positivo en la prueba diagnótico, razón por la cual ya fueron llevados a una zona especial dentro del penal.


Las autotidades de esta prisión aseguraron que todos los días se practican pruebas a los reos, por lo que descartan una propagación masiva hasta el momento. Personal de la Secretaría de Salud estatal y autotidades del penal son quienes realizan las pruebas a los internos.


Por otro lado, en Acapulco también ya se dio una muerte y cuatro posibles contagios de Covid-19, esto ocurrió en el Cereso de Ayutla. Las autoridades de este penal decidieron llevar a los infectados al hospital «Amigo del niño y la madre», ubicado sobre bulevar 1°Marzo tramo salida Ayutla- Cruz Grande.


Al visitar el nosocomio, se advirtió que no cuenta con las medidas sanitarias de prevención que establece la SSa.


Sobre la situación en Ayutla, se ha reportado que la población no ha acatado el confinamiento ni el uso de cubrebocas, además de no implementar la llamada «sana distancia» que se recomienda al salir de sus domicilios. GA

ES DE INTERÉS:

Compartir