Alejandro Alemán

Si hay algo que reconocerle a los productos fílmicos de Marvel es su habilidad para encontrar actores que se vuelven la encarnación misma de sus personajes de papel. 

Y es que no importa lo que hagan con sus carreras, Robert Downey Jr. siempre será Tony Stark (a.k.a. Iron Man), Chris Hemsworth siempre será Thor y Tom Hiddleston siempre será Loki.

La nueva serie de Marvel, Loki, estrenada esta semana en Disney Plus, es la más reciente reedición de su estrategia televisiva: tomar un arquetipo cinematográfico y adaptarlo a las necesidades del universo Marvel.

Así, WandaVision era una pesadilla con toques “Lyncheanos”, Falcon and The Winter Soldier intentó ser una cinta de espionaje de guerra, y ahora Loki es una típica película de detectives en un escenario que le debe mucho al cine de Terry Gilliam.

Luego de huir con el “teseracto” en Avengers: Infinity War (Russo Brothers, 2018), Loki (Tom Hiddleston) es capturado por la TVA (Time Variance Authority) una agencia que cuida el correcto flujo del tiempo. Loki es acusado de perturbar la línea temporal, pero antes de ser sentenciado, un agente de la TVA, Mobius (un muy solvente Owen Wilson), le propone un trato: que le ayude a capturar a un misterioso personaje que ha estado aniquilando a los agentes de la TVA.

El muy logrado diseño de producción se convierte en un personaje en sí mismo, con elementos retro futuristas que recuerdan a los mundos hyper burocráticos de cintas como Brazil (Gilliam, 1985) y 12 Monkeys (Gilliam, 1995). 

Con un ritmo que por momentos nos recuerda la hiperactividad de Rick & Morty, la gran gema de la serie es aquella que no depende de un depurado diseño por computadora: las actuaciones de Wilson y Hiddleston, quienes proyectan una gran química en pantalla.

De las tres series que Marvel ha diseñado para impulsar su canal de streaming (y sobrellevar la crisis de las salas de cine, producto de la pandemia), ésta es la que más esperanzas alberga: carece del ritmo repetitivo de WandaVision —cuyo devenir era por demás predecible—, ni de la parsimoniosa trama de The Falcon and The Winter Soldier.

En Loki, hay cierto halo de humor elegante mezclado con aventuras en el tiempo, todo esto acompañado de dos grandes actuaciones. Las posibilidades son literalmente infinitas, ya que todo indica que el tan cantado multiverso de Marvel está a la vuelta de la esquina.

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir