Compartir

Luis León

La corrupción movilizó al empresariado mexicano este fin de año. El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), a través de una misiva, convocó a sus miembros a firmar una carta compromiso para abatir los niveles de corrupción en el país, implementando procesos que permitirán tener los primeros resultados días antes de las próximas elecciones presidenciales.

Con el lema “Erradicar la corrupción también nos compete a los empresarios”, comenzó a ser difundida esta carta el 26 de diciembre en redes sociales del CCE. El documento llama a los empresarios a comprometerse con un Código de Integridad y Ética Empresarial, ante el efecto negativo que la corrupción tiene en el desarrollo económico y social de México, y dejar asentado su compromiso en el combate a este delito.

Se comprometen a implementar, en los próximos seis meses, un programa de integridad, con lineamientos del Manual en la materia, publicado por el Consejo. Para las pymes, el periodo de instalación es de un año, desde la firma.

La misiva destaca que el CCE presentará un reporte general sobre el cumplimiento de este programa anticorrupción a finales del mes de junio del próximo año, días antes de la elección presidencial el primero de julio. Las empresas que no den cabal cumplimiento a los compromisos de integridad y ética empresarial serán eliminadas de la lista de compañías comprometidas.

Coparmex cuestiona logros de Peña Nieto

En octubre, el presidente Enrique Peña Nieto y el entonces director del IMSS, Mikel Arreola, aseguraron que, como nunca antes, se crearon más de tres millones de empleos. Sin embargo, para uno de los más importantes organismos empresariales, la Coparmex, ese número ni es un logro y es insuficiente, porque apenas representa 56% de los que necesita el país.

“Las autoridades insisten en regocijarse de que, por primera vez en la historia del país, durante un sexenio se ha superado la cifra de tres millones de empleos formales creados.

Sin embargo, esto no es, para nada, un logro.” Apuntó el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos.

No sólo eso, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) calificó 2017 como un año de crecimiento magro e insuficiente, justo el lapso en el que el ahora el precandidato del PRI, José Antonio Meade, tuvo a su cargo la estrategia en el manejo de las finanzas públicas.

El organismo patronal recordó que espera que 2017 cierre con una tasa de 2.1%, cifra mucho menor a la esperada al inicio del sexenio, a pesar de que en 2013, la Secretaría de Hacienda estimó que la aprobación de las 11 reformas estructurales haría crecer al país a tasas de entre 5 y 6%. En los últimos cinco años, México ha crecido a un promedio anual de tan sólo 2.2%, señaló la Coparmex

“La visión equivocada, que debemos mantener los salarios bajos para reducir la inflación, es cortoplacista y socialmente tóxica. Esta visión supone aceptar que México continúe con niveles de pobreza inaceptables, y con un mercado interno carente de efervescencia y capacidad de consumo”, consideró el organismo. (FOTO: Moisés Pablo/Cuartoscuro)

Compartir