Compartir

Jonathan Nácar

El mes pasado fueron asesinadas 2 mil 766 personas en México, lo cual significó una disminución de 53 víctimas menos que en enero pasado, equivalente a una baja del 1.8% a nivel nacional. Pero, en cuanto a la incidencia de feminicidios en el país se registró un alza de 18 víctimas más, lo cual implicó un incremento del 24.7% de estos crímenes en el último bimestre.

De acuerdo con el reporte de la incidencia delictiva nacional que mensualmente actualiza el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en las estadísticas al corte del 29 de febrero se advierte que además de los feminicidios, los delitos que registraron despuntes en comparación con el mes inmediato anterior (enero) son los casos de violencia familiar, con mil 943 averiguaciones más que implicaron un aumento del 12.3 por ciento.

Con 26 casos más entre enero y febrero, la incidencia de extorsiones en el país creció un 3.7%; de manera generalizada la incidencia delictiva total en el primer bimestre de 2020 hubo mil 838 delitos más el mes pasado, que en porcentaje significó un aumento del 1.1 por ciento; en contraste, los índices delictivos que reflejaron decrementos a nivel nacional fueron el de trata de personas con una disminución del 25.6%; la incidencia de secuestro cayó un 13.8% con una docena de investigaciones menos; y el robo a casa habitación bajó 7.4% con 4 mil 573 menos incidencias en el mes anterior.

El comparativo del segundo mes del año con el mismo lapso de 2019 indica que la incidencia delictiva creció un 3.6%, en donde los feminicidios son la incidencia con el mayor incremento, con un alza porcentual del 35.8, al sumar 24 crímenes más entre febrero del año en curso y el mismo mes del año pasado. Otro de los delitos que también resiente un incremento al último corte estadístico es el de narcomenudeo que con mil 122 carpetas de investigación más por ese delito hubo un aumento del 20.5 por ciento.

De los 167 mil 558 delitos que las 32 fiscalías o procuradurías del país reportaron al SESNSP durante febrero pasado, equivalentes a una tasa nacional por cada 100 mil habitantes del 131.1, los estados que en febrero superaron esa tasa nacional fueron: Colima, con una tasa del 274.7; Baja California alcanzó una tasa del 228.7; Aguascalientes y la Ciudad de México se ubicaron con tasas del 221.9 y 221.3 respectivamente; mientras que el resto de las entidades con tasas superior a la nacional fueron Quintana Roo, Querétaro, Baja California Sur, Guanajuato, Morelos, México, Tabasco, Chihuahua y San Luis Potosí  y Durango con índices en el orden de entre el 217.8 y 138.6.

No obstante, la variación de la incidencia delictiva por estado en cuanto a las alzas porcentuales de la media nacional al comprar  febrero de 2020 contra enero del mismo año, se concentró en las entidades de Veracruz (15.7%); Nuevo León (15.2%); Nayarit (14.2%); en tanto Tlaxcala y la CDMX tuvieron incrementos en su incidencia del 9.6 y 7.6 por ciento cada una.

Si bien con 2 mil 766 víctimas el homicidio doloso reflejó su mayor disminución en febrero de este año desde que en abril de 2019 se registraron 2 mil 731, los estados que concentraron la mayor cantidad de muertes violentas fueron Guanajuato con 348, con una tendencia de 12 asesinatos al día durante el mes; Michoacán con 268 víctimas; 238 asesinatos ubicaron a México en la tercera posición; Chihuahua y Baja California se ubicaron con 199 y 184 víctimas respectivamente en el mes.

Por la medición de cada 100 mil habitantes, los mayores aumentos se focalizaron en Colima (8.0); Guanajuato y Michoacán con una tasa del 5.6 cada una; Chihuahua y Baja California con tasas del 5.2 y 5.1; y Zacatecas del 5.0.  

Compartir