Extinción de los dinosaurios, inminente aún sin meteorito

17 de Julio de 2024

Extinción de los dinosaurios, inminente aún sin meteorito

2-Promo-Dossier-883-Extinción-de-los-dinosaurios-inminente-aún-sin-meteorito

Para eliminar sesgos, una investigación usó un modelo computacional y 
encontró que los volcanes de la época habrían llevado a cabo la desaparición

Desde hace unos años, se habla de la caída del meteorito en Chicxulub como la causa única e indudable de la extinción de los dinosaurios. Sin embargo, entre los paleontólogos las cosas no son tan claras, pues hay una convincente hipótesis alternativa para explicar el registro fósil, según la cual las emanaciones volcánicas de la época fueron la causa principal.

Para eliminar las discusiones entre los científicos, y los sesgos que estos pudieran tener en favor de una u otra hipótesis, un equipo de investigación de la Universidad de Dartmouth sacó a los científicos humanos del debate y dejaron que las computadoras decidieran.

La investigación, publicada hoy en la revista Science, se basó en un modelo computacional para recrear las condiciones ambientales que pudieron conducir a la extinción masiva entre los períodos Cretácico y Paleógeno hasta alcanzar un escenario que coincidiera con los registros geológicos.

Sin intervención humana, el modelo determinó que, si bien un meteorito contribuyó a la debacle de los dinosaurios, los gases provenientes de las erupciones de una cadena de volcanes llamada las Trampas de Deccan, en el oeste de lo que actualmente es India, habrían sido suficientes para desencadenar la extinción.

PUEDES LEER: Dos asteroides acabaron con los dinosaurios

Las Trampas de Deccan habían estado en erupción durante unos 300 mil años antes de la caída del meteorito, después siguieron hasta casi completar el millón de años de erupciones, lo que arrojó a la atmósfera 10.4 billones de toneladas de dióxido de carbono y 9.3 billones de toneladas de azufre.

El modelo determinó que esas eran las cantidades de esos gases necesarias para producir las alteraciones del clima y del ciclo del carbono observadas en el registro geológico.

El impacto de Chicxulub no causó aumento en las emisiones de ninguno de los gases en ese momento.

Alex Cox, autor principal del estudio, señaló en un comunicado de prensa, que la quema de combustibles fósiles entre 2000 y 2023 ha bombeado alrededor de 16 mil millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera por año. Esto es 100 veces mayor que la tasa de emisión anual de las Trampas de Deccan; sin embargo, todavía se necesitarían algunos miles de años para que las emisiones actuales de dióxido de carbono igualen la cantidad total que arrojaron los antiguos volcanes, puntualizó el especialista.

SIGUE LEYENDO |

Hallan parte del asteroide que mató a los dinosaurios

Sequía destapa huellas de dinosaurios en parque de Texas

Te Recomendamos: