Fotos: projectpoder.org

Compartir

Redacción ejecentral

La organización Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (Poder, por sus siglas en inglés) señaló que desde el año 200 a la fecha Grupo México, acumula 120 infracciones federales en materia de medio ambiente. 

El más reciente desastre provocado por el corporativo de Germán Larrea fue el dederrame de 3 mil litros de ácido sulfúrico en aguas del Mar de Cortés, por una falla en una de las válvulas en la Terminal Marítima de Guaymas, Sonora.

“La de Grupo México y Germán Larrea es una historia de tragedias e impunidad. Queremos que esta forma de enriquecerse, el estilo Germán Larrea, pare para siempre. Queremos que las comunidades tengan justicia, reparación, no repetición”, indicó Poder. 

Los desastres del Grupo México

En 2006, 65 trabajadores quedaron atrapados en Pasta de Conchos por una explosión debida a la acumulación de gas metano. La mina, operada por Grupo México, tenía reportes de fallas de seguridad desde el año 2000. La empresa suspendió el rescate un año después y los cuerpos continúan sepultados.

Un año después Grupo México anunció una gran inversión, a través de Southern Copper Corporation, su subsidiaria, para extraer cobre de Tía María, una de las zonas agrícolas más importantes de Arequipa, Perú. Agricultores rechazaron el proyecto e iniciaron una huelga indefinida. En un periodo de 8 años hubo choques violentos, 4 personas fallecidas y más de 20 heridos de bala.

Ese mismo año en México, los trabajadores de tres minas administradas por el corporativo de Laura en Sombrerete, Cananea y Taxco entraron en huelga por reiterados incidentes en materia de salud y seguridad laboral.

En 2010, una ruptura en la presa de jales de la mina de plata de Bolaños, propiedad de Grupo México desde 1993, provocó que se vertieran desechos tóxicos (mercurio, plomo y arsénico) al Río Bolaños en Jalisco. Esto generó alta mortandad en peces y afectaciones a la vida de las poblaciones ribereñas.

En 2011, el gobierno regional de Tacna en Perú compila un reporte que demuestra que la empresa contaminó las aguas de Quebrada Honda con cadmio y metales pesados contenidos en su presa de jales en Toquepala.

En 2014, la empresa Buenavista del Cobre, de Grupo México, derramó 40 mil metros cúbicos de sulfato de cobre en los ríos Sonora y Bacanuchi, afectando a más de 22 mil personas. Los efectos de este derrame aún son incalculables.

En 2015, se solicitó una pena de más de 2 años para el presidente de Southern Copper Corporation, Óscar González Rocha, y el pago de 1 millón de dólares, por el delito de contaminación ambiental culposa. La empresa rebasó los límites permisibles en la emisión de partículas de arsénico y vertió agua contaminada al mar en Perú.

En mayo de 2019, la Unidad Minera San Martín, en Zacatecas, perteneciente a Grupo México, derramó 20 mil litros de sedimentos conteniendo cianuro, sulfato de cobre y sulfato de zinc en un río de la comunidad de Sombrerete, que abastece a campos agrícolas de la zona.

ES DE INTERÉS | 

Compartir