Compartir

Manuel Lino / 
LOS INTANGIBLES

El conocimiento sobre por qué algunas personas desarrollan la forma grave de la enfermedad Covid-19, y a otras la infección del virus SARS-CoV2 ni siquiera les produce síntomas, avanzó un paso más. Un grupo de investigadores encontró factores epigenéticos en los pacientes graves que no aparecieron entre quienes no desarrollaron la enfermedad. Estos factores se encuentran hasta en un 13% de los individuos. 

La epigenética se dedica al estudio de “los interruptores químicos que regulan la actividad del ADN”, explica Manel Esteller, de la Universidad de Barceló, investigador del ICREA y coautor del estudio. Esto quiere decir que un gen tiene la información de manera inerte, y son los factores epigenéticos los que determinan si se expresa activamente esa información o no.

De acuerdo con el reporte de investigación publicado en la revista EBioMedicine, se estudió a 407 personas que dieron positivo a la Covid-19 pero que no pertenecían a ninguno de los grupos de riesgo; es decir, que fueran jóvenes y no tuvieran problemas de obesidad, diabetes, hipertensión y demás comorbilidades. 

Al estudiar a detalle su material genético, los especialistas encontraron que las variaciones epigenéticas asociadas a los individuos positivos al virus que desarrollaron un Covid-19 severo, “ocurrieron principalmente en los genes asociados con una respuesta inflamatoria excesiva y en genes que reflejan un peor estado de salud general”, dijo el investigador a la agencia EurekAlert.

Así se pudo identificar una “firma epigenética” relacionada al riesgo de padecer una forma severa de Covid-19. Esta firma es compartida por el 13% de las personas, pero los investigadores consideran que si se analizan otras características de laboratorio y clínicas, se podría “predecir quién experimentará un inicio asintomático puro o una forma grave que comprometa la función respiratoria en pacientes sin comorbilidades asociadas”, concluyen. 

En su investigación, agregan que aún no es posible utilizar la extrapolación de este tipo de información para poblaciones que ya presentan un riesgo elevado al padecer Covid-19, como los pacientes mayores y aquellos con patologías previas.

Compartir