Compartir

ejecentral

El jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, sí estuvo en riesgo de morir el viernes pasado. Dicen los que saben que el error médico en el momento de intervenirlo de una arritmia, lo llevó al extremo de la vida. Una rápida intervención de los médicos del hospital ABC, que desplazaron a los doctores que llevó Mancera para que lo operaran, fue la razón que haya salido bien de una operación, como terminó, a corazón abierto, con la aorta y una aurícula perforadas. Pero así como estuvo de grave, agregan los que saben, su recuperación no ha sido sólo estupenda, como dicen los doctores, sino que se encuentra de muy buen humor y hasta es capaz de hacer bromas pesadas con algunos de sus colaboradores más cercanos que lo han visitado para cuestiones de trabajo.

Compartir