Avanza la misión de Gloria Muñoz de vincular más a los de abajo con el periodismo ético

21 de Julio de 2024

Rogelio Hernández López
Rogelio Hernández López

Avanza la misión de Gloria Muñoz de vincular más a los de abajo con el periodismo ético

rogelio hernandez

Sí es información trascendente lo que hace la reportera Gloria Muñoz Ramírez. Aparte de informar esencialmente de las causas de las y los mexicanos menos favorecidos y de combinar sus labores como editora del suplemento Hojarasca sobre poblaciones rurales, se impuso la misión más dificultosa: la de formar como periodistas a miles de personas inconformes y, de paso, presionar a que más periodistas recuperen el principio de informar con responsabilidad social. Su misión es monumental, pero le ayudará un movimiento de periodistas más éticos que, desde varios ejes de articulación, se ha desarrollado en México paulatinamente.

La reportera Gloria Muñoz Ramírez también es directora del portal Desinformémonos, periodismo de abajo que se fundó en 2009 y desde allí se iniciaron, hace 5 años, talleres de capacitación a ciudadanos en movimiento en los que se ofrecen técnicas para hacer periodismo desde abajo. Apenas en febrero de este 2023 se presentó la primera guía en su tipo para proseguir con esa capacitación: Manual de periodismo de abajo.

Su avance

Los propósitos de la reportera, de enlazar prácticamente a la ciudadanía con el periodismo responsable, más que laudables, parecerían inalcanzables. Sin embargo, si han avanzado ella y sus colegas cercanos. ¿Cuántos talleres han realizado, cuántos manuales impresos han distribuido y cuántas veces se ha “bajado” de internet? Se le preguntó:

“Se han impartido más de 100 talleres en comunidades y barrios de al menos 10 estados de México –respondió-- . Se imprimieron primero mil ejemplares y se repartieron gratuitamente en los talleres. La segunda impresión es de otros mil, se siguen distribuyendo gratis en comunidades, aunque en presentaciones tienen un costo de recuperación. Se puede bajar gratuitamente desde nuestra plataforma (Desinformémonos.org) pero también otros medios lo han puesto en sus propias páginas, por lo que no tenemos idea de la distribución digital que camina libremente”.

El manual ocupa 154 páginas, con un diseño visual muy accesible. Sus temas se explican con sencillez para la comprensión de quienes no están familiarizados con el ejercicio de las y los periodistas: Nuestras expectativas. Por y para qué / Retazos de la historia del periodismo en México / Información, medios de comunicación y periodismo / Periodismo de abajo / Los géneros periodísticos. La nota informativa / Anexos / Nuestras valoraciones / Relación de medios y organizaciones participantes en los (primeros) cuatro talleres de Periodismo de Abajo / y la Bibliografía.

Otros progresos

La misión de la reportera es una parte muy destacable de otros esfuerzos para modificar las formas tradicionales de hacer periodismo con más ética de responsabilidad social. Es todavía un movimiento, inconexo de algunos pocos periodistas veteranos y de bastantes jóvenes egresados de universidades en la mayoría de entidades de la República; es un movimiento en varios ejes de articulación.

Son cientos de colegas en medios pequeños impresos y sobre todo digitales que han cambiado los enfoques tradicionales para recoger más información sobre derechos humanos y movimiento sociales; en varios estados ya destacan como alternativos a los grandes corporativos de la prensa. Entre todos resaltan los que se han articulado en la Red de Periodistas de a Pie.

Una constancia de este progreso es que ya son varios años en que la mayoría de los trabajos periodísticos reconocidos por el Consejo Ciudadano del Premio Nacional son de esos medios digitales por sus enfoques sociales y narrativas distintas a los que aún se acostumbran en los medios convencionales.

Pero también dentro de los medios tradicionales ya aumentó la conciencia y la práctica de atender pautas éticas en el manejo de la información, aunque se topen con obstáculos. Eso lo confirmó la encuesta Worlds of Journalism en México que se presentó en septiembre en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México. “

En los hallazgos de esa encuesta: “En lo general se encontró alta valoración de la deontología y el comportamiento ético entre 486 periodistas mexicanos que laboran en todo tipo de medios: 93 por ciento de las y los entrevistados considera que la ética periodística debe estar siempre orientada por los estándares profesionales, con independencia de la situación y del criterio personal”.

Se añade que entre las respuestas se perfilaron dos modelos en el ejercicio de los encuestados: los que creen que el periodismo es el vigilante del poder y los que le conceden la función de ayudar a resolver los problemas sociales”.

Se explica que en “la primera batería de preguntas, la ética periodística se alza como el factor más influyente para al menos ocho de cada diez periodistas (82.5%), mientras que la política editorial y los jefes y superiores es influyente para seis de cada diez encuestados (61.3 % y 59.3 %, respectivamente”. Periodistas en México: Encuesta de sus perfiles demográficos, laborales y profesionales | Global Media Journal México (uanl.mx)

Para reportear a los abajo

Quienes lean el Manual de periodismo de abajo encontrarán no solo las guías para quienes desde sus movimientos sociales y ciudadanos se encaminan a informar con métodos y técnicas de esta profesión, sino que muchas de las pautas que ahí se ofrecen podrían ayudar a más periodistas a buscar y difundir esa información de los de abajo que es poco investigada por los medios de prensa que por lucrar con el periodismo deshonraron el servicio social al que deberían sentirse obligados.

En el manual se proponen algunos de los temas de esta forma de hacer periodismo de la gente en movimiento y que también deben servir a colegas que quieran reivindicar esa responsabilidad social:

1. Los problemas que vive nuestra comunidad (barrio, pueblo, fábrica, escuela, etcétera).

2. Las experiencias de autonomía que construyen otro modo de relaciones tanto en comunidades rurales como en las ciudades.

3. El medio ambiente

4. Las luchas indígenas

5. Las luchas campesinas

6. Las reivindicaciones de los trabajadores

7. El trabajo sexual

8. Violaciones a los derechos humanos

9. El cuestionamiento permanente a los partidos políticos, del color que sean.

10. La promoción de los valores no homofóbicos, no machistas, no discriminatorios.

11. Las formas organizativas de abajo

12. Las luchas que cuestionan el modelo económico del Estado.

13. El despojo a los pueblos por las empresas trasnacionales y por los gobiernos en turno.

14. La injusticia

15. La marginación y exclusión

16. El racismo

17. La migración

18. La resistencia cultural

19. La represión del Estado: presos políticos y prisiones, ataques policiacos o del ejército a los movimientos sociales, desaparición forzada.

20. Las movilizaciones sociales contra el sistema capitalista (marchas, bloqueos, plantones, etcétera).

21. Los foros y encuentros de los movimientos de abajo, en el campo y en las ciudades.

22. Las catástrofes naturales vistas desde abajo (temblores, huracanes, inundaciones, etcétera).

23.Los temas que tratan los medios comerciales, desde la mirada de abajo y de cuestionamiento al poder.

24.Lo marginal, el pueblo, los chingados por el capitalismo, los oprimidos por la clase dominante.

Las intenciones extraordinarias de la reportera Gloria Muñoz de lograr más vínculos entre ciudadanos y periodistas tienen que ser más compartidas por sus colegas. Ya bastantes coincidimos con ella en el enfoque profesional de que todos los días podemos revaluar al periodismo responsable hasta que sea mejor aceptado socialmente. Mirada de reportero.

SIGUE LEYENDO:

Cómo evitar que se nublen las perspectivas de Morena sin AMLO

Te Recomendamos: