Compartir

Redacción ejecentral
miriam

Foto: Especial

La activista tamaulipeca Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, una madre que había dedicado los últimos años de su vida a la búsqueda de desaparecidos, fue asesinada la noche del miércoles 10 de mayo –el día de las Madres- por un grupo de hombres armados que arremetió a balazos contra su casa en San Fernando, Tamaulipas.

Miriam se volvió activista dedicada a la búsqueda de desaparecidos desde el secuestro y muerte de su hija en 2014. Este 10 de mayo enfrentaba como cada día la ausencia de Karen Alejandra. Solo meses atrás había sido nombrada como representante del Colectivo de Desaparecidos

Este crimen atroz, la colocó como la activista 125 en ser ultimada en lo que va del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, de acuerdo al recuento elaborado por ejecentral.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, los agresores la llamaron por su nombre y en su vivienda la acribillaron con cerca de 12 disparos de arma de fuego. Aún así ella no se rindió. El CBDT reportó que Rodríguez Martínez falleció cuando era trasladada al hospital de San Fernando.

CBDT comunicado Miriam Rodriguez

En un comunicado, dirigido a la Organización de las Naciones Unidas y a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), la Comunidad de Búsqueda de Desaparecidos en Tamaulipas (CBDT) precisó que los hechos ocurrieron cerca de las 22:30 horas, cuando un comando llegó a la casa de la activista ubicada en las calles de la colonia Paso Real y le dispararon grandes ráfagas.

En 2014, Karen Alejandra, su hija, desapareció. Ese gran dolor llevó a Miriam a investigar por sus propios medios hasta dar con el paradero de la menor en una fosa clandestina en San Fernando. Meses después, denunció ante las autoridades a los culpables del asesinato.

En su búsqueda encontró que Karen fue secuestrada y finalmente asesinada por integrantes de Los Zetas, que dominaban entonces la región.

Tras esto, se dedicó a apoyar a las víctimas del valle de San Fernando y fue una de las impulsoras de la Comunidad Ciudadana en Búsqueda de Desaparecidos en Tamaulipas.

Miriam también sufrió un intento de secuestro de su esposo por Los Zetas, quienes lo sacaron de su negocio. El hecho no se consumó porque la activista persiguió en su auto a los delincuentes y dio aviso al Ejército, quienes capturaron a los delincuentes.

A la par de reportar el crimen, el CBDT  lanza un llamado de auxilio a la ONU y a la CIDH, ante «la incapacidad del presidente Enrique Peña Nieto y del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, para dar protección y atención a las víctimas».

Lamentó la muerte de su compañera, a quien identifica como «líder defensora de los derechos de justicia y paz de los tamaulipecos».

Fue en los últimos meses que Miriam Rodríguez se convirtió en representante de las víctimas de San Fernando, el municipio donde fueron masacrados 72 migrantes, 58 hombres y 14 mujeres, el entre el 22 y 23 de agosto de 2010, en el ejido de El Huizachal  y donde hasta ahora se han asesinado a más de dos mil personas, y otros cientos ha sido localizadas en fosas clandestinas.

En un seguimiento publicado en abril  se constata que en 52 meses de la administración Peña Nieto se han cometido 261 asesinatos contra líderes sociales:  17 sacerdotes, 125 activistas, sumando a Miriam, 83 presidentes municipales en funciones y 38 periodistas.

Cabe recordar que uno de los presuntos secuestradores, identificado como Enrique Yoel Rubio, fue detenido meses después de la denuncia de Rodríguez e ingresado al penal de Ciudad Victoria, sin embargo, el pasado mes de marzo se escapó junto a 29 reos que se fugaron por un túnel.

Sin embargo la Fiscalía de Tamaulipas descartó las versiones que vinculan el asesinato de Rodríguez con la fuga de reos de un penal estatal.

El fiscal Barrios precisó que Rodríguez había solicitado protección de la CNDH pero no de la procuraduría estatal. Detalló que la activista contaba con vigilancia de tres rondas diarias.

El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, condenó el asesinato de la activista al que calificó de «cobarde». Mediante su cuenta de twitter, el mandatario estatal envió condolencias a sus familiares.

De igual forma indicó que su gobierno no permitirá que la muerte de Miriam Rodríguez sea una estadística más. DA|EC

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir