Foto: Video captura

Compartir

Redacción ejecentral

Diego Pablo Hernández de 11 años le recriminó a la grada de un partido regional infantil los insultos que lanzaron a la árbitra del encuentro, Ana López.

En el partido entre Avilés Stadium y Deportivo Valdés de Tercera Alevín (categoría de futbol de niños en España) en Llaranés, barrio asturiano, el portero Hernández calló a la afición conformada por padres de familia.

«Callad y dejad a la árbitra tranquila de una vez», exclamó el pequeño que se encontraba en el campo.

Luego fue directo con la silbante Ana López y la apoyó con un “Lo estás haciendo bien” para que siguiera con las acciones del juego.

«Sucedió todo muy rápido. Es una experiencia difícil. Es un ejemplo para la sociedad. Desgraciadamente estas situaciones no son nuevas y se repiten cada semana por los campos de futbol», señaló en entrevista para El Comercio la jueza López.

López no pudo contenerse las lágrimas y confesó sentirse nerviosa durante su tercer encuentro como árbitra. Pero remarcó que no escuchó un grito más después de la llamada de atención del pequeño portero del Avilés.

«Es una injusticia, no entiendo qué pasa en el deporte. No sé por qué la gente se pone así delante de niños. No es la primera vez que escucho algo así, en otra ocasión escuché que ‘el futbol era solo para hombres y que no podía haber árbitras’. Eso no debe ser así», aseguró el chico Diego Pablo. JFMR

ES DE INTERÉS

En México me mataron, ya no iré allí: Gattuso

¡Al quirófano! Operan a Diego Lainez de apendicitis

Compartir