Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

“Vamos a seguir porque ustedes tienen una herramienta muy importante que es la voz. Tal vez no tengamos armas, pero nuestra arma es la voz y no tenemos que quedarnos calladas y callados”, dijo María de Jesús Patricio (Marichuy), Vocera del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) y excandidata presidencia de México, durante el conversatorio sobre la toma del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI). 

El sábado integrantes del CIG y de organizaciones sociales participaron en el conversatorio con los otomíes residentes en Ciudad de México que tienen tomadas las instalaciones del Instituto. 

Una de las participantes fue Marichuy, quien aseguró que la toma es justa porque los otomíes buscaron en varias ocasiones a las autoridades para señalarles sus demandas, pero no fueron escuchados. 

“Solo organizados es como podemos seguir caminando juntas y juntos”, dijo la vocera del CIG, quien llamó a la unidad de las comunidades indígenas en resistencia “para que no nos acaben”. 

Desde el pasado 12 de octubre la sede del INPI se encuentra tomada por indígenas otomíes, quienes denuncian que tras los sismos de 2017 fueron sacados de un predio que ocupaban en la colonia Roma y que no han sido reubicados. Acusan que se ha vulnerado su derecho a la vivienda. NR

ES DE INTERÉS |

INPI busca diálogo con otomíes que tomaron instalaciones

Indígenas otomíes toman las instalaciones del INPI

El golpe del coronavirus a las comunidades indígenas

Compartir